Archive for 28 enero 2008

TEXAS RANGERS. 2002

enero 28, 2008
En 1875, poco después de la contienda civil americana, el territorio de Texas (o al menos gran parte de él) está tomado por los bandidos y fascinerosos.
Sólamente los Rangers de Texas, un pequeño grupo formado por un antiguo hombre de la Ley cuya familia fue asesinada por bandidos, puede hacerles frente. Pero son pocos y muchos son casi niños, siendo inexpertos en el manejo de las armas y el lazo. Será difícil conseguir que se comporten como profesionales, pero con el tiempo y a través de duras batallas, lo conseguirán.

Simpático western, dirigido con eficacia paro no imaginativamente, por Steve Miner, un director majete que suele hacer pelis amenas y no demasiado buenas que digamos. Y si digo que es simpática no es porque haya mucho humor (que no lo hay) sino porque sólo pretende hacer pasar un buen rato y lo consigue de sobra.
Está competentemente rodada, con grandes dosis de acción (demasiados muertos, quizás) y presteza en el montaje.

Los personajes son de tebeo, con un malo malísimo y diálogos donde se alternan interesantes disquisiciones sobre la justicia y la venganza, a menudo confundiéndose, el honor, la traición, el bien y el mal, con otros más chabacanos y “peliculeros” dicho esto en el sentido menos realista y más de cómic.
Acaba gustando y resulta la mar de entretenida. Aunque, eso sí, creo que fracasó en las pantallas españolas pues la vimos los incondicionales al western.
Los principales protagonistas son actores jóvenes que no han acabado de cuajar en el cine…todavía, aunque tengan familla (James Van Der Beek , Rachael Leigh Cook, Ashton Kutcher, Kyle McDermott…)

Anuncios

EL HIJO DE LA PRADERA (Tumbleweeds). 1925

enero 25, 2008
Un vaquero, acostumbrado a ir solo por la vida sin más techo que el cielo y más casa que las verdes praderas, conoce a una chica y se enamora. Así, decide luchar por conseguir un terreno donde vivir junto a ella. Para conseguirlo deberá tomar parte en una loca carrera hasta alcanzar la tierra prometida.

El mejor film del singular actor William S. Hart, que comenzó en el teatro representando nada menos que obras de Shakespeare. Ya con 44 años empezó a interpretar a cowboys en el cine y lo hizo bien por su manejo con el caballo.
Este film es una gran película, ágilmente dirigida por el propio Hart y King Baggot, el mejor western de la época muda, un canto a los pioneros del oeste, resaltando sus valores humanos, sus ganas de comenzar una nueva vida.

Las escenas de la carrera hacia su sueño son espectaculares, muy bien rodadas, con brío.
El resto se ve de forma placentera, no cansándose el espectador en ningún momento. Excelente fotografía, naturalmente en blanco y negro.

A William S. Hart le acompañan en este singular western Bárbara Bedford, Lucien Littlefield, y/o J. Gordon Russell.

Leer critica de El hijo de la pradera en Muchocine.net

COLD MOUNTAIN. 2003

enero 22, 2008
Could Mountain es un pequeño pero precioso lugar del Sur de los Estados Unidos.
Todo el mundo está allí muy unido. Un día llega al lugar un nuevo pastor con su hija, una preciosa mujer.
Se enamora y es correspondido por un joven apuesto y trabajador.
El apenas habla pues no se le da bien.
Cuando están a punto de llegar a más, él debe ir a la Guerra que se ha producido entre el Norte y el Sur.
Antes de irse, ella le regala un libro y una fotografía suya. Siempre la llevará con él.
Herido en la guerra desertará para regresar junto a ella, quien está pasando penurias económicas a causa de la maldita guerra.

Usted me dijo que al cabo de unos días a penas recordaría su nombre. Oh, Inman, han pasado más de tres años y aún recuerdo su nombre“.

Hermoso e inclemente film antibelicista enmarcado en tiempos de la guerra de Secesión norteamericana, aunque bien podría haber ocurrido en cualquier otro lugar y tiempo.
Renée Zellweger se enamoró del libro de Charles Frazier pues había muchísimos mimbres para realizar una estupenda película y hace suyo un papel bombón…por añadidura. Y Anthony Minghella así lo ha hecho.
Dirigida con mano maestra, con una espectacular puesta en escena gracias a unas bellísimas composiciones con gran profundidad de campo, una soberbia fotografía que resalta los agrestes lugares de Rumanía donde se rodaron las tomas exteriores (la mayor parte), y unas brillantes interpretaciones, especialmente intensas las de Jude Law y Renee Zellweger, sin olvidar a Nicole Kidman.

El film camina con mano firme en todo momento, parándose cuando se tiene que parar y siendo intensa y ágil cuando la situación lo requiere. Así, se podría pensar que tiene un ritmo irregular, pero no es cierto.
Tiene el ritmo que los diversos acontecimientos que le ocurren al protagonista piden e incluso exigen. Y si es larga, que es mayor defecto que se le puede encontrar, es porque se narra el largo y difícil viaje de un ser hamano hasta llegar a casa, y eso requiere de tiempo para contarlo.
“Cold Mountain” es un excelente western con elementos de diversos géneros dentro de él, que recuerda no poco a la gesta del héroe Ulises en su viaje a su querida Itaca, donde le espera su adorada Penélope.

Además de todo ello se agradece la gran cantidad de excelentes actores/actrices que intervienen en el film, incluso en muy pequeños papeles.
“Cold Mountain” es un placer para los ojos además de los oídos pues hay diálogos preciosos de gran lirismo, aunque se alternen con la brutalidad y crueldad de la guerra, de cualquier guerra (en este sentido es especialmente significativo el episodio de Nathalie Portman).
Un excelente film que no deja de ser un impresionante relato que deja honda huella.

HOMBRE SILENCIOSO, EL (Silent man, the). 1917

enero 19, 2008
Un honrado minero llega a un pueblo dispuesto a registrar la buena mina de oro que ha encontrado. Sin embargo un malencarado y su joven esposa le engañan y roban todo el oro y el papel donde viene todo lo relacionado a la mina. Cuando recobra el sentido se encuentra sin nada. Pero se vengará poco a poco.

Film del oeste del cine mudo de medio metraje (algo más de una hora), rodado por William S. Hart, un pionero en el cine del oeste y verdadero héroe del far west, con honestidad a la manera de aquéllos tiempos.

El personaje principal es un buen hombre que se ve obligado a actuar cuando ve que nada tiene por la codicia ajena (años más tarde este tipo de personaje lo retomaría con éxito James Stewart).
No es nada del otro mundo esta película, pero no aburre y hay buenas escenas de acción.

Merece la pena por varias razones, como entretenimiento, como cine histórico en cierta forma, no en vano se ven cómo eran en realidad las gentes del far west, siendo por ello mucho más realisa que los clásicos westerns que cimentaron el género rey y por ver a William S. Hart, que abrió el camino a futuros cineastas, tanto delante como detrás de la pantalla.

En este film acompañan a Hart, Vola Vale, Robert McKim, y/o George Nichols.

A continuación, imágenes en YouTube de diversos films de William S. Hart.

Leer critica de El hombre silencioso en Muchocine.net

OPEN RANGE. 2003

enero 15, 2008
Cuatro vaqueros dirigen su rebaño por los verdes pastos de un extenso valle.
El jefe le dice a uno de ellos que se dirija al pueblo más cercano a por provisiones.
Como tarda en llegar van a buscarle.
Al llegar al pueblo comprueban que ha sido atacado por algunos lugareños y está en la cárcel. Ha sido brutalmente atacado.
Le sacan de la cárcel y le llevan al campamento, pero el jerifalte del lugar les dice que no pasen con su rebaño por el pueblo.
Esto no gusta a los dos vaqueros más maduros, quienes decidirán defenderse mediante el empleo de la violencia.

Buen western, con sabor clásico.
Kevin Costner, tras años de fracasos (muchas veces inmerecidos) logra, como director, un éxito tanto crítico como comercial. Algo de lo que me alegro especialmente. Sobre todo por ser un western, género que me gusta especialmente.
Muy bien dirigido e interpretado (con un magnifico Robert Duvall), el film se degusta como un buen manjar, en su parte final demasiado violento, sí, pero lleno de calidad. La soberbia fotografía y una bonita banda sonora, ayudan a considerar a este bello film como una bocanada de aire fresco al género cinematográfico por excelencia.

En su debe, quizás sea demasiado largo su final, pero eso es algo subjetivo.
Además del propio Costner y de Robert Duvall, están en el buen reparto, Annette Bening, en un papel delicioso, Michael Gambon, con un malo de altura, y/o Michael Jeter (en su último papel, pues falleció poco después de terminar el rodaje), Diego Luna…

ANNIE OAKLEY. 1935

enero 12, 2008
Biografía de Annie Oakley, una famosa tiradora del siglo XIX y sus amores con su mayor rival.

Buena película, muy bien dirigida por el maestro George Stevens, autor de un buen número de estupendos trabajos, que sirvió para encumbrar a la gran Barbara Stanwyck, una actriz de rompa y rasga que todavía no ha encontrado sustituta (y es que, en realidad, jamás habrá una actriz con su personalidad y calidad interpretativa).
Es intensa la narración, alejada del biopic de nuestros días.

Buena realización y ambientación.
Recomendable, aunque es posible que ahora resulte para las nuevas generaciones un tanto ajada, pero no por ello deja de ser una buen apreciable y muy entretenida película.
Barbara Stanwyck está acompañada por Preston Foster, Melvyn Douglas y/ Moroni Olsen, entre otro/as fabulosos intérpretes de la época.

DESAPARICIONES (Missing, the) 2003

enero 9, 2008
La hija mayor de una mujer que se gana la vida como curandera, es secuestrada por un grupo de indios apaches y algunos hombre blancos.
Han raptado a un grupo de mujeres blancas y alguna india para venderlas en México.
El padre de la curandera, un hombre blanco que abandonó a su familia hace muchos años para irse a vivir con los chiricaguas, seguirá su pista para tratar de rescatarla.

Esta película puede decirse sin faltar a la verdad que no es buena. Eso es cierto. Tiene evidentes fallos como una gran irregularidad en el ritmo, un empleo de la música repetitiva, un manejo de la cámara con insistentes y gratuitas, amén de poco efectivas tomas aéreas, y sobre todo un excesivo metraje para lo que cuenta.
Todo eso es cierto, pero no es menos cierto que no resulta burda, sino digna, que no es aburrida sino entretenida, y posee elementos cinematográficos positivos como la excelente fotografía que realzan bellísimos paisajes, y unas interpretaciones de Tommy Lee Jones, Cate Blanchet y la niña pequeña, bastante buenas.
Lo que ocurre es que le tenían ganas a Ron Howard pues éste, creyéndose un Dios tras ganar el Oscar de Hollywood al mejor director por “Una mente maravillosa”, llevó su película al reciente festival de Berlín pensando que era la repera. Y claro, una cosa es lo que sus colegas de Hollywood piensan y otra es lo que merece.
Pero eso es otra historia, pues “Desapariciones”, evidentemente, no mereció ningún premio en Berlín, pero tampoco el general varapalo que se llevó. No es una película para llevarla al festival, pero mucho peores cosas se han visto por allí y casi nadie ha dicho nada.

Por otro lado es completamente injusta la insistencia de los críticos de todo el mundo en comparar esta cinta con “Centauros del desierto”, de John Ford, sólo por tener puntos en contacto en cuanto a la historia se refiere. Solamente comparar cualquier película actual, sea cual sea, con las de John Ford, demuestra una mala lecha impresionante, pues la comparación no solamente es odiosa, sino ridícula y de mala fe.
Ford, desgraciadamente, al igual que Hawks, Daves o Sturges, por citar algunos pocos ejemplos que hicieron en vida maravillosos westerns, hace tiempo que están criando malvas y hay que dejarles en paz. Dejemos a los vivos que hagan lo que puedan y no los critiquemos porque no lleguen a las suelas de sus zapatos. Ni siquiera Clint Eastwood en sus películas del Oeste (si descontamos “Sin perdón” y quizás, ni siquiera ella) les hace sombra.
En fin, que “Desapariciones” es un muy digno western, muy mejorable, sí, pero disfrutable, sobre todo para los amantes del western.

DESIERTO PINTADO, EL (Painted desert, the). 1931

enero 6, 2008
Dos hombres, ya adultos, amigos desde hace muchos años, pero cada uno de ellos con mucho carácter, se encuentran en pleno desierto, dentro de una carreta abandonada, un bebé.
Se trata de un chico y cada uno de ellos dice que lo ha encontrado primero y es su padre. Discutirán y, al final, uno se quedará como amo de la tierra donde lo encontraron, que es la única que tiene agua para el ganado, y el otro se llevará al pequeño.
Pasados los años, el chico se ha hecho un hombre, y es un buen muchacho. Como quiera que desea que los antiguos amigos recuperen la amistad, intentará ganarse una estratagema para ello. Pero no será fácil pues el odio se ha enconado en los dos hombres, tercos como mulas.

Western francamente entretenido, meritoriamente dirigido por Howard Higgin. Y lo digo con sorpresa pues estaba seguro que resultaría un poco rollo dados los años transcurridos desde su realización, nada menos que setenta y cuatro.
Pero está bien dirigida y, además, contó con un presupuesto, escaso para lo que se estila hoy en día, pero muy bien aprovechado, con escenas de acción bien resueltas en su espectacularidad y realismo (las explosiones en la mina, los carros corriendo por el desfiladero…).

Clark Gable tuvo aquí su primera oportunidad en el cine hablado, pues en el mudo ya había hecho sus pinitos. Gustó por sus rudas maneras y su apostura. Y a partir de ahí, y sobre todo por el Óscar conseguido tres años después, a la fama para siempre.
Pero la película está protagonizada por un verdadero mito, William Boyd, acompañado por Helen Twelvetrees, William Farnum, J. Farrell MacDonald y Charles Sellon entre otro/as.

ALAMO, EL. 2004

enero 4, 2008
El Alamo, una edificación religiosa de los españoles católicos, va a ser, de un momento a otro, asaltada por el Ejército del General mejicano Santa Ana.
Un puñado de valientes defenderá con su vida la fortificación, pues el grueso del Ejército a cargo del general Sam Houston, no acaba de llegar.

Deslucido film, dirigido por John Lee Hancock, que aborda los acontecimientos del Alamo por el Ejército mejicano del general López de Santa Anna.
Podría haberse hecho una obra importante, pero el propio título de la película “El Alamo, la leyenda” lo dice todo.
Está abordada desde la leyenda, no desde la realidad. Y ahí está su mayor defecto pues ya se sabe que cuando la leyenda supera la realidad debe ser para magnificarla, para engrandecerla. Y aquí ocurre lo contrario.
La toma del Alamo estuvo lleno de epicidad, muchos hombres murieron luchando por lo que consideraron justo. Y esta cinta la épica prácticamente ni aparece. Casi todas sus escenas son tópicas y hasta rutinarias. Todo tiene un regusto de “dejà vu” que, aunque no molesta y hace pasar el rato, le aboca hacia el olvido más absoluto pasados unos pocos días.
Tan sólo hay un par de escenas afortunadas, como el delirio de Jim Bowie cuando cree ver a su esposa muerta mientras suena una preciosa música o cuando David Crocket toca el violín para apaciguar al enemigo. El resto, lo de siempre.
También tiene alguna cosa positiva y que es de agradecer, como que los personajes mejicanos hablen el español y no en inglés. No suele suceder esto con frecuencia.

Pero en resumidas cuentas, se trata de una película demasiado larga para lo que se cuenta, que se toma mucho tiempo para la última y definitiva batalla y que, cuando esta ocurre, no es nada del otro jueves, amén de cortita. Casi tiene más importancia la batalla final entre las tropas de Sam Houston y las de Santa Anna (la famosa y decisiva batalla de San Jacinto, ya llevada al cine en 1956 por Byron Haskin y con el entrañable Joel McCrea, bajo el título “Libertad o muerte”) que las del propio El Alamo. Creo que con ello está todo dicho.
Bonita música y buena fotografía.
Componen el reparto Billy Bob Thorton, Dennis Quaid, Jason Patric, Patrick Wilson, Emilio Echevarría y nuestro Jordi Mollá.

Leer critica de El Alamo en Muchocine.net

ASESINATO DE JESSE JAMES POR EL COBARDE BOB FORD (The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford ) 2007

enero 1, 2008
Wester que se adentra en la vida más conocida pero también en lo más privado de Jesse James, uno de los forajidos más conocidos de la historia de los Estados Unidos. Las personas en quien podía confiar, la lucha entre él y sus perseguidores.
Pues un western que no está realizado ni narrado al uso, esto es, de la forma de las películas del oeste clásicas, con tiros, persecuciones, peleas y siempre un ritmo ágil y unas situaciones entretenidas y agradables de ver.
Aquí todo es algo distante, con ritmo lento, que no pausado, con pocas palabras pero también poco ruido, poca acción y mucha comtemplación.
Es cierto que está bien hecha.
Bellos paisajes, con una bonita fotografía, interpretaciones interesantes (Brad Pitt, ganador en Venecia, el ahora rompedor Casey Affleck, el siempre seguro Sam Rocwell, pero la realización de Andrew Dominik es por así decirlo original, pero no demasiado afortunada, al menos desde el punto de vista del mero espectáculo.

Es, por si fuera poco, demasiado larga y se hace algo pesada.
Pero no es mala película, solo un extraño westen, completamente atípico, que muy bien pudiera no gustar a la mayoría de los amantes del genuino género.


Leer critica de El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford en Muchocine.net