DESAPARICIONES (Missing, the) 2003

La hija mayor de una mujer que se gana la vida como curandera, es secuestrada por un grupo de indios apaches y algunos hombre blancos.
Han raptado a un grupo de mujeres blancas y alguna india para venderlas en México.
El padre de la curandera, un hombre blanco que abandonó a su familia hace muchos años para irse a vivir con los chiricaguas, seguirá su pista para tratar de rescatarla.

Esta película puede decirse sin faltar a la verdad que no es buena. Eso es cierto. Tiene evidentes fallos como una gran irregularidad en el ritmo, un empleo de la música repetitiva, un manejo de la cámara con insistentes y gratuitas, amén de poco efectivas tomas aéreas, y sobre todo un excesivo metraje para lo que cuenta.
Todo eso es cierto, pero no es menos cierto que no resulta burda, sino digna, que no es aburrida sino entretenida, y posee elementos cinematográficos positivos como la excelente fotografía que realzan bellísimos paisajes, y unas interpretaciones de Tommy Lee Jones, Cate Blanchet y la niña pequeña, bastante buenas.
Lo que ocurre es que le tenían ganas a Ron Howard pues éste, creyéndose un Dios tras ganar el Oscar de Hollywood al mejor director por “Una mente maravillosa”, llevó su película al reciente festival de Berlín pensando que era la repera. Y claro, una cosa es lo que sus colegas de Hollywood piensan y otra es lo que merece.
Pero eso es otra historia, pues “Desapariciones”, evidentemente, no mereció ningún premio en Berlín, pero tampoco el general varapalo que se llevó. No es una película para llevarla al festival, pero mucho peores cosas se han visto por allí y casi nadie ha dicho nada.

Por otro lado es completamente injusta la insistencia de los críticos de todo el mundo en comparar esta cinta con “Centauros del desierto”, de John Ford, sólo por tener puntos en contacto en cuanto a la historia se refiere. Solamente comparar cualquier película actual, sea cual sea, con las de John Ford, demuestra una mala lecha impresionante, pues la comparación no solamente es odiosa, sino ridícula y de mala fe.
Ford, desgraciadamente, al igual que Hawks, Daves o Sturges, por citar algunos pocos ejemplos que hicieron en vida maravillosos westerns, hace tiempo que están criando malvas y hay que dejarles en paz. Dejemos a los vivos que hagan lo que puedan y no los critiquemos porque no lleguen a las suelas de sus zapatos. Ni siquiera Clint Eastwood en sus películas del Oeste (si descontamos “Sin perdón” y quizás, ni siquiera ella) les hace sombra.
En fin, que “Desapariciones” es un muy digno western, muy mejorable, sí, pero disfrutable, sobre todo para los amantes del western.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: