Archive for 25 septiembre 2008

WANDA NEVADA. 1979

septiembre 25, 2008
Wanda Nevada es una jovencita de casi catorce años, aunque está bastante desarrollada para su edad.
Un día, aparece en el bar donde juega todas las noches el hombre con el que vive, aunque no convive, un desconocido. Este, llega un punto de la partida, que juega todo el dinero ganado hasta la fecha contra la chica. Gana y, después de matar al hombre que a su vez intenta asesinarle, se va con la chica a buscar oro al gran Cañón del Colorado.

Entretenida cinta, dirigida por su propio protagonista, Peter Fonda, que no tiene dos dedos de frente, tal vez por ello su estrepitoso fracaso comercial.
Sin embargo no es nada desdeñable, pues tiene suficientes “susedidos” como para hacer pasar el rato.
Es extraña, y en su parte final, totalmente pasada de rosca, pero en conjunto no está nada mal, pues no aburre y mantiene el interés, lo cual es positivo.


Excelente fotografía y buena banda sonora. Bellos paisajes. Y unos intérpretes buenos, aunque con pers0najes de dar a comer a parte: Peter Fonda, Luke Askew, Henry Fonda, Fiona Lewis…y la arrebatadora belleza de Brooke Shields, que entonces estaba para comérsela enterita.

Un western moderno atípico, original en cierto sentido, aunque no convincente, que tiene sus cosas positivas y no dede desdeñarse alegremente.
Para curiosos.

Leer critica Wanda nevada en Muchocine.net

EL TEJANO AFORTUNADO (Lucky Texan, the). 1933

septiembre 21, 2008
Un apuesto forastero llega a un pequeño rancho, donde vive un viejo bonachón.
Se le presenta como el hijo de un viejo amigo suyo, quien le pidió que le visitara y aprendiera todo lo que sabe de reses, etc.
Hacen buenas migas pues el muchacho es honesto y fuerte.
Un día, por casualidad, descubren una veta de oro en un riachuelo a las afueras de la ciudad.
Cada día sacan unas cuantas pepitas y lo cambian por dinero en la ciudad.
Esto hace que la codicia de unos cuantos aflore e intenten apoderarse de la veta y el rancho del viejo.


Entretenido western menor, que sigue los mismos senderos que, por ejemplo, “Randy Cabalga solo“, de la que he hablado recientemente. También es de la productora Lone Star y discurre parecido, con semejantes elementos, aunque esta vez, creo yo, es más afortunada.
Está bien acabada y contiene numerosas escenas donde el humor se impone a la acción del puro western…que tampoco falta.
Tiene imaginación en algunos momentos, como por ejemplo cuando el protagonista debe seguir al hijo del sheriff (véase la secuencia de youtube, y obsérvese con atención al extra que luce una bonita calva, por lo que se nota fácilmente que no era John Wayne precisamente), que ha huído de la justicia. La forma en la que lo hace denota que los guionistas se han escurrido el seso (que no el sexo, aunque quizás también…).

Además, hay algún momento muy simpático, como cuando los malos pretenden robar al viejo la cantimplora donde ha escondido muchas pepitas de oro. Dicha cantimplora la lleva un burro, y este se defiende a coces y siguiendo a los malos pretendiéndoles morder, si es necesario. La verdad es que hace gracia.
De buen ritmo y sin tantas persecuciones a caballo como en “Randy cabalga solo”, tiene menos violencia y acción, pero es más disfrutable dada jocosidad del producto final.
Deja buen sabor de boca, anque, repito, no se debe considerar un buen western, pero es que era de serie, y tampoco se le debía pedir más.

TOM HORN, 1980

septiembre 15, 2008

Tom Horn es una leyenda viva, se dice que fue quien capturó al famoso jefe apache Gerónimo y que trabajando para la famosa agencia de detectives Pinkerton, abatió a 17 hombres.
Pero estamos en 1901, la vida salvaje del lejano oeste ya no existe, y Horn llega a Hagerville, en Wyoming a la búsqueda de un trabajo acorde con su capacidad como cowboy y tirador.
Un grupo de rancheros, atraídos por su fama, decide contratarle para que acabe con los ladrones de ganado.La eficacia de Horn es muy grande, lo que provoca los celos del sheriff local logrando aunar a los rancheros en su contra.
Sólo la maestra del pueblo, Glendolene, le comprende y sabe que Horn no busca quitarle el trabajo a nadie.
Cuando muere un muchacho de quince años las cosas se complican enormemente para Horn.

Interesante aunque algo fallido película, donde se narran los últimos tiempos de Tom Horn, un personaje verídico del famoso oeste y principios del siglo XX.
Fue este hombre muchas cosas, vigía del Ejército de los Estados Unidos en sus correrías contra los indios aunque tomara partido por ellos, pistolero, hombre de la Ley…
Al final acabó siendo una pequeña leyenda.
Todo esto no queda perfectamente reflejado en este film, pero se aprecian constantes de su vida, como su rebeldía a los convencionalismos, al Orden mal establecido, hacia las injusticias para con los menos favorecidos.


Podría haber estado mejor, pero resulta un tanto apagada, incluso triste. Quizás es lo que pretendío su director, William Wiard, autor de algún título afortunado, al intentar explicar de forma crepuscular el final de un gran hombre que no pudo contra todo pero al menos lo intentó.
A mi modo de ver fue superior la miniserie televisiva con David Carradine como Horn y el gran y siempre magnífico Richard Widmark como su fiel compañero en tantas y tantas aventuras.
Loable interpretación de Steve Mc Queen, que ese mismo año moriría aquejado de cáncer, perfecta ambientación reflejando un mundo a punto de desaparecer, y un buen puñado de ilustres “secundarios “(Richar Farnsworth, Billy Green Bush, Slim Pickens, Elisha Cook Jr., Roy Jenson, Geoffre Lewis), que dan realce al producto.

Leer critica Tom horn en Muchocine.net

RANDY CABALGA SOLO (Randy rides alone). 1934

septiembre 12, 2008

Un forastero llamado Randy, llega a una taberna para ver al dueño y se encuentra con tres cadáveres, uno de ellos el del hombre a quien quería ver.
La Ley llega en esos momentos y le encierran en la cárcel al creer que es el asesino, aunque por los hechos creen que lo hizo con una banda.
En efecto, una banda ha sido la causante, y está comandada por un aparentemente buen hombre, a quien apodan “Matt, el mudo”, pues no puede hablar y se comunica escribiendo notas. Pero esto es lo que todos conocen de él, ya que, cuando está con sus hombres se transforma completamente y puede hablar.
La sobrina del dueño de la taberna ayudará a Randy a escapar de la cárcel y él comenzará a esclarecer el asunto.

Uno de los filmes que a principios de los años treinta protagonizara John Wayne, a cargo de Lone Star producciones.
Eran filmes de corta duración, no llegaban a la hora, y que se caracterizaban por contar con poco presupuesto y no demasiadas ambiciones.
Los resultados, como en este caso, eran discretos pero sirvieron para dar a conocer a Wayne, popularizar el western y hacer pasar un rato ameno al espectador.
Aquí se vuelve a conseguir, no en vano la trama es, como siempre en estos casos, facilona y los minutos pasan mansamente, sin apenas imaginación y más bien pocos diálogos. Y es que, su director Harry L. Fraser, con todos mis respetos, es un ilustre desconocido, aunque quizás en aquellos ya muy lejanos años era alguien en este tipo de productos.

Lo que prima es la acción, que no es desenfrenada, pero hay muchas, demasiadas diría yo, persecuciones a caballo, donde destacan los profesionalísimos especialistas como uno de los principales protagonistas, Yakima Canutt, luego director de ellos y estimable director de segunda unidad (dirigió nada menos que la famosísima carrera de cuádrigas de “Ben-Hur”.
Por lo demás, poca cosa, todo en plan modesto y tranquilidad en la narración, anque el final, la trampa que le pone el protagonista al malo, tiene su encanto y bastante retranca.

Leer critica Randy cabalga solo (Randy rides alone) en Muchocine.net

3:10 TO YUMA. 2007

septiembre 9, 2008
Un ranchero que se las está pasando canutas y está a punto de perderlo todo, se presenta voluntario, por doscientos dólares, para llevar a un peligrosísimo criminal a la estación de tren, donde el reo partirá hacia Yuma, para que le cuelguen por el cuello.
Pero el viaje será largo, duro y sangriento, al seguirle de cerca la banda del asesino y ladrón de diligencias.

Buen remake del célebre clásico (como todos los clásicos, vaya) del “Tren de las 3 y diez para Yuma”, western de 1957, dirigida por el simpático Delmer Daves, a quien tantos buenos filmes le debemos.
Aquí no alcanza el lirismo ni la fuerza psicológica de aquélla, siendo mucho más física y violenta, al estilo del cine que se hace hoy en día, con más impacto visual y menos intento de forzar la mente del espectador, que suele estar para otras cosas (me incluyo, a veces).
Esto último no lo digo como algo negativo, ya que, como sabía desde hace tiempo que estrenarían este film, aunque mucho antes pues se ha demorado demasiado, no sé porqué razón, pues me vi la primera para más tarde compararlas.

Sale ganando la de Daves, por supuesto, pero esta se degusta pues es muy diferente. Si no en su espíritu (en esto discrepo de mi hermano Iñaki), sí en lo que se refiere a su desarrollo, muy distinto, con varios nuevos personajes y un final que se le parece como un huevo a una castaña (y peor, el de Heflin y Ford era magnífico y ponía los pelos como escarpias, con la lluvia cayendo por fin a la seca y ya casi tierra).
Pero esta última es bonita, muy entretenida, vistosa y está bien realizada por James Mangold, con estupenda banda sonora y estupenda fotografía, así como un ejemplar trabajo interpretativo de Christian Bale, perfecto en su difícil rol, luchando contra los elementos, los malos y contra sí mismo, o al menos contra lo que todo ser humano tiene de oscuro.
Merece la pena, aunque no pasará a la historia del western, creo.

Leer critica El tren de las 3:10 en Muchocine.net

EL FORAJIDO (Outlaw, the). 1943

septiembre 5, 2008

Billy el Niño y Doc Holliday huyen del agente del orden, y anteriormente amigo, Pat Garret.
Los forajidos llevan a la mestiza Río como compañera de viaje y chica de Bill.
Pasan mucho tiempo peleando: cuando no es por los caballos es por Río.
Billy consigue pasar mucho tiempo a solas con Río, pero son constantemente perseguidos por el Sheriff y sorprendidos por los indios.

Película dirigida por el magnate Howard Hughes, a mayor gloria de su entonces amante Jane Russell.
Podría haberse esperado un híbrido donde sólo destacase la protagonista, sin embargo la película tiene entidad.
Hughes la dotó (suponemos que conscientemente) de una sensualidad digno de elogio, donde lo sexual quedaba implícito en muchas secuencias, sin que se viera nada obsceno (como muestra baste el botón del fotograma con una Jane Russell espléndida de belleza).

No hacía falta, pues la buena realización (o al menos muy meritoria viniendo de un hombre de negocios), consigue que, a través de miradas, gestos y objetos, la pasión y el deseo se manifiesten convenientemente.
Buenas interpretaciones, con mención especial para los siempre brillantes Thomas Mitchell (inolvidable doc borrachín de “La Diligencia”, y Walter Huston (padre del gran realizador John)).
En resumen, un buen western, atípico por sus encendidos elementos eróticos y por su clímax envolvente y algo agobiante en ciertos momentos, pero interesante y ameno.

Leer critica El forajido (The Outlaw) en Muchocine.net

EL VALLE DE LA FURIA (Mountain Men, the). 1980

septiembre 2, 2008



Las Montañas Rocosas forman una barrera natural entre las tierras del Pacífico y las ciudades costeras del Este.
En esos territorios viven tribus de pieles rojas, además de cazadores y tramperos.
Entre los cazadores se encuentran Bill Tyler y Frapp, que un día son atacados por un grupo de indios Pies Negros y su jefe Águila Poderosa.

Entretenidísimo film de aventuras, dirigido por mano férrea por Richard Lang, enmarcadas en el far west, con espectaculares paisajes, soberbia dirección en las tomas de luchas entre indios y tramperos, con una violencia exacerbada que choca al espectador (incluso hay alguna cabeza cortada a golpe de hachazos que deja a uno/a atónito y un poquito aterrado, de verdad). Y es que uno está acostumbrado a ver en los westerns que los indios corten las cabelleras a otros indios y, sobre todo, a los rostros pálidos, ¡pero que le corten la cabeza enterita!. Muy fuerte. Todavía me dura el shock.
La crítica nunca ha dicho que sea una buena película, más bien pasable y poco más, pero a mí me gustó muchísimo. Supuso un soplo de aire fresco en aquél momento en el que el Western estaba casi muerto.

Charlton Heston en plena forma, pese a su edad, acompañado de otro viejo ilustre todavía en forma para dar el matarile a unos cuantos pieles rojas deseosos de sangre y cabelleras: Brian Keith.
La verdad es que verla en pantalla grande es todo un espectáculo, un placer para la vista, amén de ser muy amena. O por lo menos eso me pareció cuando la vi el cine, sin esperar gran cosa de ella pues entramos sin haber leido ni oido nada, hace ya años junto a mi hermano Iñaki.
Repito, quizás no sea tan buena como me pareció en un principio, ya que a comienzos de este año 2008 la volví a ver por televisión y, en efecto, me pareció que era un poquito contemplativa en algunos momentos y algo lenta por tanto, pero es que no es lo mismo ver este tipo de films por televisión que en cine, claro.

Leer critica El valle de la furia (The Mountain Men) en Muchocine.net