Archive for 29 octubre 2008

CACTUS JACK (Villain, The). 1979. Calificación media de los bloggeros: 5

octubre 29, 2008
Un fuera de la ley patosísimo y fantasma, pero taimado, es seguido por un sheriff tan fuerte como un toro, pero más bien corto.
Una bellísima mujer pretende cazar a este hombre, pero él no se entera de nada.

Una chorrada (con perdón) como una casa de grande.
Está realizada como si fuesen dibujos animados al estilo del Correcaminos, es decir: gags de estilo puramente visual, con golpazos contra paredes o cualquier superficie dura y/o caídas para espachurrar a cualquiera, y que por mucho daño que se hagan no mueren ni a tiros, aunque se queden hechos trizas.
Pretende hacer reir, y es cierto que al comienzo, viendo a actorazos serios como al gran Kirk Douglas, hace gracia, pero al cabo de un cuarto de hora, ya empieza a cansar, no en vano te das cuenta de que es una bobada al fin y al cabo (bueno, hablo por mí).
Está dirigida por Hal Needham, no olvidemos realizador de éxitos como “Los locos de Cannoball“, también con un humor que en Los Estados Unidos está bendecido por el público, pero que aquí, por estos lares, se nos indigesta un poco, en ocasiones.

La peli, tiene un reparto, eso sí, competente, con Douglas a la cabeza, acompañado por un incipiente Arnold Schwarzenegger, que en efecto no hace mal su papel de tío cachas pero más corto que la pilila de un virus, y que por ello desquicia a la buena (buenísima diría yo) de Ann Margret, aquí todavía preciosa. Y junto a ellos gente tan competente y habitual de los buenos y serios westerns (no como este, en efecto), Jack Elam y Strother Martin (aunque sí, Elam ha hizo el bobo en algunos westerns de, por ejemplo, Burt Kennedy).
La verdad es que, en mi opinión, no merece mucho la pena, aunque para fans de Arnold, por ejemplo, que no la hayan visto todavía…

Leer critica Cactus jack en Muchocine.net

DESESPERADOS, LOS (Desperadoes, the). 1943. Calificación de los bloggeros: 7,75

octubre 26, 2008
Cheyenne, un cazarecompensas, viaja hasta Red Valley, donde conoce y se enamora de Allison MacLeod.
Tratará entonces de llevar una vida alejada de su pasado, pero no le será fácil. Los líos y la violencia comenzará en el condado y eso le hará tomar decisiones.

“(Claire Trevos a Glenn Ford, que se está acicalando frente al espejo)
– ¿Qué, con quién has quedado?
– Con mi caballo.
– ¿Y a tu caballo le gusta que vayas perfumado y con corbata?
“.

Buen y bonito western, dotado de una buena historia que contar, y llevado por mano firme por ese buen artesano que fue Charles Vidor. Poco después haría su celebérrima “Gilda”.
Buen plantel de actores/actrices, entre los que se puede ver a un buen número de aquellos soberbios “secundarios” que tantos buenos ratos nos hicieron pasar (Edgar Buchanan, Porter Hall, Irving Beacon…).

Gusta mucho y deja muy buen sabor de boca, con estimable e inteligente combinación de acción, humor y romanticismo.
Lograda dirección artística y francamente bonito vestuario el de las “chicas”.
Resultón color de la época, y excelente ambientación.
Un buen aunque un tanto desconocido western.

Leer critica Los desesperados en Muchocine.net

FORAJIDOS DE LEYENDA (Long riders, the). 1979 Calificación de los bloggeros: 7,66

octubre 24, 2008

La Guera Civil americana ha terminado, pero muchos en el Sur se resisten a admitir la derrota.

Algunos de los héroes que cabalgaron junto a Lee se han convertido ahora en unos facinerosos.
Entre ellos, y dominando las praderas de Missouri, se encuentran los hermanos James, ladrones de bancos y asaltadores de trenes que viven al margen de la ley.

Excelente western, narrado con brío y fuerza por Walter Hill, que aquí consiguió uno de sus mejores trabajos tras la cámara, amén de un sensacional éxito popular.
Y es que la historia, no lo olvidemos, real, de las andanzas de los hermanos James, y Youngers, amén de otros “`patriotas” reconvertidos en ladrones con carisma, se nos hace, por medio de la magia cinematográfica de Hill, muy atractiva, sobre todo en el plano técnico, con asombrosas escenas que se pudieran tildar de simplemente preciosistas, que sí lo son, pero es que además, toca la leyenda con bastante convicción, y logra una perfecta y amenísima combinación de intimismo y violencia, amén de momentos de arrebatado lirismo y hasta romanticismo.
Un film singular, que en su momento supuso un soplo de aire fresco, que renovó el género del western, un tanto amuermado, sobre todo por existir por aquellos tiempos pelis del oeste que caían de lleno en la parodia cuando no en el esperpento.


A la buena calidad del producto final ayudó de forma determinante la inclusión de varios clanes familiares de intérpretes, que hicieron que el film resultara más real y creíble, a la par de convincente. Así, podemos ver nada menos que a tres Carradine, dos Keach, dos Quaid y dos Guest. Una ocasión única, estando todos ellos perfectos. Aunque curiosamente son las actrices quienes magnifican la historia, con momentos preciosos de romanticismo un tanto peculiar, pero atrayente (precioso el personaje de Pamela Reed, siempre excelente).
En cuanto a la larga escena del intento frustrado del robo de un banco en un pueblo aparentemente tranquilo, todavía verla pone los pelos de punta por su magnífica puesta en escena y su soberbia fuerza dramática.

Leer critica Forajidos de leyenda en Muchocine.net

EL VALIENTE DE ARIZONA (Arizonian, the). 1935. Valoración de los bloggeros: 5,50

octubre 21, 2008
A un pueblo donde la Ley está representado por un sheriff que el es jefe de una banda de ladrones de diligencias, llega un forastero a quien no le gusta usar las armas, pero es valiente y decidido.
Se enamora de la misma mujer de la que se ha enamorado su hermano, que vive allí también.
Pronto, el forastero tendrá que usar las armas y aceptar el trabajo de Marshall, dados los desmanes cometidos en el pueblo, donde incluso uno de la banda asesina cobardemente al antiguo y viejo sheriff.

Vamos, hombre, cásate conmigo. Te mereces una mujer con más experiencia que tú. Ya me he casado tres veces y mis tres fallecidos maridos están cantando juntos en el cielo.
– Pues si no le importa, no me gustaría nada formar un cuarteto con ellos. A mí me gusta cantar solo“.

Bastante modesto western, me imagino que de los primeros de Charles Vidor, que aquí cimentaría su buena fama posterior de excelente artesano.
Apenas, durante casi todo el metraje, hay algo excepcional, como no sea lo mejor del film, su tiroteo final, en medio de una espesa niebla a causa del intenso humo de un incendio provocado por los malos.
Por un lado, siete fascinerosos, y enfrente, tres valientes y honestos representantes de la Ley.
Todos, absolutamente, dando rienda suelta a sus gatillos sin que vean “un pijo”.
Se adentran en la humareda y al cabo de unos segundos podemos observar quién sigue de pie…si sigue alguien, claro.

No es un buen western, pues es algo tedioso en alguna fase y apenas tiene interés, pero ese tiroteo le redime en buena parte, dejando así un poso de buen final.
Las escenas de humor, a cargo de la excelente Etta McDaniel, recordemos, Óscar a la mejor actriz secundaria por “Lo que el viento se llevó“.

EL JINETE ELÉCTRICO (Electric horseman, the). 1979. Valoración de los bloggeros: 6

octubre 18, 2008
Un vaquero, cinco veces campeón mundial de rodeos, trabaja como anunciante de unos cereales para una gran empresa comercial.
Tiene problemas con la bebida, por lo que no está centrado en el trabajo.
Un día, descubre que el bonito caballo con el que debe hacer un spot, está drogrado y tiene un tendón lastimado.
Harto de la situación, roba el caballo dispuesto a dejarlo en libertad.
La compañía tratará de capturarlo y evitar sus propósitos.

“- Señor Steele, ¿por qué ha llegado cuarenta y cinco minutos tarde a la rueda de prensa?
– Le pido disculpas. Tenía que hacerle un boca a boca a la botella de tequila. Finalmente ha muerto
“.

Aceptable western moderno, ya que así considero este film y por ello lo incluyo en este humilde blog, aunque por otra parte insatisfactoria película de Sidney Pollack, un buen director, excelente algunas veces, ya fallecido lastimosamente, por lo que no podremos ver más filmes nuevos suyos, y que domina la cámara, pero que a veces (como en ésta) es en cierta forma bastante académico.

La peli empieza bien, pero poco a poco se empieza a tornar repititiva, con buenos encuadres, fotografía y todo eso, pero sin mucho que contar.

Demasiado metraje, para tan poca historia, aunque está fielmente reflejada la lucha por parte de dos personas que creen en un mundo mejor, más justo y libre, y que pugnan contra las grandes multinacionales y las personas corruptas que solo pretenden ganar muchísimo dinero a costa de seres vivos lastimados por ellos (aunque no fueran humanos).
Una película en suma, no muy buena desde el punto de vista estríctamente cinematográfico, pero sensible y tierna en varias escenas, y que tiene un mensaje positivo.

EL HOMBRE DE UTAH (Man from Utah, the). 1935. Valoración de los bloggeros: 5,50

octubre 15, 2008
Un forastero ayuda a un sherillf a capturar a unos salteadores de diligencias.
El sherill le da un encargo, que se dirija a una lejana pero conocida ciudad, donde se celebrará el gran rodeo, donde los más famosos profesionales tratarán de ganar mucho dinero.
En años anteriores, le explica al joven el viejo sheriff, ha habio hechos extraños, como que algunos profesionales que iban ganando a una vieja cuadrilla, acababan muriendo por el veneno de una serpiente.
Nadie sabía cómo se les inoculaba, pero morían y el dinero se lo quedaba el mejor de dicha cuadrilla.
El joven se internará en el rodeo tratando de desenmascararlos.

Otro de los cortos filmes protagonizados por el Duke, John Wayne, en los años treinta, y bajo la productora Lone Star, a quien tando le debe al darle a conocer a futuros directores más impotantes que, por ejemplo, el de esa ocasión, Robert N. Bradbuy, buen muchacho, seguro, pero ilustre desconocido.
En este caso nos encontramos con una historia poco imaginativa pero con el gran aliciente de ver in situ a grandes profesionales del rodeo, mostrándonos sus grandes y peligrosas habilidades, como la caza del becerro, la doma de caballos salvajes y otros menesteres de gran belleza visual.

En cuanto a la intriga del film, está bien llevada aunque es, como siempre en estos casos, previsible.
No hay en ello sopresas y finaliza al uso, con el chico llevándose a la chica (en este caso la buena, pues hay una chica hispana, que es la mala):
Para pasar (bien) el rato, y olvidarla al de poco.

Leer critica El hombre de utah en Muchocine.net

LOS PRIMEROS GOLPES DE BUCH CASSIDY Y SUNDANCE KID (Butch and Sundance: The Early Days) . 1979. Valoración de los bloggeros: 5,3

octubre 12, 2008

Los primeros pasos en el mundo del crimen de los más adelante archiconocidos criminales y popularísimos Butch Cassidy y Sundance Kid

En un Oeste que va perdiendo sus tradiciones para dejar paso al progreso, Butch Cassidy es un muchacho que apenas acaba de salir de la adolescencia cuando comete un pequeño delito. Bajo la sospecha de que no va a volver a incidir, logra ser indultado por el gobernador de Wyoming.
Pero poco después conoce a Sundance Kid, y las correrías comienzan a ser conocidas en todos los estados.

Entretenido western, que narra los primeros golpes de los que más tarde fueron los famosísimos y legendarios Buch Cassidy y Sundance Kid, anteriormente reflejados para la historia del cine en la estupenda “Dos hombres y un destino“, con Paul Newman (que Dios le tenga en su gloria) y Robert Redford como inolvidables protagonistas.
Aquí, la ambición es mucho menor, pero resulta simpática y amena.
Wiliam Katt, inolvidable heroe televisivo con poderes y Tom Berenger,

un esforzado pero limitado actor, componen una pareja protagonista bien conjuntada, aunque las situaciones no sean demasiado afortunadas.
Una obra que hoy está olvidada, pero que hace pasar el rato, pues destila simpatía y jocosidad, amén de frescura, aunque sin gran imaginación.
Buena ambientación.

Leer critica Los primeros golpes de butch cassidy y sundance kid en Muchocine.net

INCIDENTE EN OX-BOW (Ox-Bow incident, the). 1943. Valoración de los bloggeros: 8,6

octubre 8, 2008
A dos vaqueros se les atribuye por mor de una grave equivocación, un crimen que no han cometido.
Un grupo de hombres decidirá si se les lincha o no.
La mayoría está a favor de la horrible e injusta (siempre, aunque fueran culpables) ejecución.
Sus razones son diversas, todos tienen algún motivo, bien son racistas (uno de los presuntos culpables es mejicano), bien por sadismo, o bien por no ser inculpados en su lugar.

Brillantísimo western, que constituye un doloroso alegato contra el linchamiento, todavía en boga en algunos estados de Norteamérica en el momento del rodaje del film (sobre todo a negros y desfavorecidos).
Está realizado con una fuerza y poder de convicción por , un siempre buen director pero en mucha ocasiones, un tantoWilliam A. Wellman parco en cuanto al ritmo empleado al contar sus historias.
Aquí es vibrante y el espectador es contínuamente azorado por la injusticia reinante en el metraje.
Soberbias interpretaciones (nada menos que Henry Fonda, Dana Andrews, Anthony Quinn…), bellisima fotografía en blanco y negro y una historia dura e inclemente en todo momento.

Una ruda lección que no se debe olvidar y que no se olvida una vez vista, permaneciendo en la memoria durante toda la vida (ya la ví siendo un renacuajo hace un trillón de años y su impacto todavía me dura, como lo hizo la también excelente “Furia“, de Fritz Lang, que toca el mismo tema, auque desde otro punto de vista.
Un gran western que no emite nunca por las cadenas de televisión españolas, cosa que me sorprende y me decepciona a partes iguales.

EL RABINO Y EL PISTOLERO (THE FRISCO KID). 1979. Valoración de los bloggeros: 7

octubre 5, 2008
Un rabino debe trasladarse desde Polonia hasta San Francisco (Norteamérica), allá por el año 1850, con la idea de llevar una congregación y de paso contraer matrimonio con una judía residente en la población.
Durante el viaje conocerá a un atracador de bancos, que se hará su mejor amigo.


Simpático western, rodado en tono casi paródico, es cecir, con mucho humor, no siempre bien conseguido, pero siempre tratando de limar asperezas con la violencia intrínseca del género rey por excelencia, que tantas y con tanta fortuna, había tocado antes el maestro Aldrich.
Con esto quiero decir que la cinta no está nada mal, dejando un buen sabor de boca, si es que no se le exige demasiado, cosa que se podía perfectamente esperar dada la personalidad de quien estaba tras la cámara, nada menos que el maestro Robert Aldrich, un excelente director, autor de un buen puñado de películas que transmitían unas excelentes sensaciones de virilidad, honorabilidad y apuesta por la justicia, por el ser humano luchando solo contra la injusticia de los grandes terratenientes o leyes injustas que menospreciaban la vida y dignidad de los más desfavorecidos.
En esta ocasión también vemos algo de eso, pero siempre bajo la pátina del humor, un humor que va de lo chusco a lo inteligente pero que, menos mal, todavía contiene algo de lo mejor de Aldrich, estupendas escenas de acción, como las del tiroteo en la playa o la pelea en el saloom.

Por lo demás, lo cierto es que no tiene nada especialmente relevante, como no sea ver a un aquí emergente Harrison Ford, que fácilmente gana la batalla pues al menos su personaje es de verdad, sin trampa ni cartón, y sin necesidad de hacer chorraditas o verse envuelto en situaciones dudosas como le ocurre al bueno de Gene Wilder, que lo hace bien pero se nota está algo fuera de ambiente. O quizás no lo esté él, sino Robert Aldrich, más a gusto en las historias de acción puras y duras.
Por tanto, y en lo que a mi se refiere, “El rabino y el pistolero”, es un film simpático, que como western deja que desear, pero que en conjunto entretiene y resulta agradable, ayudándole a ello aspectos técnicos como la soberbia fotografía, que quita el hipo.
Acertados característicos, como el añorado “Falconetti”, William Smith.

LOS HERMANOS MARX EN EL OESTE (Go west). 1940. Valoración de los bloggeros: 7,50

octubre 2, 2008

Un grupo de simpáticos hermanos, los Marx, se encuentran en pleno corazón del far west, ya que se han dirigido allí dispuestos a encontrar fortuna.
Allí adquieren una propiedad de una mina sin valor pero cuyo terreno es muy codiciado por una compañía de ferrocarriles…

“- Si no fueras más pequeño que yo, te pegaba una torta.
– Pero es que soy más grande que tú.
– Es otra buena razón
“.

Quizás la película más famosa y recordada de los hermanos Marx, y también, paradójicamente, de las más discretas técnicamente hablando.
Pero amigo ¡qué fabulosos gags!.
El del tren con su: “Más madera”,como se oía por el doblaje de cuando éramos unos renacuajos, convertido ahora en: “Traer madera”, “traer madera”, según nuevos doblajes, y no precisamente mejores.
En este episodio del tren simplemente te desternillas, lográndose unos momentos de puro cine cómico todavía hoy en día insuperables.


Por lo demás, y contando que es más cine de comedia, cómico más bien, que puro western, no obstante pertenece también al género rey por tener todas sus constantes, aunque bien es cierto que bajo la pátina del humor.
Un film rutinariamente dirigido por Edward Buzzell excepto en la escena del tren y en los sablazos correspondientes que Chico les enjareta a sus ingenuos hermanos y/o desconocidos, pero que ha pasado por méritos propios a la historia del cine y siempre es más que agradable verla cada cierto tiempo para reconciliarse con el mundo.

Leer critica Los hermanos marx en el oeste en Muchocine.net