Archive for 29 noviembre 2008

OTRO HOMBRE, OTRA MUJER (Un autre homme, une autre chance). 1977. Valoración de los bloggeros: 6

noviembre 29, 2008
En el siglo pasado, en Francia están sucediendo acontecimientos revolucionarios que hacen que el país sea peligroso.
Por ello, y también para vivir de forma diferente, una joven de la alta burguesía se traslada junto a su novio al interior de los Estados Unidos.
Ella quiere ser fotógrafo, como él.
En otro lugar, un veterinario vive feliz junto a su mujer y su hijo.
Sin embargo, unos desalmados atacan a la mujer en ausencia del marido, y la violan y asesinan.
El, ante las murmuraciones de la gente del lugar, decide trasladarse junto a su hijo lejos de todo.

“- ¿Por qué llevas una espuela?
– Cuando la mitad del caballo empieza a andar, la otra le sigue“.

Fue un fracaso sonoro este filme coproducido entre USA y Francia, dirigido por el realizador francés Claude Lelouch, que triunfó mundialmente con su “Un hombre y una mujer“, y que tal vez por ello en España (no sé si en otros países también) se tituló así.
Este fracaso nadie lo esperaba, dado el éxito de dicha cinta netamente fracesa del año 66.
Sin embargo tengo que decir que, en mi opinión, se trata de una película en cierto modo original, y aunque algo pedante, entretenida.
Algo lenta, pero en modo alguno pesada.

Se sigue bien, y acaba gustando. Aunque es cierto que puede acabar por confundir al espectador/ra.
A mí me gustó y convenció pero para los enemigos de Lelouch (que los tiene a montones por su amaneramiento efectista) es más de lo mismo.
En lo que a mí respecta, la combinación entre puro western y melodrama romántico funciona bien, resulta vistosa y deja, creo yo, un buen sabor de boca.
Sí, se sale de lo puramente tradicional en el cine del far west, pero la forma en la que lo hace Lelouch, con momentos intimistas afortunados, precisamente por la presencia de una estupenda pareja protagonista, James Caan y, sobre todo, la siempre estimulante Geneviéve Bujold, crea una bonita atmósfera donde el amor triunfa sobre todos los peligrosos elementos sociales.

LAS AVENTURAS DE BÚFFALO BILL (Buffalo Bill). 1944. Valoración de los bloggeros: 6

noviembre 25, 2008

Historia del legendario Buffalo Bill desde un punto de vista más bien cotidiano, es decir, la aventurera y fascinante vida de William Cody, que más tarde se ganó el inmortal sobrenombre de “Búffalo Bill”, por los cientos de (pobres) búfalos que se cruzaron en su camino (o más bien él fue a por ellos), amén de otros trabajos para el Ejército, etc.
De cómo comenzó en esta institución para pasar más tarde, después de las contiendas contra los indios, a ser una atracción circense de fama mundial.

“¡Arde el Oeste! ¡Tiembla la pradera! ¡Atacan los pieles rojas! ¡Ha empezado la guerra de exterminio!Emocionante y dinámica epopeya. Lucha a muerte entre “Mano amarilla! y Búffalo Bill. Salvaje estampa de aventuras que arrolla las praderas con la furia del huracán. Electrizantes y sangrientas luchas. Heroismo, audacia, emoción y gran matanza de hombrees y búfalos.”

Así rezaba la publicidad del programa de mano del cine Coliseo, el domingo 14 de Noviembre de 1948.

Agradable película, bien dirigida por William A. Wellman, antiguo miembro de la escuadrilla “Lafallette”, y ya director en el cine mudo, por lo tanto, un gran clásico.
Este ameno y simpático western hace, sobre todo, hincapié en los momentos más divertidos y graciosos de la vida del gran Buffalo Bill, bueno no de Búffalo Bill sino de William Frederick Cody, que más tarde se ganó el inmortal apodo por los cientos (o quizás miles) de búfalos que se cruzaron en su camino. Bueno, él se les cruzaba.
Por supuesto, mucho novelado o por lo menos suavizado al estilo Hollywood.

Lo único malo, pero que debe resaltarse, es que, como sucede a menudo con el cine de Wellman, resulta un tanto sosa la peli, sin alma ni intensidad dramática. Esto es, evidentemente, porque se huye conscientemente de la espectacularidad, para adentrarse en la cotidianidad de un héroe entrañable y cercano.
Y el ejemplo más claro de esto está en el emotivo final, muy sensiblero, sí, pero eficaz, donde vemos al gran Búffalo Bill despedirse de sus incondicionales, de los espectadores circenses, a lomos de su bonito caballo, mientras su esposa (Mauren O´Hara) llora emocionada.
Un final que en manos de otro director hubiera caído en el ridículo, pero que Wellman logra sublimar.
Un western menor, pero con un grandísimo elenco interpretativo y un bonito color, el Technicolor de la época, la dorada de Hollywood.

Leer critica Las aventuras de búffalo bill en Muchocine.net

VENDETTA (Kid Vengeance). 1977. Valoración de los bloggeros: 4

noviembre 22, 2008
Unos colonos están en pleno desierto.
Tienen una carreta y se dedican, mientras llegan a la civilización, a cazar.
Unos malhechores les atacan y asesinan a los padres. La hija mayor se mete en la carreta y se tapa con unas mantas.
Todo ello sucede mientras el hijo pequeño se encuentra lejos cazando.
Será el único testigo y les perseguirá por el desierto, acabando poco a poco con algunos de ellos. Pero necesitará ayuda.

Bastante bastante pobre western, no spaguetti en cuanto a dirección e intérpretes, pero sí en cuanto a pobre espíritu creativo.
Bueno, esto podría significar algo en detrimento del spaguetti western, cuando es un género honesto. Pero esta cinta parece simplemente un mal western, que también los hubo y muchos.
Está muy mal dirigido por el para mí desconocido Joseph Manduke, e interpretado, a excepción de Lee Van Cleeff, que se limita a componer con profesionalidad su malvado personaje.
La acción es pésima, los hechos se suceden sin ton ni son, las muertes a tiros suenan a chiste, con esas caídas absurdas de los muertos totalmente inverosímiles…


No sé si la fotografía se salva, al haber visto la película en DVD pero en una copia tan pésima que no sé yo si sería pirata (aunque la compré en CARREFOUR).
La aguanté hasta el final, sí, pero es mala, aburrida y anodina.
La clave de ello está, creo yo, en que está producida por el inefable Menahem Golam (por ello tiene producción israelí, además de italiana y estadounidense), un hombre que se hizo de oro y lo perdió todo (en el negocio del cine, en los otros no lo sé).

EN BUSCA DEL ORO (Gold is where you find it). 1938. Valoración de los bloggeros: 5

noviembre 19, 2008

En California, se desata la fiebre del oro, lo que perjudica notablemente a los sembradores de maíz, ese otro oro.
Los buscadores de oro, al sacar el metal de la tierra, utilizan cañones de agua que sale a mucha presión, con lo que desmiembran la tierra, arrojando impurezas a las aguas que bañan las fértiles tierras de los agricultores y sembradores.
Las cosechas se están perdiendo, arruinando a muchas personas e incluso pereciendo en accidentes a causa de las inundaciones.
Un hombre, el capataz de la mina, se enamora de la hija del principal cabecilla de los lugareños, lo que le obligará a tomar partido

Algo atípico western, que resulta también una cinta más o menos histórica, aunque novelada al uso hollywoodiense.
Michael Curtiz, su director, aporta una apreciable nota documental a la cinta, al ser muy interesante ver los métodos que se utilizaban en aquél entonces para extraer el oro
Sin embargo, la película no lo es tanto en su parte estrictamente cinematográfica, adoleciendo de estaticidad y algo de frialdad expositiva.
Tiene una muy bonita fotografía pero resulta toda la historia, tal y como está narrada, un poco sosa, la verdad.

Ambientación y decorados son muy buenos, por lo que se puede decir que la valoración final es de irregular, aunque no desdeñable.
No fue estrenada, que yo sepa, en las salas comerciales españolas, estrenándose en televisión, que es donde yo la ví.
Lo mejor, aparte de la ambientación con gran calidad en el vestuario y dirección artística, es, nuevamente, la gran Olivia de Havilland, aquí tan preciosa como siempre y distinguida, amén de elegante y firme en sus conviccciones. Le acompañan característicos habituales del western, como Barton McLane y/o John Litel, pero también actores tan fuera de los westerns como el gran Claude Rains.

Leer critica En busca del oro (gold is where you find it) en Muchocine.net

CAMINO DEL SUR (Goin’ south) 1978. Nota media de los bloggeos: 1,25

noviembre 16, 2008
En Texas, tras la guerra civil norteamericana, han quedado pocos hombres vivos, y por ello se dicta una ley según la cual todo delincuente que vaya a ser ahorcado puede ser salvado por una mujer que se case con él y le reforme.
Harry, un cuatrero de poca monta, se librará de la horca aceptando su ofrecimiento, aunque ella lo hace porque necesita un hombre que le ayude en la mina que hay en sus tierras y en la que confia que haya oro.

Western originalillo en cuanto a su argumento, dirigido e interpretado por Jack Nicholson, donde las características propias del far west y las de la comedia se dan la mano, pero de forma más bien burda.
No se puede decir que no entretenga, pues hay escenas suficientes para sonsacar las sonrisas a los espectadores, pero el conjunto de la propuesta no llega demasiado lejos.
Y ello sucede porque, para comenzar tampco es tan divertida como se supondría y seguramente era en el papel, en el guión escrito. Y también porque la dirección del propio Nicholson “pasa” de la buena dirección de intérpretes, dejándoles (comenzando por él mismo, y por ello dándose al histrionismo que tanto le gusta a menudo).

Así, les deja hacer lo que quieran o no lo que quieran porque hay un guión que hay que seguir, pero sí como quieran. Esto hace que se note que se lo pasan muy bien, pero el espectador no tanto pues a menudo el juego fílmico, atractivo por otra parte, se le va de la mano, en vez de ser cauto con sus mimbres.
Menos mal que la siempre agradable y estupenda actriz, Mary Steenburgen, amén de bonita, imprime a su personaje de una dulzura y determinación a partes iguales, siendo en su elegancia formal e interpretativa, lo mejor del film, sin ninguna duda.
Una película, en suma, que hace pasar el rato y posee logros técnicos, como la fotografía, pero que no llega demasiado lejos, dándose al olvido pasado no mucho tiempo. Creo que podría haber dado más de sí.

Leer critica Camino del sur en Muchocine.net

BILLIE THE KID/ EL TERROR DE LAS PRADERAS (Billy the Kid). 1930. Media de los bloggeros: 9

noviembre 13, 2008

A las tierras cercanas a Nuevo México, llegan colonos de distintos lugares de Europa.
Desde el principio son hostigados por las fuerzas del lugar, que ven con envidia cómo prosperan. Un hombre justo, inglés de nacimiento está a punto de casarse.
El corrupto sheriff del lugar y sus hombres quieren acabar con él.
Sin embargo no será fácil, un joven, William Body, apodado Billy el niño, decidirá ayudarle con la fuerza de sus pistolas.

Muy buen western, cercano a la obra maestra, si es que no lo es.
Parece mentira que sea del año 1930, dada su agilidad, sus excelentes diálogos, propios de los años actuales.
Pero es que, claro, tras la cámara estaba nada menos que el gran Kig Vidor, uno de los grandes, al que a veces se le tachaba de academicista, de riguroso en la puesta en escena, de…pero lo cierto es que es uno de los más grandes clásicos, autor de asombrosos filmes que se han revalorizado con el paso de los tiempos.

Este “Billy el Niño/El terror de las praderas“, contiene soberbias interpretaciones, sobresaliendo fácilmente, dada su inmensa personalidad, Wallace Beery, inconmensurable como en él era habitual. Y a su lado, grandes “secundario”, como Russell Simpson.
Una película interesantísima, alejada de la gran mayoría de los filmes en los que Billy el Niño era el personaje principal, y quizás, por no decir seguro, su mejor representación en el celuoide.
Y eso que es de hace más de setenta años. En fin, la cara de vergüenza se le debería caer a más de uno.
De visión obligatoria para todo/as lo/as amantes del western.

Leer critica Billy the kid/el terror de las praderas en Muchocine.net

GUERRA EN CREEK COUNTY (Sweet Creek County War, the). 1978. Valoración de los bloggeros: 5,23

noviembre 10, 2008
Un agente de la Ley trata de que la chusma no ahorque a un forajido, pues cree que se le debe juzgar imparcialmente.
Desgraciadamente, a pesar de que lo intenta, no logra salvarlo.O eso parece, porque tiempo después le ve vivito y coleando.
Le cuenta el forajido que perdió el conocimiento, pero que al ir a enterrarle, despertó dando un susto de muerte al enterrador.
El agente de la Ley y el forajido hacen buenas migas y viajan hacia una lejana Tierra para asentarse, pero la región está bajo el mandato de un viejo ganadero que no quiere que ningún forastero se instale.
Habrá lío, claro.

Mediocre pero curioso western, muy tardío y a cargo de viejas glorias de tiempos irremediablemente pasados.
Richard Egan, Albert Salmi (que si no estoy mal informado falleció en la vida real suicidándose tras asesinar a su joven esposa…), Nina Talbot, Slim Pickens, Robert J. Wilke…viejos leones que deben verse las caras con un buen montón de años y experiencia.
La película no es nada del otro jueves e incluso se puede decir que es muy menor. No creo que se estrenara en las salas comerciales españolas. Pero tiene su aquél.

Sí, su aquél gracias a sus nada desdeñables diálogos, con buen texto y mucho aroma melancólico. Bellas palabras, dichas con sentimiento, que hace reflexiones interesante sobre ciertos aspectos importantes de la vida. El respeto al ser humano que trata de dejar una antigua vida de fechorías, el respeto de la mujer que también ha vivido épocas conflictivas y trata de ser una mujer decente. El respeto a la Ley y la vida humana…
Todo ello, desgraciadamente realizado de forma un poco anodina, demasiado convencional y falto de fuerza, por el ignoto J. Frank James, salvo contados momentos.
Pero los intérpretes lo hacen bien y la música es bonita.
Lástima que no haya más acción y haya momentos un tanto lentos.
Pero, repito, no es dedeñable

MUJER DE CIUDAD, UNA (Woman of the Town). 1943. Media de los bloggeros: 6

noviembre 7, 2008

Bat Masterson, el que fue el más famoso sheriff de Dodge City, trabaja ahora, en 1919, en la ciudad de Nueva York en un prestigioso periódico, como cronista deportivo.
Cuando un coleccionista de recuerdos pide alguna de las pistolas que utilizó en sus tiempos, Bat confiesa que no conserva ninguna, ya que quiere olvidarse de toda aquella época pasada.
Dice que enterró su última pistola a consecuencia de la promesa que hizo a una gran mujer.
Se recuerda la historia desde el principio.

Interesante western, un tanto menor, dirigida con profesionalidad pero poca imaginación por George Archainbaud, que no se puede decir que fuera precisamente un maestro en el género del far west.
La película está bien y es agradable de ver, aunque resulta algo lenta, empleándose un ritmo algo parco en ocasiones, casi contemplativo. Algo que en el westen no resulta de lo más estimulante, aunque sí en las escenas intimistas, de puro drama, que las hay.

Esto hace que a veces uno/a se desconecte un tanto de la historia, que más tarde se vuelve a retomar dados sus más que estimables intérpretes (Albert Dekker, Barry Sullivan…), con la gran Claire Trevor a la cabeza, una vez más lo mejor del film.
Por lo demás, tanto ambientación como dirección artística son excelentes.
Pero ya digo, en resumen, es bastante irregular, por lo que se tiende a olvidar pasado poco tiempo.

Leer critica Una mujer de ciudad (woman of the town) en Muchocine.net

MENOS SALVAJE DEL OESTE, EL (Hot Lead and Cold Feet). 1978. Media de los bloggeros: 5,5

noviembre 4, 2008
Dos hermanos gemelos de caracteres absolutamente opuestos, reciben una gigantesta herencia con caraterísticas misteriosas.
Solo heredará el que resulte vencedor de una espectacular carrera en cinco etapas.

Simpática comedia del oeste, producida por la Walt Disney, y que no fue nunca estrenada en las salas comerciales españolas.
Una de las razones es que no tiene demasiada calidad, aunque no sea peor que muchas que sí se estrenaron en su tiempo. Y la otra razón puede ser que se consideró, quizás con acierto, que mejor quedaría, dada su insustancialidad, en la pequeña pantalla.
Porque este film bien podría haber sido un “Estrenos TV”, o algo así, puesto que aunque simpática en todo momento y alabando el claro esfuerzo interpretativo de Jim Dale, que jamás se hizo popular en España, y que interpreta aquí nada menos que tres papeles bien distintos, pues a pesar de todo ello, no tiene nada especial, aunque en verdad no aburre y hasta tiene algún momento afortunado.

Pero en líneas generales no es nada del otro mundo, está realizada de forma convencional por Robert Buttler, de amplia experiencia, y solo la presencia de buenos intérpretes al lado de Dale, eleva la media (Don Knotts, Darren McGavin, el gran Jack Elam, James Van Patten…).
Poco más, por lo demás, aunque se pueda destacar la fotografía y banda sonora.
En España se la conoce más en el mundo del DVD como “La herencia de los Bloodshy“.

HOPALONG CASSIDY: LA LEY DEL REVÓLVER (Fronstiermen, the). 1938. Media de los bloggeros: 7

noviembre 1, 2008
Cerca del rancho donde el buen Hopalong Cassidy y sus amigos y compañeros vaqueros cuidan del rancho de su estimado jefe, se encuentra la escuela. Escuela donde un niño es el jefe absoluto y maneja a los demás a su antojo, haciendo que las diversas maestras que van a impartirles clases huyan despavoridas ante las “salvajadas” a las que les someten los niños.
Hopalong, con gran paciencia, sabiendo que en realidad no es más que un niño, y muy inteligente por cierto, trata de meterle en vereda.
Pero además tendrá otro problema, y es la aparición de unos ladrones de reses, que no dudan en asesinar a algún vaquero en sus fechorías.
La llegada de la nueva maestra, una bellísima muchacha, aliviará la tensión, aunque también ocasionará que los vaqueros estén más tiempo acicalándose para ella que trabajando para su patrón…incluyendo a Hopalong.

Simpático film de serie, con el héroe Hopalong Cassidy a la cabeza. Un héroe de quien ni casi me acordaba desde mis tiempos de la niñez, cuando leía los tebeos donde él era el héroe. Gran recuerdo de ellos conservo.
En esta ocasión la peli no logra, en mi opinión, el mismo efecto, pero sí que se pasa el rato sin mayor problema, existiendo algunas escenas cómicas, francamente afortunadas, como la caza a lazo por parte de los vaqueros del racho de los chavales de la escuela que han hecho peyas.
Y también están bien algunos sencillos pero hondos diálogos, como el que tiene lugar entre Hopalong y su patrón, un buen hombre que todavía se aferra al duro pasado, sin darse cuenta de que los tiempos están cambiando y las pistolas dejarán paso al progreso donde las nuevas generaciones necesitarán conocimientos culturales más que el buen manejo del lazo y los revólveres.


Lástima que el resto del metraje, salvo la belleza de la actriz protagonista, por otra parte buen personaje de mujer culta que sabe lo que quiere en la vida y cómo conseguirlo, no sea precisamente un dechado de virtudes, con poquita acción, pocos tiros y peleas. Un par de tiroteos y a correr.
Como dura 73 minutos, pues no cansa en absoluto, pero tampoco aporta nada al cine en general y al western en particular, primero por ser, repito, un film de serie, y por otro porque Lesley Selander, su director, tampoco fue nunca bueno, aunque sí honrado artesano, realizador de un porrón de western en su filmografía.
¡Ah!. Y el caballo del protagonista, blanco como todos saben, pues precioso. Y el protagonista William Boyd, muy bien, curiosamente mejor en las escenas intimistas.

Leer critica Hopalong cassidy: la ley del revólver en Muchocine.net