Archive for 29 marzo 2009

SILLAS DE MONTAR CALIENTES (Blazind Saddles). 1974. Valoración: 7,50

marzo 29, 2009

La construcción de la línea del ferrocarril llega a un pequeño pueblo del oeste llamado Rock Ridge.

La tierra allí se revalorizará una fortuna, pero sus habitantes ya son propietarios de su propio terreno.
Bart es un negro que trabaja en la construcción de la vía del ferrocarril que cruza el Oeste y su territorio indio. A punto de ser colgado de una soga, no le queda más remedio que aceptar el cargo de sheriff de Rock Ridge. Detrás de esta decisión está el corrupto y usurero Gobernador William J. Lepetomaine y su malvado ayudante Hedley Lamarr. Los dos esperan y desean que con un sheriff negro en el lugar reine la anarquía y sus habitantes abandonen el lugar y sus tierras, pudiendo así venderlas a la compañía del ferrocarril.
Bart, sin embargo, contará con la ayuda del pistolero más rápido, Jim The Waco Kid.

Entretenida y muy simpática parodia del oeste, a cargo del inefable Mel Brooks, en esos momentos en plena forma física y mental.
Es irregular en sus gags, pues la cinta está llena de ellos y, claro, hay de todo, desde momentos desternillantes e hilarantes, hasta alguna chorrada marca de la casa. Pero siempre sacando la sonrisa y muchas veces la franca risa al espectador, que contempla todo divertido y acaba aceptando la propuesta de Brooks, que no en vano, entre chiste y chiste, arremete contra los políticos corruptos, los especuladores y los vividores.

Es un canto a la lucha contra la injusticia, y para narrar todo ello, con un buen ritmo, conseguidos diálogos y estupendas interpretaciones (nada menos que gente como Cleavon Little, Slim Pickens, Dom de Luise y/o el finado y siempre recordado Gene Wilder), emplea una buena base técnica, sólida, que consigue una perfecta ambientación de la época y una preciosa fotografía y banda sonora. Es decir, que formalmente es impecable.
Una película que, quizás vista hoy en día no luzca tan bonita como antaño pues el sentido del humor ha cambiado en el mundo, pero sigue siendo un buen ejemplo de un cine cómico tendente a la desaparición, y del que el bueno de Mel Brooks es uno de sus últimos exponentes.
Está bien, es agradable de ver y todavía muchos de su gags siguen conservándose tan frescos como cuando se rodó.

Anuncios

PISTOLEROS (Gunfighters). 1947. Valoración: 7

marzo 26, 2009
Un pistolero decide dejar la vida que lleva y deja de llevar armas.
Viaja con su caballo hacia un lugar donde viven algunos amigos, uno de los cuales le ha ofrecido trabajo en su rancho.
Justo cuando llega, observa cómo dos jinetes salen del rancho precipitadamente después de oírse un disparo. Cuando llega ve cómo su amigo está muerto y al lado, encuentra una bala.
Cuando comienza las pesquisas para averiguar el suceso, el ayudante del sheriff y varios vaqueros le toman preso y deciden ahorcarle al tomarle por el asesino.

Buen western, recio y vigoroso.
Amparado en un buen guión, conciso, con buenos diálogos y los tiros tan precisos como certeros, la película camina in-crescendo, dejando un muy buen sabor de boca.
Se trata de una serie B, pero realizada por George Waggner, con esmero, dignidad y algunas escenas de acción de gran realismo dramático (cuando el ayudante del sheriff intenta aplastar al protagonista con su caballo).


Además de ésto, hay humor del bueno y la música acompaña sutil e inteligentemente a los gags.
En suma, una buena película que, creo, no fue estrenada en salas comerciales españolas. Una pena, se la perdieron.
En el apartado interpretativo uno de los mejores westermen: Randolph Scott, acompañándole ilustres indoncionales del far west, como Bruce Cabot, Forrest Tucker y/o Francis Ford, hermano de John.
Un excelente western, pura serie B, pero mucho mejor que otros más “ilustres” y reconocidos.

Leer critica Pistoleros en Muchocine.net

TRES FORAJIDOS Y UN PISTOLERO (The Spikes Gang). 1974. Valoración: 7

marzo 23, 2009
Un veterano bandolero acoge bajo su custodia a tres adolescentes errabundos deseosos de aventuras, que tratan de escapar de sus vidas de estrechez y malos tratos.
Tratará de instruirles en los secretos del oficio.

Desconcertante, pero interesante y entretenido western, realizado en su última etapa por Richard Fleischer, pero todavía con energía y buen pulso.
Desconcierta por cuanto el film varía de género, siendo su primera mitad casi casi una comedia, donde te ríes con un Lee Marvin sarcástico tratando de enseñar sus trucos a los tres imberbes, con desiguales resultados, para pasar a medida que avanza la historia, a una cinta dura, seca, violenta y muy poco complaciente, según los personajes se van metiendo en el salvaje oeste.

Un cambio de registro atractivo y narrado con fuerza dramática, hasta el punto de dejar al espectador pegado a la butaca. Y es que no te esperas para nada que finalice así, tal y como iba la historia.
Buenos intérpretes, con una adecuada mezcla entre ilustres veteranos pero todavía en buena forma física y mental (Lee Marvin, Arthur Hunnicutt, Noah Beery Jr…) y jóvenes valores como Gary Grimes, inolvidable protagonista de “Verano del 44“, y/o el futuro exitoso realizador Ron Howard.
Pero también cuenta con intérpretes españoles, no en vano se filmó en España (Ricardo Palacios, Tito García…).
A mí me gustó mucho cuando la ví y me pareció francamente diferente a la norma, pero no tuvo éxito e incluso las calificaciones que se le otorga suelen ser más bien bajas. En fin…

PERSEGUIDO (Pursued). 1947. Valoración: 7

marzo 20, 2009
Un hombre sigue el rastro se los asesinos de su padre mientras hace frente a los demonios interiores que tiene debido a traumas no superados.

Extraño western que, con el paso del tiempo ha llegado a considerarse de culto.
Se trata de una muy atípica historia de venganza muy bien rodada por el maestro Raoul Walsh, sin duda uno de los mejores directores del Hollywood dorado, aunque en la época había críticos que le consideraban poco más que “un buen artesano”. Un auténtico dislate, propio de cenutrios cinematográficos, por llamarles de una manera suave.

Con elementos del más genuino género negro, que es donde más se podría inscribir esta cinta, este excelente film contiene una atmósfera oscura y opresora, con unos personajes que no son ni buenos ni malos (Robert Mitchum en uno de sus mejores trabajos) y unos diálogos secos y duros, que dotan a este inclasificable film de una calidad que antes de rodarse no creían que tenía ni los productores.

Y esto era así por cuanto esta cinta debía ser de serie B, y puede que lo fuera en cuanto a presupuesto, pero “se les fué de las manos” (como ha ocurrido tantas veces en la historia del cine, véase por ejemplo “Casablanca“), pues con el trabajo de todos sus integrantes, desde los guionistas, hasta el director, intérpretes y demás componentes del equipo artístico, se consiguió un trabajo muy estimable que se ve revalorizado a medida que pasan los años.
Muy buena fotografía en blanco y negro y tensión in-crescendo que hace se siga con muchísimo interés.

En suma, muy buena.

VIOLACIÓN A UNA APACHE (Cry for Me, Billy). 1974. Valoración: 6

marzo 16, 2009

La vida de Billy Williams y Luke Tahr es muy similar: son dos pistoleros a sueldo que se alquilan al mejor postor.
Ambos coinciden en un pequeño pueblo en el que se comete una masacre de un grupo de indios por parte de una patrulla de soldados.

Western menor dirigido por el excelente director de fotografía William A. Graham, que aquí no consigue llegar a las altas cotas de dramatismo y denuncia social de “Soldado azul”, con quien sin duda desea emularse.
Y es que el éxito de “Soldado azul“, no demasiada buena película en sí, pero que consiguió llegar al corazón del espectador gracias sobre todo a la sobrecogedoras escenas de violencia, que estallan en el poblado indio a cargo de enloquecidos casacas azules, hizo que avezados productores intentaran llevarse unos buenos dólares empleando la misma fórmula. Y en la mayoría de ocasiones fracasaron.

En esta ocasión, no estoy seguro de si ganaron dinero, pero sí que no consiguieron sino un film modesto tanto en cuanto a prespuesto como a imaginación se refiere.
La realización parece televisiva y el guión lastra las posibilidades que tenía la historia, de por sí interesante, pero que acaba por resultar plana.
Una cinta mediocre que significó un quiero y no puedo y no contribuyó en nada al género del far west.
Grata presencia de gente tan simpática y adherida al género como Roy Jenson y/o Harry Dean Stanton.

Leer critica Violación a una apache en Muchocine.net

LA MUJER DE FUEGO (Ramrod). 1947. Valoración: 6

marzo 12, 2009
La acción se desarrolla en una comarca ganadera del Medio Oeste americano.
En esos parajes existe una cerrada oposición a que paste el ganado, que causa verdaderos estragos en el terreno.
Worl, un ovejero que pretende asentarse en el lugar, es obligado a marcharse. Pero éste se encuentra ligado sentimentalmente con Connie, hija del hombre que le ha echado.
La joven, valiéndose del ayudante de Worl, entablará un enfrentamiento con su padre.

Según una mayoría de críticos, se trata de un buen western…y no digo que no lo sea. Es cierto que técnicamente es competente, no en vano André de Toth era un muy inteligente director, especialista en arte, un verdadero mago en la dirección artística, y con una predisposición a magníficas puestas en escena. Y en esta ocasión logra de nuevo maravillarnos, sobre todo, por el sabio empleo del espacio.
Sin embargo, no me gustó demasiado. Y es que, al verla siendo chaval esta opinión debe ser tenida en cuenta a medias, pues proviene de lo que me pareció cuando todavía no estaba yo totalmente formado (en muchos aspectos sigo sin estarlo, pero esa es otra película…).

Lo cierto es me pareció un poco plano y con más bien poca acción, cosa que me desconcertó un tanto siendo un western.
A veces hay poca “ferretería”, pero la tensión se va acumulando poco a poco y estalla al final en mil pedazos provocando una explosión. Pero no, en esta ocasión tampoco ocurre.
El desarrollo de la historia es lento y por ello, incluso en algunos momentos se me hizo tediosilla.
Menos mal que los intérpretes son de postín, con la magnética belleza de Verónica Lake, el sempiterno buen hacer de Joel McCrea, y unos “secundarios” de lujo, como Preston Foster, Donald Crisp, siempre magnífico, y gente tan diversa y excelente como Lloyd Brigdes, Charlie Ruggles y/o Néstor Paiva.
En definitiva, no puedo decir que se trata de un bonito western, pues a mí no me hizo especial gracia, pero según la crítica especializada está francamente bien, así que…

Leer critica La mujer de fuego en Muchocine.net

EL HALCÓN DE INVIERNO (Winterhawk). 1975. Valoración: 6

marzo 9, 2009

Winterhawk” es un jefe indio pies negros, valeroso y poco amigo de los blancos. Sin embargo, un día necesita ayuda de ellos y va en su busca pidiendo medicinas pues su hijo tiene la enfermedad del hombre blanco: varicela.
Los blancos le rehuyen y dos de ellos, asesinos y ladrones, incluso intentan asesinarle y robarle.
El huye y secuestra a una mujer blanca y al hermano pequeño de ella.
Su tío, junto con un grupo pequeño de hombres blancos, comienza su búsqueda y posible rescate.

Interesante western dirigido por el siempre honesto Charles B. Pierce, con bastantes toques antropológicos y una estética algo almibarada, con abundantes escenas a cámara lenta pero sumamente atractiva para los ojos del espectador.
Incluso hay toques originales y poco comunes en los westerns, como la música, con muchas melodías utilizando el piano.Dicha música, en las escenas con nieve, quedan bellas y sugerentes.

La acción, no excesiva y siempre medida en su duración y tiempo, está bien realizada, destacando todas y cada una de las muertes, que tienen su importancia moral y ética.
Buenas y esforzadas interpretaciones (pasaron mucho frío y se nota los entrañables Elisha Cook Jr, Denver Pyle y/o el fordiano Woody Strode), y una fotografía de gran categoría.
En resumen, buen aunque algo extraño western que no ha pasado a la historia del cine, pero que merece la pena.

EL ÁNGEL Y EL PISTOLERO (Angel and the badman). 1947. Valoración: 7

marzo 6, 2009
Un pistolero herido cae en manos de una familia de cuáqueros, que le curan e instan a que cambie de vida; al mismo tiempo, nace el amor entre el huésped y la joven y bella hija.

Entretenida cinta, western de genuino sabor a serie B, producida e interpretada por John Wayne, donde el Duke cambia un poco su registro habitual.
Su personaje es más bienhumorado que de costumbre, más cachondo, más divertido en suma. Su interpretación me gustó mucho pues se le ve cómodo y divertido en todo momento. Da la sensación de seguridad un tanto pasota o al menos desprendida de grandes preocupaciones.
La película, por lo demás se ve bien, pero se puede olvidar fácilmente, pues no contiene casi nada destacable. La fotografía en blanco y negro acaso, de Archie Stout (en verdad es muy buena).

Algunos dicen que de aquí se plagiaron escenas enteras para realizar la cinta “Unico testigo“, de Peter Weir y con Harrison Ford como protagonista, en el único papel que le reportó una nominación al Óscar. Esta afirmación de no pocos críticos especializados no la puedo corroborar pues esta de Wayne la ví hace un millón de años y sólo recuerdo la sensación que me produjo y que aquí he escrito. Pero sus escenas se han diluído ¿para siempre? en mi memoria.
Como director de segunda unidad, y bien que se nota por su maestría en las escenas peligrosas donde los especialistas se juegan la vida, es Yakima Canut, un viejo amigo de Wayne que intervino como actor en las pelis viejas de los treinta producidas por la Lone Star, donde ambos comenzaron sus carreras.
En resumen, un simpático y ameno western que no obstante, su director, el más bien ignoto James Edward Grant, no le saca todo el jugo. Pero está bien y merece la pena su visión.

LOS JUSTICIEROS DEL OESTE (Posse). 1975. Valoración: 7

marzo 2, 2009
Un marshall con aspiraciones políticas se sirve del forajido que acaba de capturar para optar a un cargo importante.
Sin embargo, el forajido, al ver la calaña que tiene enfrente, jugará las cartas en contra del corrupto marshall.

Interesante western, que más parece del género político. No en vano, su argumento más bien se centra no en las constantes del far west genuino, sino en un thriller cargado de tensión sobre la ambición humana y lo que ella saca del ser humano, esto es, lo más bajo y ruin, sin despreciar el crimen para lograr los fines deseados.
Está bien dirigida por el propio protagonista, el gran actor Kirk Douglas, no centrándose principalmente en su propio personaje, sino dando mucha importancia (porque la tiene) a su oponente, magistralmente encarnado (una vez más) por el siempre excelente Bruce Dern, con el que Douglas ya había trabajado años antes en “Ataque al carro blindado“, junto al Duke, John Wayne.

El guión es inteligente, mostrando no pocas situaciones que se pueden perfectamente extrapolar a la política (más o menos) actual estadounidense. Y además es muy entretenida gracias a la buena labor de todo/a sus intérpretes, amén de estupendos diálogos y escenas de acción (las justas y necesarias) bien filmadas.
Una cinta realmente interesante, que no pasa de moda pues el tema no deja de ser actual ya que el ser humano no cambia nunca (en sentido negativo hablo ahora).

Posse