Archive for 30 diciembre 2009

DON QUIJOTE DEL OESTE (Scandalous John). 1971. Valoración: 6,50

diciembre 30, 2009
Un viejo propietario de un rancho, taxativamente reacio a vender su propiedad se comporta como el personaje del célebre Cervantes. “Don Quijote de la Mancha”.

Pues se trata de un western moderno dirigido convencionalmente por Robert Buttler, simpático y olvidable. Y al decir esto de “western moderno “habrá seguidores de este humilde blog entonces que pensarán que esta peli no tenía que aparecer en la lista. Pues, hombre, no es que les falte toda la razón pero entiendo que sí debe aparecer por cuantoq quitando que hay coches, aviones, motos , todo y los adelantos técnicos y científicos de la época en la que se desarrollan los acontecimientos, el espíritu, idiosincrasis y alma son los propios del Far West. Además, creo que Algunas pelis consideradas en la historia del cine como los westerns, como por ejemplo, “Grupo Salvaje”, y muchas desarrolladas en tiempos de la Revolución Mexicana con Pancho Villa, donde aparecen coches, etc,también habría que elminarlas de este magnífico género. Y no es así, ¿verdad? Pues en este caso, y dado que este blog, de momento es mío, pues lo inserto en el (¡ea chulería al canto!).
La peli en cuestion es una producción de la Walt Disney, con todo lo que ello significa, teniendo en cuenta que es de una cinta de los setenta, es decir, destinada a toda la familia para que la vieran juntos papas,niños, niñas, abuelitos, el tío soltero …
De todas formas hay que convenir que es un film algo menos light de lo habitual en aquellos tiempos, lleno de buenas intenciones, sí, que no obstante sí se nota que intentaba salirse de lo meramente infantil. Existen algunassituaciones y diálogos que los niños, si no ivan acompañados de sus padres o algún adulto responsable, pues no los entenderían del todo.

Sin embargo, dicho intento de la Disney se saldo con un sonoro fracaso económico, Aunque la peli está bien. Recuerdo (la ví siendo niño) que me gustó, y me hizo gracia, sobre todo, la estupenda composición de Alfonso Arau, divertidísimo de verasmy que se adueña sin esfuerzo de la peli.
Vista hoy en día pues resulta algo anticuada, y los más mayores pudieran aburrirse, pero creo que conseva aún algo de la frescura original y resulta amena, agrable. No obstante, habría que comprobarlo ahora, pues los tiempos cambian que es una barbaridad y lo que hace tres décadas gustaba hoy en día pPudiera considerarse unaantigualla de aúpa.
Como ya he dicho antes, buena fotografía, que resplandece paisajes de Nuevo México y / o de Dakota del Sur.
Y como curiosidad patria, comentar que trabaja el experimentado actor español ya desaparecido José Nieto. Y es que este actor, al igual que, por ejemplo, Fernando Rey, sabía hablar inglés, lo que le abrió puertas y le hizo ganar un dinero majo.

NEVADA (Nevadan, The ). 1950. Valoración: 5,20

diciembre 27, 2009
Un ladrón, que dos años atrás consiguió un botín de doscientos mil dólares en oro, consigue escapar y recupera el oro.
Son muchos los que quieren quitárselo, tanto rufianes, como agentes del gobierno.


En mi opinión se trata de un desangelado western, que no tiene nada de original y tiene, en todo momento, esa poco agradable sensación de “dejà vu” que indica que la peli no es nada destacable.
Y es que, a pesar de estar dirigida por el más tarde gran Gordon Douglas, la dirección no puede ser más rutinaria, o así lo parece. Todo está dentro de la más profunda convencionalidad. Las escenas son planas, sin ángel, sin alma.

Menos mal que el reparto es francamente bueno, con intérpretes de los mal llamados “secundarios” (sí, ya sé, lo repito constantemente, pero es verdad, ¿no?), como Jeff Corey, Frak Faylen, Stanley Andrews, el años más tarde “Tarzán” Jock Mahoney y, sobre todo, al ser el mejor de la cinta, Forres Tucker (en el fotograma), aquí realmente espléndido.
Pero todo ello no es óbice para que llegue incluso a aburrir en algún tramo, siendo tediosa casi todo el tiempo. Algo imperdonable en cualquier tipo de film, pero más en un western.
Fotografía de Charles Lawton Jr, y música de Arthur Morton.
Paisajes de California.
Una más y olvidable cien por cien.

DOS HOMBRES CONTRA EL OESTE (Wild Rovers). 1971. Valoración: 7,33

diciembre 24, 2009
Después de que un amigo muera accidentalmente en el trabajo, por el que cobraban un sueldo miserable, dos excelentes vaqueros, uno joven y otro maduro, deciden atracar un banco.
Ya fugitivos, y furiosamente perseguidos por una cuadrilla de cazarrecompensas formada por los hijos de su antiguo jefe, se darán cuenta de que escogieron el camino equivocado.


Excelente western crepuscular, impecable desde todo punto de vista. En primer lugar se podría destacar su técnica, siendo inmejorable desde el punto de vista “industrial”. Magistral banda sonora de nada menos Jerry Goldsmith, soberbia fotografía de Philip H. Lathrop y una magnífica dirección de Blake Edwards, que con este y algún que otro film demostró que no sólo dominaba como nadie la comedia, sino que podía con todo. Simplemente necesitaba un buen guión, algo casi imprescindible, y en esta ocasión lo tuvo gracias a…él mismo, pue suyo es. Se puede calificar por tanto de trabajo personal.
Logra un ejemplar trabajo, beneficiado por el paso del tiempo, no en vano sus innegables virtudes se potencian con los tiempos que corren.

El argumento es muy interesante, reflejando perfectamente el cambio de una parte de la historia de Norteamérica. Lo que eso afecta a las nuevas y viejas generaciones y a sus actos.
Se habla también del sentido de la justicia, de la amistad, del respeto, de un tiempo que se acaba, con los personajes desencantados pero tratando de no sólo sobrevivir, sino de encontrar un lugar en el incierto futuro que se avecina.
Se habla también de las diferencias de concepto en cuanto a aspectos universales, entre la vieja escuela y la nueva, entre lo clásico y un tanto trasnochado pero lleno de virtudes, y las ganas de cambiar el mundo pero con inexperiencia vital de la juventud.
Todo ello expuesto dramáticamente de forma soberbia por los dos protagonistas masculinos, principalmente por el gran William Holden, aquí una vez magnífico. Al igual que Karl Malden, otro grande.
Una película muy estimable, que requiere para ser degustada como el manjar que es, de tranquilidad y sosiego, no en vano su ritmo, sin ser lento, sí que es tranquilo, habiendo la violencia que tiene que haber según las circunstancias, ni más ni menos.
Merece mucho la pena e invita a la discusión y reflexión.

MONTANA. 1950. Valoración: 6,40

diciembre 21, 2009

En 1879, el territorio de Montana está absolutamente dominado por los reyes del ganado vacuno.

Pero Morgan Lane, un audaz ovejero en busca de nuevos pastos para sus rebaños, llega a este territorio para desafiar su poderío y arrogancia.
Se encontrará con la oposición de la rica ganadera Maria Singleton, al igual que la de otros muchos rancheros del lugar.

Modesto pero entretenido western, realizado ¿al alimón? por Ray Enright, modesto y simpático artesano, y el gran Raoul Walsh. Y si he puesto la interrogación es porque no fue de mutuo acuerdo, sino que, al parecer, la comenzó Enright y la finalizó o completó, sobre todo en las escenas de más acción, Walsh. Se conoce que los productores no estaban demasiado de acuerdo en cómo estaba quedando la peli.

Y es que es eso, que le falta personalidad, que todo es, ameno sí, pero convencional y sin inspiración alguna.
Tiene oficio y se nota que quien está tras las cámaras posee experiencia en estas lides, pero le falta algo trascendente, alguna escena, algún especial diálogo. Pero no, el argumento se siguen bien y es cierto que nada rechina, por lo que deja un aceptable sabor de boca. Pero no tiene nada imperecedero, por lo que se convierte de inmediato en olvidable.
Estimables intérpretes y lustrosa fotografía a cargo de Karl Freund. Por lo demás, poquita cosa.

DUELO A MUERTE EN O.K.CORRAL (Doc). 1971. Valoración: 6,33

diciembre 18, 2009

Se narra el enfrentamiento, siempre dentro de un profundo respeto y amistad, del sheriff Wyatt Earp y de Doc Holllyday, en medio de la disputa contra el clan de los Clanton.
Dicha disputa les llevará a un memorable e inmortal duelo a muerte entre todos sus miembros.


Muy entretenido western, inmerso de hoz y coz en la época donde se revisitaba y reinventaba el far west, un mundo ya crepuscular, con personajes ya de vuelta de todo, preparados para su extinción, desconfiados y decepcionados de todos y de todo.
Valores como la amistad, el honor, la valentía, la justicia y/o el perdón, son mostrados en esta interesante cinta, que repasa una vez más en el cine el histórico duelo a muerte en O.K. Corral, entre el mítico Wyatt Earp y su amigo Doc Hollyday, ya muy enfermo, junto a familiares, contra el clan de los Clanton.
En esta ocasión no diremos que es el mejor testimonio de dicho acontecimiento en el cine, pues ya había habido mucho mejores trabajos, como por ejemplo la obra maestra de John Ford “My Darling Clementine”, esto es “Pasión de los fuertes”. Pero sí creo, al menos en mi opinión, que se trata de una buena película, con muy estimables escenas, intensas y llenas de dramatismo. Un dramatismo pleno de desesperanza, de tristeza vital, como el final, cuando dice lo que dice Doc Hollyday tras haber, prácticamente asesinado a sangre fría, a un chaval del clan contrario.
Frank Perry, su director, logra impactar en las escenas de acción, poniendo el resto en la larga escena del duelo, que queda en la retina del espectador por su maravillosa puesta en escena.

No obstante, se le ha achacado que algunos acontecimientos están bastante falseados, y es cierto. Pero ya se sabe que una cosa es la historia y otra el cine.
Estupendas interpretaciones, con un dúo protagonista masculino excelente: Stacy Keach, en el papel de Doc, y Harris Yulin, actor veterano que aquí consiguió una de sus mejores interpretaciones. Por su parte, Faye Dunaway está espléndida en su hermosura.
Buena banda sonora de Jimmy Webb y acrisolada fotografía de Enrique Bravo y Gerard Hirschfeld.
Como curiosidad, decir que se rodó en Taberna, Almería (Andalucía, España).

JINETES (Escolta, los) (Outriders, The). 1950. Valoración: 5,60

diciembre 15, 2009
Durante la Guerra Civil norteamericana, tres soldados confederados se escapan de un campo de prisioneros en Missouri.
Pronto caen en manos de asaltantes, de bandidos, pro-confederados, quienes les obligan a conducir unos carros que serán la trampa en la que deberá caer un tren de la Unión que transporta oro.
A dos de ellos no les importa gran cosa hacerlo, pero el tercero comienza a tener sus dudas al ser un hombre de honor.
Pero el tren es atacado asimismo por los indios…

Rutinario western, muy convencionalmente dirigido por Roy Rowland, un simpático pero bastante menor director, que incluso hizo alguna peli, también westerns, en España, aunque con protagonistas estadounidenses.

La peli, dada su incontestable modestia, tiene muy poco que destacar, cayendo en el olvido al de poquitos días de ser vista. Esto es así porque el argumento, nada malo y hasta curioso, si se quiere, carece de mayor profundidad e imaginación en la puesta de escena, aunque no cae en el aburrimiento, por lo que supone un discreto entretenimiento.

Una de esas películas creadas para las sesiones dobles, aunque dignas por su competente artesanía, donde destaca la banda sonora de André Previn y la fotografía de Charles Edgar Schoenbaum (¡qué dificultad el escribir el apellido!) que destaca el paisaje de Kanab, Utah (USA).
Pero lo mejor, qué duda cabe, es su largo elenco interpretativo, donde además del trío protagonista, el siempre eficaz Joel McCrea, y los estupendos característicos James Whitmore y Barry Sullivan, podemos admirar el siempre excelente trabajo de, por ejemplo, Jeff Corey, el malencarado y sobresaliente Ted de Corsia y/o Martín Galarraga. Además, de claro, está, la bella Arlene Dahl, en la década de los cincuenta actriz popular muy bonita.
Una cinta más o menos amena, a veces más, a veces menos, pero digna y honesta, inmersa en genuina serie B.

EL GRAN DUELO (A gunfight) 1971. Valoración: 6,70

diciembre 10, 2009
Un par de afamados pistoleros rivales, deciden aprovecharse de la expectación que despierta su enemistad: se enfrentarán en un duelo definitivo, en un recinto para cuyo acceso se venderán entradas.
En realidad, una vez que se conocen se caen de maravilla, pero el espectáculo debe continuar…


Original cinta que cuenta con un argumento sencillo pero “enganchador”.
La lástima es que la dirección corre a cargo de un señor que a menudo se va por los cerros de Ubeda, Lamont Johnson, aunque sus películas suelen ser entretenidas.
La primera parte es muy bonita. Se nos describe el carácter de los personajes. La segunda es interesante pero distante. La cinta se pone muy seria y cuando finaliza, el espectador está intranquilo.
Con todo, merece la pena.

Muy bien Jane Alexander, amén de la banda sonora y la canción del co-protagonista, el gran Johnny Cash.
La peli está producida por una tribu india que deseaba invertir con el dinero ganado por unas explotaciones.
Como curiosidad, muy triste, recordar que aquí debutó el hijo pequeño de Kirk Douglas, Eric, haciéndolo muy bien. En el año 2004, Eric moría por un asunto de drogas, después de haber luchado contra ellas sin, por lo que se ve, resultado positivo.

EL GRAN ROBO DEL MISSOURI ((PISTOLAS DEL MISSOURI) (Rebeldes de Missouri, los) (Great Missouri Raid, The)). 1951

diciembre 7, 2009
Jesse James y su hermano Frank, así como los hermanos Youngher, sirvieron con lealtad al Sur en la Guerra de Secesión Americana.
Sin embargo, al finalizar la contienda, algunos soldados del Norte provocan sin descanso a los vencidos, originando que se formen grupos de guerrilleros o directamente asaltantes de bancos.
El grupo más famoso y temido es el de los James y Younghers.

Convencional film, dirigido de forma entusiasta pero sin demasiada imaginación por el más tarde estupendo Gordon Douglas. Este es uno de sus primeros trabajos en el western y por ello no alcanza las excelencias de postreros excelentes trabajos.
Sin embargo no está nada mal pues tiene ritmo, aunque en verdad irregular, y las escenas de acción están bien resueltas.
Se hace pues amena y a ello ayuda el buen montaje de Philip Martin y la presencia como experimentados intérpretes en pelis del far west, como Edgar Buchanan, Frank Ferguson, Ward Bond y/o Ray Teal, por citar tan sólo unos pocos.

Es una adaptación de la novela de Frank GruberBroken Lance” escrita por él mismo para la pantalla y aunque naturalmente que basada en hechos reales pues los James y los Younghers existieron en la realidad, siendo sus “aventuras” llevadas en numerosas ocasiones al cine, en esta ocasión casi todos los sucesos están convenientemente novelados.
La película se sigue bien y mientras se ve gusta, pero es cierto que está abocada al olvido al de poco tiempo ya que no deja huella profunda en la memoria al ser todo más bien discreto, aunque agradable, sobre todo para los amantes de este maravilloso género.

EL GRAN JACK (Big Jake). 1971

diciembre 4, 2009
Big Jake, un hombre perteneciente a la época dorada del oeste, ahora en tiempos donde los coches y motocicletas irrumpen peligrosamente, debe encargarse de un bandido, que ha secuestrado a un miembro familiar.

Muy entretenido western “moderno”, adjetivo este último por aquello en que la acción se desarrolla en la época en la que el viejo oeste agonizaba o incluso acababa de morir, dando paso al progreso. Ese tiempo donde los viejos valores del far west, como el amor a la libertad, a la tierra, a los animales, a un sentido único del deber y de la justicia, amén de la amistad y el honor dejaban de ser moneda corriente, para dar lugar a los coches (la pequeña obra maestra de Sam PeckinpahLa balada de Cable Hogue” ya incidía de forma trágica en ello) y/o las motocicletas. Estos dos vehículos sustituían a los caballos, inseparables compañeros de los cowboys de toda la vida.
El gran Jack” tiene como la estructura de una verdadera película del oeste, con todos sus elementos y simbología. Su espíritu está pues intacto. Pero también, obviamente, y como los tiempos en los que se desarrolla la acción han cambiado sustancialmente, hay nuevas circunstancias en las que el guión hace hincapié. La contraposición entre lo nuevo (los personajes jóvenes se creen que todo lo saben y van de sobrados), y lo viejo (el personaje del héroe muy encarnado por el aquí ya muy veterano John Wayne) pero también sus amigos de toda la vida, que no dudan en echarle una mano a la vieja usanza.

Film simpático y muy entretenido, con gran ritmo, que se hace disfrutable no sólo por ser amena y existir escenas de acción bien filmadas adornadas por un irónico y mordaz humor, sino también por la gratísima presencia de toda una pléyade de estrellas del cine del oeste, casi todos ello/as amigo/as del Duke (Mauren O´Hara, Richard Boone, Bruce Cabot, John Agar, Hank Worden…, amén de familiares como Patrick Wayne y/o Ethan Wayne). Entre todos ellos sobresale Richard Boone en el papel de malo, que como siempre lo borda.
Resulta su visión quizás olvidable por no tener en esencia nada perdurable en la memoria durante mucho tiempo dado que la realización del ilustre artesano de Hollywood George Sherman (al parecer también tras las cámaras colaboró Wayne) es más bien convencional, pero mientras se ve es muy agradable y te lo pasas francamente bien.
Preciosa fotografía de William H. Clothier, que da lustre a bellos paisajes de Durango (México), y enorme banda sonora del maestro Elmer Bernstein.