Archive for the ‘Albert Salmi’ Category

LA PRIMERA AMETRALLADORA DEL OESTE (Something Big). 1971

octubre 31, 2009
Durante la Revolución Mexicana, varios grupos de aventureros se enfrentan por la posesión de la recién inventada “Gatling”, una poderosa ametralladora capaz de disparar muchas balas por minuto sin recargarla.
Joe Baker tiene un sueño, pero para cumplirlo necesita dicha ametralladora.
En el mercado negro, un vendedor le ofrece un trato: el precio de la pieza será una mujer. Baker secuestra a una mujer de una diligencia pero no sabe que es la mujer del comandante de la caballería local.


Bastante sinsorgo western, que sí lo es, pero más parece una comedia. Y es que el cachondeo es constante y todo va por el camino del humor. La pena es que hace más bien poca gracia.
Está bien realizada desde el punto de vista fomal por Andrew V. McLaglen, hijo del mítico Víctor, y ya experimentado en esta clase de productos. Antes y después siguió haciéndolos, lo que le honra y causa nuestra si no admiración pues casi todas eran mediocres, sí nuestra más leal simpatía.

En este caso consigue uno de sus más flojos productos, lo que ya indica la calidad cinematográfica de la cinta. Una cinta que resulta amena, es decir no aburre, pero más bien por la esforzada labor de sus muchos buenos intérpretes, que por el guión, ramplón, y/o la dirección, normalita, cumplidora sin más.
Se puede decir, sin ánimo de ofender, que es una chorrada (con perdón) de tomo y lomo, que no se prende en la memoria más allá de su inmediata visión.
Bonita fotografía de Harry Stradling Jr y bonita música de Burt Bacharach, entonces en boga por sus melódicas composiciones.
Muy bonitas sus actrices (Honor Blackman, Carol White…), el resto pura paja.

GUERRA EN CREEK COUNTY (Sweet Creek County War, the). 1978. Valoración de los bloggeros: 5,23

noviembre 10, 2008
Un agente de la Ley trata de que la chusma no ahorque a un forajido, pues cree que se le debe juzgar imparcialmente.
Desgraciadamente, a pesar de que lo intenta, no logra salvarlo.O eso parece, porque tiempo después le ve vivito y coleando.
Le cuenta el forajido que perdió el conocimiento, pero que al ir a enterrarle, despertó dando un susto de muerte al enterrador.
El agente de la Ley y el forajido hacen buenas migas y viajan hacia una lejana Tierra para asentarse, pero la región está bajo el mandato de un viejo ganadero que no quiere que ningún forastero se instale.
Habrá lío, claro.

Mediocre pero curioso western, muy tardío y a cargo de viejas glorias de tiempos irremediablemente pasados.
Richard Egan, Albert Salmi (que si no estoy mal informado falleció en la vida real suicidándose tras asesinar a su joven esposa…), Nina Talbot, Slim Pickens, Robert J. Wilke…viejos leones que deben verse las caras con un buen montón de años y experiencia.
La película no es nada del otro jueves e incluso se puede decir que es muy menor. No creo que se estrenara en las salas comerciales españolas. Pero tiene su aquél.

Sí, su aquél gracias a sus nada desdeñables diálogos, con buen texto y mucho aroma melancólico. Bellas palabras, dichas con sentimiento, que hace reflexiones interesante sobre ciertos aspectos importantes de la vida. El respeto al ser humano que trata de dejar una antigua vida de fechorías, el respeto de la mujer que también ha vivido épocas conflictivas y trata de ser una mujer decente. El respeto a la Ley y la vida humana…
Todo ello, desgraciadamente realizado de forma un poco anodina, demasiado convencional y falto de fuerza, por el ignoto J. Frank James, salvo contados momentos.
Pero los intérpretes lo hacen bien y la música es bonita.
Lástima que no haya más acción y haya momentos un tanto lentos.
Pero, repito, no es dedeñable