Archive for the ‘Audie Murphy’ Category

SIERRA. 1950

febrero 21, 2010

Un joven vive junto a su padre, en las altas montañas, alejado de la civilización.

Ese alejamiento es voluntario, no en vano la Ley le buscó al padre en su día por el asesinato de su esposa.
Él dice que es inocente y su hijo lo sabe, pero por si las moscas han hecho creer a la comunidad que el padre murió hace mucho tiempo.
Se dedican a la caza de caballos salvajes, con el sueño de construir un gran rancho con tierras para criarlos, pero les hace falta dinero y hombres.
Un buen día aparece por el lugar una bonita chica que ha perdido a su caballo.
Ante las reticencias del chico, le llevan con los ojos vendados a su cabaña, donde vive con ellos tres días durante los cuales el padre sufre un accidente cuando intenta domar uno de los caballos.
Esto hace que necesiten ir al pueblo en busca de un doctor, lo que les pondría en peligro.

Entretenido western menor, dirigido con oficio por ese estimable realizador que fue Alfred E. Green, autor de la inolvidable “Cuatro caras del oeste“.
En esta ocasión logra un producto ameno, que se sigue sin problemas y constituye un pasatiempo seguro.
No obstante hay hacia la mitad de la cinta algún momento que lastra el ritmo aunque no el interés por saber cómo finalizará la historia, una historia con misterio incluido, que no se resuelve hasta el final, un final quizás algo facilón y no demasiado satisfactorio.
Pero la peli está bien, sobre todo por su preciosa fotografía en technicolor, que resalta los bellos paisajes de Angel Canyon Road, en Kanab (Utah, USA).
Además, los caballos y yeguas que aparecen trotando son bellísimos, dando un aire de libertad encomiable.
Grata presencia de actores que más tarde serían estrellas, bien del cine, bien de la televisión, como un jovencísimo Tony Curtis (aquí todavía Anthony Curtis), el gran Burl Ives, que sale cantando con su bellísima voz y James Arness, que triunfaría años más tarde con su incombustible “Gunsmoke“.
Una cinta menor pero agradable, que se puede olvidar con cierta facilidad.
Anuncios

LOS ASALTANTES DE KANSAS ((Jinetes de odio) (Kansas Raiders) 1950. Media: 6,60

octubre 1, 2009
Durante la Guerra de Secesión norteamericana, un coronel del Ejército Confederado, Quantrill, se dedica, por su cuenta y con la ayuda de numerosos hombres a su mando, a atacar granjas, matando y saqueando lo que puede.
Quantrill es considerado un héroe por muchos paisanos, pues no saben en realidad en qué se ha convertido.Entre ellos están los hermanos James, Jesse y Frank, y los Younger, amén de un joven deseoso de aventuras llamado Kid Dalton.
Los cinco amigos han salido de Missouri tras ver cómo el Ejército de la Unión quemó su granja y asesinó a su padre.Aunque no era su primera opción, optan finalmente por unirse a la banda, pero pronto Jesse descubre cómo se las gasta Quantrill.
Aunque desea marcharse de allí con sus amigos no puede pues se ha enamorado de la novia de Quantrill, una mujer más experimentada que hace tiempo no ama a su novio al ver también en qué se ha convertido.

Entretenido y curioso western de más bien serie B, pero realizado con oficio por Ray Enright, uno de los realizadores del viejo Hollywood, ilustre artesano y con algunos muy estimables trabajos.
En esta ocasión se unen varias figuras reales del far west, como son la banda de Jesse James y el tristemente famoso Quantrill, un rebelde más bien, que trajo en jaque al Ejército y buenas gentes unionistas.No estoy seguro de si todo es inventado (sí tuvo lugar la tristemente famosa masacre de Lawrence (Kansas)), pero la verdad es que en pantalla queda bien al ser una cinta de ágil ritmo, con buenas escenas de acción y conseguidos diálogos donde se ponen en solfa temas como el honor, el deber, la guerra y la fidelidad a las jerarquías.


Quizás peque de poco ambiciosa, no en vano teniendo buenos mimbres, parece no querer ir más allá en sus propuestas, quedando finalmente en una amena película, que hace pasar bien el rato pero pudiera olvidarse con cierta facilidad.
A destacar sus buenos y numerosos intérpretes, la mayoría protagonistas en series Bs, como Scott Brady, Richard Egan, James Best, Richard Arlen, así como el protagonista Audie Murphy, pero también con un Tony Curtis comenzando en el mundo del cine y el gran Brian Donlevy en el papel de Quantrill, dando una lección de interpretación contenida.Buena fotografía y bonitos paisajes, y eficaz realización para un film sólido aunque no demasido perdurable.También se la conoce como “Jinetes del odio“.