Archive for the ‘Barry Sullivan’ Category

JINETES (Escolta, los) (Outriders, The). 1950. Valoración: 5,60

diciembre 15, 2009
Durante la Guerra Civil norteamericana, tres soldados confederados se escapan de un campo de prisioneros en Missouri.
Pronto caen en manos de asaltantes, de bandidos, pro-confederados, quienes les obligan a conducir unos carros que serán la trampa en la que deberá caer un tren de la Unión que transporta oro.
A dos de ellos no les importa gran cosa hacerlo, pero el tercero comienza a tener sus dudas al ser un hombre de honor.
Pero el tren es atacado asimismo por los indios…

Rutinario western, muy convencionalmente dirigido por Roy Rowland, un simpático pero bastante menor director, que incluso hizo alguna peli, también westerns, en España, aunque con protagonistas estadounidenses.

La peli, dada su incontestable modestia, tiene muy poco que destacar, cayendo en el olvido al de poquitos días de ser vista. Esto es así porque el argumento, nada malo y hasta curioso, si se quiere, carece de mayor profundidad e imaginación en la puesta de escena, aunque no cae en el aburrimiento, por lo que supone un discreto entretenimiento.

Una de esas películas creadas para las sesiones dobles, aunque dignas por su competente artesanía, donde destaca la banda sonora de André Previn y la fotografía de Charles Edgar Schoenbaum (¡qué dificultad el escribir el apellido!) que destaca el paisaje de Kanab, Utah (USA).
Pero lo mejor, qué duda cabe, es su largo elenco interpretativo, donde además del trío protagonista, el siempre eficaz Joel McCrea, y los estupendos característicos James Whitmore y Barry Sullivan, podemos admirar el siempre excelente trabajo de, por ejemplo, Jeff Corey, el malencarado y sobresaliente Ted de Corsia y/o Martín Galarraga. Además, de claro, está, la bella Arlene Dahl, en la década de los cincuenta actriz popular muy bonita.
Una cinta más o menos amena, a veces más, a veces menos, pero digna y honesta, inmersa en genuina serie B.

Anuncios

PAT GARRET AND BILLY THE KID. 1973

abril 13, 2009
El sheriff Pat Garret, amigo de Billy el Niño, un hombre honesto pero presto a dilucidar sus cuitas con el revólver, se enfrentan al querer el primero apresar al segundo.

No me sorprendería, Pat, que Billy te volara la cabeza de un tiro: siempre has sido un padre para él“.
Excelente film del maestro Sam Peckinpah, al decir de muchos críticos, la obra maestra suya. Cuestión de opiniones pues para comenzar, yo prefiero “Grupo salvaje“, que quizás formalmente no sea tan completa como esta que nos ocupa, pero que me gustó más.
Pero es un buen ejemplo del cine de Peckinpah, con todas sus contantes,virtudes y casi ningún defecto, por lo que su visión constituye un aliciente positivo por diversas razones.
Como punto número uno, por comenzar por algo, es una certera visión del mundo ya crepuscular del far west, con los cambios de todo tipo que el progreso conlleva. Los personajes ven claramente que ya no pertenecen a dicho futuro próximo, con un espíritu tan alejado en fondo y forma del que ellos conocen y han experimentado a lo largo de décadas.

Como segundo punto, es un canto a la amistad entre, principalmente, dos hombres. Uno ya adulto y el otro joven (en este caso no tan joven pues está claro que Kris Kristofferson tiene algo más edad de la que tuvo realmente Billy el Niño en la realidad…). Una amistad rota por los acontecimientos, ajenos al cariño y respeto que se profesan, pero que harán que se tengan que enfrentar a muerte.
Puede que un pelo larga, más que nada por lo extenso de los personajes y ciertas escenas marcas de la casa Peckinpah, un tanto alargadas, preciosistas, donde se regodea el maestro mostrándonos su maestría en la puesta en escena. Pero el autor tiene la necesidad de contarnos muchas cosas y tomarse su tiempo para ello, por lo que no se le debe tomar en cuenta pues convence en su propuesta y al fin y al cabo nos ofrece un trabajo entretenido, emocionante, sensible, y bastante violento.
Magníficos “secundarios” como Jack Elam, Chill Wills, aquí muy mayor, Kathy Jurado, etc, etc.
Una magna obra de esas que ya no se hacen y que conviene ver en pantalla grande.
A mencionar la labor de Bob Dylan, que aquí está magnífico como músico y penoso como actor, siendo este film su tumba en cuanto a aspiraciones como intérprete.

POR LA SENDA MAS DURA (Take a hard ride). 1975.Valoración: 6

febrero 8, 2009
Un magnate del ganado le confía, antes de morir, a su capataz, un hombre negro, la suma de ochenta y seis mil dólares para que los reparta entre los hombres de su rancho, situado del lugar a muchas millas, allá en Sonora.
La noticia del dinero corre como la pólvora, y deberá enfrentarse a muchos problemas si quiere cumplir con su palabra.

Bastante decente western que no es genuinamente made in USa sino que está coproducido por Italia.
Y se nota por cuanto a veces parece clásico y otras un spaguetti. Cosa natural por cuanto, par comenzar, está dirigido por Anthony M. Dawson, cuyo verdadero nombre es Antonio Margheriti realizador de un buen número de spaguettis y demás films donde aborda el género que le echen a la espalda. Menudo era él.
Y lo cierto es que en esta ocasión, y es algo sorprendente, no está nada mal, resultando entretenida en todo momento, siendo la factura técnica correcta.
Ayuda a todo esto un elenco interpretativo de diferentes nacionalidades, estadounidenses (Lee Van Cleef, Barry Sullivan, Dana Andrews, Jim Brown), italianos, españoles (el orondo y siempre excelente Ricardo Palacios)…que se conjuntan bien y dan el papel sin problema alguno, siendo creíbles en todo momento.

Lo cierto es que uno se lo pasa bien, aunque se da cuenta de que se aleja de lo que en realidad es una buena película, pero es eficaz y las escenas de acción, abundantes, están competentemente filmadas.
Lo peor es el final, toda una gilipollez amén de increíble dado lo que se nos estaba contando hasta este momento.
En fin, que no está mal, resulta amena y la fotografía saca partido a los estimulantes paisajes de Canarias, donde se filmó.

Leer critica Por la senda más dura en Muchocine.net

MUJER DE CIUDAD, UNA (Woman of the Town). 1943. Media de los bloggeros: 6

noviembre 7, 2008

Bat Masterson, el que fue el más famoso sheriff de Dodge City, trabaja ahora, en 1919, en la ciudad de Nueva York en un prestigioso periódico, como cronista deportivo.
Cuando un coleccionista de recuerdos pide alguna de las pistolas que utilizó en sus tiempos, Bat confiesa que no conserva ninguna, ya que quiere olvidarse de toda aquella época pasada.
Dice que enterró su última pistola a consecuencia de la promesa que hizo a una gran mujer.
Se recuerda la historia desde el principio.

Interesante western, un tanto menor, dirigida con profesionalidad pero poca imaginación por George Archainbaud, que no se puede decir que fuera precisamente un maestro en el género del far west.
La película está bien y es agradable de ver, aunque resulta algo lenta, empleándose un ritmo algo parco en ocasiones, casi contemplativo. Algo que en el westen no resulta de lo más estimulante, aunque sí en las escenas intimistas, de puro drama, que las hay.

Esto hace que a veces uno/a se desconecte un tanto de la historia, que más tarde se vuelve a retomar dados sus más que estimables intérpretes (Albert Dekker, Barry Sullivan…), con la gran Claire Trevor a la cabeza, una vez más lo mejor del film.
Por lo demás, tanto ambientación como dirección artística son excelentes.
Pero ya digo, en resumen, es bastante irregular, por lo que se tiende a olvidar pasado poco tiempo.

Leer critica Una mujer de ciudad (woman of the town) en Muchocine.net