Archive for the ‘Beulah Bondi’ Category

LAS FURIAS (Furies, the). 1950. Valoración: 7,15

noviembre 30, 2009
En el rancho “Las furias”, viven T.C. Jefferson, que es el patriarca, hombre hecho a sí mismo, y sus dos hijos, hombre y mujer.
El hijo es un buen chico, pero sin carácter, mientras que la mujer es una mujer ambiciosa, aunque justa.
El patriarca desea echar de sus tierras a una familia de mexicanos, los Herrera, cuyo primogénito es amigo de la infancia de su hija…

Buena película, más un drama que un western, aunque tiene de todo.
La trama, aunque se entiende a la perfección, resulta un tanto extraña, pero resulta sumamente interesante.
Los personajes son complejos, y la dirección (buena)de Anthony Mann, crea un clímax de thriller, más que propia del far west.
Interesante, aunque se aparta de la típica película “del oeste”.
Y lo hace por varios motivos, pero sobre todo por su peculiar forma de narrar los acontecimientos, a la manera de una tragedia griega, donde el destino de los personajes juega con ellos de forma lenta pero inexorable.

Film en todo momento con violencia soterrada, que estalla en mil pedazos cuando se llega a los callejones sin salida del odio, los rencores y la pasión mas furibunda.
A todo ello ayudan la impresionante fotografía, cercana al expresionismo mas puro, de Víctor Milner y a la banda sonora del maestro Franz Waxman, soberbia y llena de fuerza dramática que magnifica aun mas el poderío de los rayos y truenos que resuenan a lo largo del metraje.
Excelente adaptación de la novela de Niven Busch, queda en la memoria por la fuerza de sus personajes, retroalimentados por los instintos mas bajos que guardan en sus almas, encarnados por maravillosos intérpretes, destacando al trío formado por el patriarca Walter Huston, simplemente magnifico, Bárbara Stanwyck en su laberíntica dualidad, y Gilbert Roland, espléndido en una escena capital que se queda en la retina y memoria para siempre.
Perfecta ambientación, con vestuario de nada menos Edith Heath, la mejor en su trabajo.

Anuncios

CAMINO DEL PINO SOLITARIO, EL (Trail of the lonesome pine, the). 1936

febrero 29, 2008
Dos familias, los Tolliver y los Falin, que viven en un valle perdido entre las montañas, mantienen una guerra abierta e incesante.
Pero es un odio atávico, heredado, sin que ninguna de las partes sepa el remoto motivo que dio origen a la sangrienta confrontación.
Jack, un ingeniero que ha localizado un rico yacimiento carbonífero en el valle, consigue autorización de las dos familias.

Estimable western, que en realidad no es tal, sino que, a pesar de que se desarrolle en dicha época y lugar, tiene muchos más tintes melodramáticos que de aventuras propias del far west. Con todo, hay de ello también y existen situaciones que nos remiten al género rey.
Henry Hathaway, su director, logra un film singular, con unas preciosas tonalidades cromáticas, gracias a una preciosa fotografía a todo color, aspecto técnico que resultó galardonado en la Bienale de 1936. Por este motivo, quedan resaltados los maravillosos parajes donde se sitúa la historia. Una historia, un argumento, que resulta atractivo gracias a un buen estudio psicológico de los diversos personajes personajes las que mueven sus acciones y desatan las más bien absurdas rencillas, enconadas en el tiempo y promovidas más por la costumbre que por la lógica.

Se aleja de las constantes del género en diversos momentos, siendo lo principal los anhelos, sufrimientos y contradicciones internas de los personajes las que mueven sus acciones y desatan las más bien absurdas rencillas, enconadas en el tiempo y promovidas más por la costumbre que por la lógica.
Estupendos intérpretes, entre los que destaca la pareja protagonista, un jovencísimo Henry Fonda y la siempre excelente Sylvia Sidney, memorable en films como la genial “Furia“, de Fritz Lang.
Una buena película que se debe ver con tranquilidad, saboreando sus buenos diálogos. Si no fuera así, podría resultar algo más que atípica y atragantar a más de un despistado espectador que espera de antemano tiros y peleas por doquier.

Leer critica de El camino del pino solitario en Muchocine.net