Archive for the ‘Charles Tyner’ Category

LAS AVENTURAS DE JEREMIAH JOHNSON (Jeremiah Johnson). 1972. Valoración: 8,33

septiembre 8, 2009
Un joven decide cierto día abandonar la civilización: compra un caballo y, rifle en mano, asciende hacia las montañas nevadas para vivir en absoluta soledad.
Allí conocerá a una mujer india y con ello se buscará problemas con un grupo de indios que no cejará en su empeño por matarle.

La película preferida de Robert Redford de entre todas las de su carrera. Por lo menos en el plano personal, pues en las dos películas que hizo con Paul Newman se lo pasó de miedo.
“Jeremiah Johnson”, su título original, es un film de gran calidad, sobrio, conciso, que se toma su tiempo para contar las cosas.
Posee un argumento aparentemente sencillo, pero que Sidney Pollack engrandece con su sentida épica de gran contenido ético, que aboga por la vida de todos los seres, tanto humanos como animales, amén del amor y respeto por la tierra que se pisa.

Se alternan sabiamente las escenas intimistas, con su tempo cinematográfico tranquilo, pausado pero nunca lento, y otras de tensión dramática e incluso gran suspense, como cuando no se sabe de dónde saldrán los indios para “cazar” al hombre blanco que ha osado entrar en sus tierras sagradas.
Fotografía bellísima a cargo de Duke Callaghan resaltando la grandeza del duro paisaje, con exteriores rodados en el estado de Utah, como por ejemplo, St.George, el Ashley National Fores y/o el Zion National Park.
Excelentes interpretaciones (la mejor de Redford junto con “El valle del fugitivo”, y un gran sentido de la justicia y el valor de la libertad, impregnan un film imperecedero que sin duda gana aún más con el paso del tiempo.

Anuncios

JOHN WAYNE Y LOS COWBOYS (Cowboys, the). 1972. Valoración: 6,65

julio 23, 2009
Will Andersen necesita llevar su ganado desde su rancho a la ciudad antes de que lleguen las nieves.
Es un difícil recorrido y los vaqueros con los que contaba le abandonan al ser descubierto un filón de oro en un lugar próximo.
Por ello se ve obligado a reclutar a una pandilla de mozalbetes que no han desempeñado ese trabajo nunca.

Bonita cinta, dirigida con bastante parsimonia, pero también sensibilidad, por el experimentado Mark Rydell, primero actor y viejo amigo de John Wayne, y en esta época estimado director de un puñado de buenas obras.
No hay más que ver el film para darse cuenta fácilmente de que está creada a/para mayor gloria del gran Wayne, pero no sólo es un sentido homenaje a este gigante del western y del cine en general, sino que se ha tenido mucho cuidado de ofrecer un producto de calidad, aunque no esté entre los mejores de la filmografía de ambos.
Se sigue con interés debido a lo novedoso del argumento.
Los paisajes son espectaculares, preciosos (Castle Rock, Colorado, USA; Chama, New Mexico, USA; Colorado, USA; Galisteo, New Mexico, USA; Pagosa Springs, Colorado, USA..entre otros), brillantemente fotografiados por el gran Robert Surtees, habitual de la filmografía del gran Eastwood. Pero tampoco se queda atrás la impresionante y preciosa partitura musical de John Williams, también habitual más tarde de otro genio: Steven Spielberg.

Quizas en algún momento la acción parezca estancarse, pero es a propósito, pues las jornadas laborales de los vaqueros son como están descritas en la cinta. Cuando la acción se intensifica, las escenas son arrolladoras, de una violencia incontenible.
Buen reparto, combinando los intérpretes veteranos, donde sobresale una vez más el más tarde excelente característico Bruce Dern, junto a jóvenes de la talla de por ejemplo, Robert Carradine, hermano menor del finado y siempre recordado David.
Un film, quizás menor dentro de la filmografía de John Wayne, pero muy representativo del espíritu que acompañó a la gran mayoría de sus personajes.

PISTOLEROS EN EL INFIERNO (Bad Company). 1972. Valoración: 6,70

junio 26, 2009

Un grupo de muchachos se ganan la vida como “desperados” en el oeste y ven que su profesión es más seria de lo que pensaban cuando comienzan a meterse en asuntos violentos y de traición.

Buen western, con una clara aura desmitificadora, que significó el primer largometraje del excelente realizador Robert Benton.
Y le acompañaron jóvenes intérpretes como John Savage y un emergente Jeff Bridges, que con este film y otros de la primera década de los setenta, se convirtió en uno, si no el mejor, actor de su generación.
Pero también aparecen ilustres “secundarios” del far west como el enigmático Charles Tyner, el veterano Jim Davis y/o el siempre seguro David Huddleston.

Entre todos consiguen un estimable film, muy interesante, ameno y hasta original, aunque ciertamente triste. Este innegable halo de tristeza hace que se vea en líneas generales de forma un tanto distante. No por resultar poco interesante, sino por tener escenas, momentos, dolorosos, muy realistas sobre cómo se forjaron seres humanos en una época violenta y algo descreída.
La magistral fotografía de Gordon Willis, mi preferido en este ámbito técnico, te sumerge en un paisaje que alterna la luz con las tinieblas.
Una estimulante cinta, que no obstante te deja un tanto cabizbajo a tenor de los acontecimientos.

EL FUERA DE LA LEY (The Outlaw Josey Wales). 1976. Valoración de los bloggeros: 7

enero 19, 2009

Un hombre, Josey Wales, quien perdió a su mujer e hijos en la Guerra de Secesión, al término de la contienda sigue la misma junto a un grupo de hombres.
Al cabo de un tiempo decide el grupo entregar las armas. Sin embargo, y debido a una traición del jefe del grupo, son casi todos asesinados.
Josey decide adentrarse en la tierra de los indios mientras planea su venganza.

Según algunas críticas de la época de su estreno, una de las peores películas de Clint Eastwood como director, y según otras (según avanzan los años) una gran obra, mal comprendida en gran medida, y un tanto adelantada a su tiempo.
Para mí una apreciable película, siempre muy entretenida, y con espectaculares escenas.
Cierto es que, sin duda por influencias de su etapa con Sergio Leone, la película tiene momentos en que parece un Spaguetti (violencia demasiado explícita donde la vida humana no tiene mucho valor…).
Sin embargo hay buenos diálogos (el que tiene lugar para saber si habrá paz o guerra entre indios y colonos, entre Wales y el jefe indio interpretado por el gran (en todos los sentidos) Will Sampson), escenas impactantes y un cuarto de hora verdaderamente memorable, (cuando su antiguo jefe se dirige a él, en un bar en penumbras, apenas entreviéndosele el rostro, mientras le dice que cuando le vea a Josey Wales le diga que la guerra hace tiempo finalizó y que la vida debe seguir, todos en paz).

Una escena que pone los pelos como escarpias, dado el gran contenido emotivo que posee. Un final antológico para una historia un tando desmesurada y algo más larga de lo que hubiera sido más preciso, pero que indudablemente llega a gustar y finalmente a convencer (excepto a algunos críticos de la época, repito).
Buena fotografía, estimable trabajo de montaje y unas conseguidas interpretaciones donde destaca John Vernon, como el antiguo jefe de Wales, Chieff Dan George, un indio piel roja de verdad, con el que te ríes y aprendes de forma sencilla algunas verdades de la vida, e incondicionales de Eastwood como Bill McKinney y/o Matt Clark.
Se suele reponer en la televisión con frecuencia, y siempre con gran éxito de espectadores. Por algo será.