Archive for the ‘Chuck Connors’ Category

LÁTIGO (Support your local gunfighter). 1971

noviembre 8, 2009

Látigo Smith es una mezcla de gigoló y timador que necesita quitarse de encima el nombre de su ex novia, que lleva tatuado en el pecho.
Mientras espera que al médico del pueblo se le pase la borrachera para que pueda borrar el tatuaje.
Látigo oye por casualidad que Taylor Burton, el magnate minero local, ha contratado al infame pistolero Swify Morgan para que acabe con la competencia.
Smith no desperdicia semejante oportunidad y hace que un vaquero libertino se haga pasar por el temido Swify y cobre el dinero que le estaba destinado.
Látigo planeaba escaparse a las montañas en cuanto se hichiera con la pasta, pero no contaba con enamorarse de la hija de Barton, una joven señorita de armas tomar…

Muy divertida comedia en clave de western, que tiene de esto último prácticamente todos los elementos, pero tomada la historia, el argumento, a cachondeo, y del bueno.
Contiene un guión (del gran James Edward Grant) rico en anécdotas y está lleno de gags realmente conseguidos, que hacen reír con ganas y sonreír todo el metraje.
El ritmo es trepidante y por ello se degusta de principio a fin. Y es que Burt Kennedy, el director, sabía las claves del western, aunque hasta ese momento había hecho pelis de far west más mucho más serios.

Realmente no pasará a la historia del cine como una gran película, pero sí que logra lo que busca: la empatía con el espectador, que entra de lleno en lo que ve, no en vano todo resulta simpatiquísimo y muy agradable.
Chuck Connors, en un papel insólito para él, está francamente cachondo, pero el que realmente se lleva el gato al agua es el gran característico Jack Elam, que hasta ese momento había personificado casi siempre papeles mucho más dramáticos y serios.
Preciosa canción, homenajeada años más tarde por los Blue Brothers. Bonita fotografía y preciosos paisajes de Durango, Colorado (USA).

Anuncios

DESAFÍO DE PANCHO VILLA, EL (Pancho Villa). 1973. Valoración: 4

mayo 7, 2009
México. Un aventurero norteamericano llega a México con el propósito de conocer al líder revolucionario Pancho Villa.

Bastante pobre película, co-producida entre España (donde se rodó), Gran Bretaña y ¡USA!. Y si pongo la exclamación es porque cuesta bastante entender cómo entre tres países y uno de ellos los estadounidenses, pueda ser tan mediocre.
Y es que se trata de un fim enojosamente aburrido en algunos momentos y en casi todos tedioso. No llega a resultar entretenida casi en ningún momento y ni mucho menos interesante.
Es cierto que mientras se ve se comprueba que no tiene ninguna pretensión, tan sólo (supongo) la de hacer pasar un buen rato. Pues bien: fracasa en el empeño.

Y es que no basta con la grata (pero ramplona visto los personajes, las líneas de diálogos y un tanto penosas situaciones) presencia de algunos simpáticos intérpretes como Telly Savalas (Kojak), Clint Walker (Cheyenne) y/o actores patrios curtidos en el spaguetti western como Eduardo Calvo. Ni si quiera los bonitos paisajes de Aranjuez, Colmenar Viejo (Madrid) y Guadix (Granada), sublimados por una bonita fotografía.
El hecho es que hay mucho ruido y pocas nueces, y los minutos se suceden sin llevarse el espectador nada sabroso a la boca (ni a la vista, claro).
En fin, que el director, Eugenio Martín, que siempre lo intentaba y que alguna vez lo conseguía (ver su francamente estimable y valorada “Pánico en el Transiberiano“), no consigue, dado su torpeza narrativa, que se vea con simpatía. Y una peli ambientada en la turbulenta pero que muy atractiva de Pancho Villa daba (en teoría) para mucho. Pero en esta ocasión todo queda en un quiero y no puedo.
En fin, una ocasión perdida en un metraje vacío de contenido y emoción.