Archive for the ‘Clint Eastwood’ Category

EL SEDUCTOR (Beguiled, the). 1971. Valoración: 7,70

octubre 18, 2009
Un cabo del ejército nordista es acogido por unas señoritas que viven en una residencia, perteneciente al Sur.
Al principio quieren entregarle a la primera patrulla que vean por ahí, pero él se las ingenia para enamorarlas una a una con el objeto de recobrar fuerzas y huir.



Excelente film, que entra de lleno en el género del western por la época, personajes y elementos propios del far west, pero que también podria muy bien entrar en la categoría de drama intimista, thriller romántico o suspense puro de oliva dado cómo se las gastan las protagonistas de turno.
Es una inteligente adaptación de la buena novela de Thomas Cullinan.
Se trata sin duda alguna de uno de los mejores trabajos de Don Siegel, que ya es decir dada la buena cosecha de estupendas obras que tiene en su muy estimable filmografía.
También para Clint Eastwood supone una de sus mejores interpretaciones. Desde luego es la mejor de su larga segunda época aunque ya sabemos a estas alturas que últimamente, cada vez que actúa lo hace mejor que la anterior, pudiendo muy bien afirmarse que ahora sí es un excelente actor.

La historia se las trae, pues es dura, inmisericorde, cruel.
Las intérpretes (sobre todo la gran Geraldine Page y Elizabeth Hartman) lo bordan consiguiendo transmitir toda la gama de sentimientos que sienten ante la presencia de un hombre (que “las pone” en su casa.
Buena película que cada año que pasa se revaloriza dada la orginalidad de su propuesta y su valentía expositiva. Se puede decir que se adelantó a su tiempo y ahora ya se puede afirmar que se trata de toda una auténtica (aunque estremecedora) obra maestra poco complaciente con el espectador, como debe ser.

Anuncios

JOE KIDD. 1972. Valoración: 6,65

julio 29, 2009
Un adinerado aristócrata estadounidense llamado Frank Harlam contrata los servicios de un pistolero vagabundo, Joe Kidd, para que acabe con un grupo de bandidos mexicanos, a las órdenes de Luis Charma, que asola la región.
Frank acepta, pero pronto se da cuenta de quién y cómo se las gasta su jefe, un hombre violento, cruel e injusto con los desfavorecidos.


Uno de los últimpos films del gran John Sturges, y el penúltimo western salido de sus manos.
Todavía conserva su buen pulso y logra una cinta, quizás menor, pero disfrutable gracias al añejo y sabroso sabor a clásico que le otorgan sus a ratos brillantes fotogramas.
Es un tanto irregular, pero gusta primero por el argumento, quizás no demasiado original, al fin y al cabo se trata de lo de siempre, un jefe malo que contrata a un presunto malhechor o así para llevar a cabo un sucio trabajo, encontrándose el jerifalte con el código del honor de su “trabajador”, que se pasa, lógicamente, al lado contrario tras ver las putadas que aquél ejerce contra todo subordinado y/o adversario de todo tipo.
Pero la narración es diáfana, nítida, con una exposición de los hechos asequible a cualquier espectador, amén de exponer la psicología de los personajes de forma clara, sin tapujos ni reminiscencias filosóficas obtusas que hagan se pierda la cara a lo importante, la acción pura y desenfrenada entre personas antagonistas que buscan cosas bien distintas en la vida.

Un ejemplar elenco interpretativo eleva la calidad media del film, con un Robert Duvall que ya en este film da muestras de lo que llegaría a ser con un poquito más de tiempo, añandiéndosele hombres como John Saxon, y/o duros como Don Stroud.
Los rígidos y secos paisajes de Alabama Hills, Lone Pine, California, USA; Buttermilk Country, Inyo National Forest y/o Old Tucson, Tucson, Arizona, USA determinan muy físicamente los hechos, siendo un personaje más y de vital importancia.
Un western que gusta y se disfruta fácilmente, por obra y gracia de uno de los grandes en este gran género: John Sturges, todavía en forma viendo lo visto.

INFIERNO DE COBARDES (High plains drifter). 1973. Nota media: 8

mayo 1, 2009
Un misterioso personaje llega a un pueblo amenazado por la próxima visita de tres rencorosos criminales, por lo que rápidamente se le solicita protección; consciente de que es imprescindible y nadie se atreverá a enfrentársele, comienza a humillar y exigir progresivamente a los ciudadanos.

Primer film del oeste que dirigió el gran Clint Eastwood (en esa época menos grande que en la actualidad…).
Se trata de un film original en cuanto a su temática, y en cuanto a determinados empleos del color y la fotografía. En cuanto a su temática, no en vano el “héroe” no lo es tanto, al menos en cuanto a la moral que exhibe, en sus violentos y crueles métodos y en su poca complacencia para con el resto de sus semejantes. Y en cuanto al color, al emplear el rojo con la intensidad y cromatismo del infierno puro y de la muerte.

Es un film interesante, aunque lejos de la maestría que años después demostraría su autor, pero en todo momento resulta entretenida y muy amena, aunque ciertamente, repito, todo lo que hace el protagonista, “el bueno” de la película, resulta lejano a los positivos sentimentos que debe albergar quien debe velar por nuestros intereses y seguridad.

Al final queda todo aclarado, el porqué lo hacía, etc, pero durante el metraje está bien mostrada la dualidad y hasta contradicción, dando a entender que el ser humano tiene de todo, partes buenas y demonios interiores y deudas no pagadas que nos llevan por caminos oscuros y hasta violentos, como es el caso.
Un film singular, que creo se trata de un buen borrador de su ya mejor “El jinete pálido“, y que se sigue regularmente proyectando en las televisiones del mundo entero con un éxito merecido.
Y es que siempre es un acierto por su original puesta de escena y por la intensidad dramática conseguida.

EL FUERA DE LA LEY (The Outlaw Josey Wales). 1976. Valoración de los bloggeros: 7

enero 19, 2009

Un hombre, Josey Wales, quien perdió a su mujer e hijos en la Guerra de Secesión, al término de la contienda sigue la misma junto a un grupo de hombres.
Al cabo de un tiempo decide el grupo entregar las armas. Sin embargo, y debido a una traición del jefe del grupo, son casi todos asesinados.
Josey decide adentrarse en la tierra de los indios mientras planea su venganza.

Según algunas críticas de la época de su estreno, una de las peores películas de Clint Eastwood como director, y según otras (según avanzan los años) una gran obra, mal comprendida en gran medida, y un tanto adelantada a su tiempo.
Para mí una apreciable película, siempre muy entretenida, y con espectaculares escenas.
Cierto es que, sin duda por influencias de su etapa con Sergio Leone, la película tiene momentos en que parece un Spaguetti (violencia demasiado explícita donde la vida humana no tiene mucho valor…).
Sin embargo hay buenos diálogos (el que tiene lugar para saber si habrá paz o guerra entre indios y colonos, entre Wales y el jefe indio interpretado por el gran (en todos los sentidos) Will Sampson), escenas impactantes y un cuarto de hora verdaderamente memorable, (cuando su antiguo jefe se dirige a él, en un bar en penumbras, apenas entreviéndosele el rostro, mientras le dice que cuando le vea a Josey Wales le diga que la guerra hace tiempo finalizó y que la vida debe seguir, todos en paz).

Una escena que pone los pelos como escarpias, dado el gran contenido emotivo que posee. Un final antológico para una historia un tando desmesurada y algo más larga de lo que hubiera sido más preciso, pero que indudablemente llega a gustar y finalmente a convencer (excepto a algunos críticos de la época, repito).
Buena fotografía, estimable trabajo de montaje y unas conseguidas interpretaciones donde destaca John Vernon, como el antiguo jefe de Wales, Chieff Dan George, un indio piel roja de verdad, con el que te ríes y aprendes de forma sencilla algunas verdades de la vida, e incondicionales de Eastwood como Bill McKinney y/o Matt Clark.
Se suele reponer en la televisión con frecuencia, y siempre con gran éxito de espectadores. Por algo será.

EL JINETE PÁLIDO (Pale rider). 1985

julio 29, 2008
Un grupo de colonos, buscadores de oro, se establece en un lugar de California, en donde sufren el hostigamiento de los hombres de Lahood, propietario del resto de las explotaciones.
Hasta el lugar llega un desconocido que se presenta como predicador y que se pone de parte de los colonos, enfrentándose a los agresores.

Hay muchos pecadores por aquí. No querrá que me marche antes de terminar mi labor, ¿verdad?”.

Extraño western con connotaciones metafísicas y toques religiosos, competentemente dirigida e interpretada por Clint Eastwood y que, pese a su buen acabado, no convenció demasiado al espectador de la época, y dividió en muchos sentidos a la crítica especializada.

Se trata, no cabe duda, de una buena película, muy bien narrada y con intensos momentos de acción. Sin embargo, también es verdad que se escapa a lo convencional en este género, habiendo momentos y situaciones que se escapan al sentido común. Pero esto la diferencia y la hace más atractiva y sugestiva.
Buenos intérpretes y una brillante puesta de escena, a toda pantalla y con preciosa fotografía y banda sonora.
Pese a sus posibles defectos, un trabajo para recordar, que deja huella e invita a la reflexión.

Leer critica El jinete pálido (Pale Rider) en Muchocine.net

SIN PERDÓN (Unforgiven). 1990

junio 18, 2008
Un antiguo asesino, alejado ya desde hace mucho tiempo de esa mala vida, acepta el encargo de asesinar a unos vaqueros que han violado a una puta.
Necesita el dinero pues tiene una granja y debe cuidar de sus hijos ya que es viudo.
Para el trabajo se llevará a un antiguo colega y a un chico sin experiencia y muy bocazas.

He matado mujeres y niños. He disparado sobre cualquier cosa que tuviera vida y se moviera. Y hoy he venido a matarle a usted“.

Excelente western crepuscular que supuso toda una sorpresa en la cinematografía mundial. Y lo hizo al ser un gran éxito, sobre todo crítico. Más tarde, al ganar unos cuantos Óscars (Mejor Film, Mejor Director, Mejor actor de reparto (Hackman)…) obtuvo, como suele suceder, un considerable repunte comercial.
Clint Eastwood consigue, además de entretener, aunque lejos de los convencionales westerns con los que crecimos los de mi generación, hacernos reflexionar sobre algunos aspectos de nuestra personalidad. Temas como la muerte de un ser humano, lo que significa de pérdida irreparable en el presente y el futuro de quien conoce o ama al muerto, pocas veces han sido tratados con tanta claridad y falta de pedantería.

Un gran film, con soberbias interpretaciones (¡que fuerza la de Gene Hackman!), preciosa música, perfecto montaje…
Ahora bien, la persona que espere ver un western de los de siempre, que se abstenga, pues poco tiene que ver con ellos.
Ahora mismo, todo un clásico, ejemplo de cine de autor, propio de un gran cineasta.

Leer critica Sin Perdón en Muchocine.net