Archive for the ‘Donald Crisp’ Category

SMITH EL SILENCIOSO (Whispering Smith). 1948

junio 11, 2009
Smith es un hombre pagado por el ferrocarril que busca a unos malhechores especializados en asaltar trenes y llevarse su mercancía.
Por ello va a la ciudad donde cinco años antes vivió.
Allí se reencuentra con su mejor amigo, y con la esposa de éste, mujer de la que siempre estuvo enamorado pero nunca se atrevió a confesar.
El amigo ahora sigue siendo una buena persona, pero tiene unos amigos nada buenos que cree Smith andan en el asunto de los robos.

No demasiado conocido western, dirigido con dinamismo por Lesley Fenton, un honesto realizador que nunca tuvo mucho éxito, y que cimentó la popularidad de Alan Ladd, erigiéndose como uno de los mejores de su época en esta clase de cintas.
Se trata de un película del oeste amena, muy entretenida, con mucha “ferretería”, esto es: tiros, bien narrada e interpretada. Entre los ilustres actores hay hombres de gran consolidación tanto en cine como en teatro, como William Demarest, Robert Preston y el siempre excelente Donal Crisp.
Otro aliciente de calidad que debe tenerse muy en cuenta, pues se convierte en otro personaje más de la trama, es la maravillosa fotografía que da lustre a los preciosos paisajes nevados donde se desarrolla la historia.

Con todo ello se logra un estimable entretenimiento para toda la familia, consiguiéndose aquello de “una película para toda la familia”. Bueno, o más bien para casi toda, ya que al existir violencia y hasta sangre, para los más peques no es muy adecuada…
Un buen ejemplo de estimable western de finales de los cuarenta, donde todo está perfectamente planificado hasta el más mínimo detalle para conseguir un resultado redondo.

Anuncios

LA MUJER DE FUEGO (Ramrod). 1947. Valoración: 6

marzo 12, 2009
La acción se desarrolla en una comarca ganadera del Medio Oeste americano.
En esos parajes existe una cerrada oposición a que paste el ganado, que causa verdaderos estragos en el terreno.
Worl, un ovejero que pretende asentarse en el lugar, es obligado a marcharse. Pero éste se encuentra ligado sentimentalmente con Connie, hija del hombre que le ha echado.
La joven, valiéndose del ayudante de Worl, entablará un enfrentamiento con su padre.

Según una mayoría de críticos, se trata de un buen western…y no digo que no lo sea. Es cierto que técnicamente es competente, no en vano André de Toth era un muy inteligente director, especialista en arte, un verdadero mago en la dirección artística, y con una predisposición a magníficas puestas en escena. Y en esta ocasión logra de nuevo maravillarnos, sobre todo, por el sabio empleo del espacio.
Sin embargo, no me gustó demasiado. Y es que, al verla siendo chaval esta opinión debe ser tenida en cuenta a medias, pues proviene de lo que me pareció cuando todavía no estaba yo totalmente formado (en muchos aspectos sigo sin estarlo, pero esa es otra película…).

Lo cierto es me pareció un poco plano y con más bien poca acción, cosa que me desconcertó un tanto siendo un western.
A veces hay poca “ferretería”, pero la tensión se va acumulando poco a poco y estalla al final en mil pedazos provocando una explosión. Pero no, en esta ocasión tampoco ocurre.
El desarrollo de la historia es lento y por ello, incluso en algunos momentos se me hizo tediosilla.
Menos mal que los intérpretes son de postín, con la magnética belleza de Verónica Lake, el sempiterno buen hacer de Joel McCrea, y unos “secundarios” de lujo, como Preston Foster, Donald Crisp, siempre magnífico, y gente tan diversa y excelente como Lloyd Brigdes, Charlie Ruggles y/o Néstor Paiva.
En definitiva, no puedo decir que se trata de un bonito western, pues a mí no me hizo especial gracia, pero según la crítica especializada está francamente bien, así que…

Leer critica La mujer de fuego en Muchocine.net

OKLAHOMA KID. 1939. Valoración de los bloggeros: 6

diciembre 9, 2008
La banda de McCord roba el dinero que lleva la diligencia para pagar a los indios por la compra de sus tierras, pero el proscrito Jim Kincaid, alias “el chico de Oklahoma“, roba a su vez a McCord el dinero.
Más tarde, McCord se hace con el control de los salones de juego en la nueva ciudad.
Cuando el padre de Kincaid decide presentarse a la elecciones para la alcaldía de la nueva ciudad, McCord incita a la multitud para lincharlo, ya que sabe que sin Kincaid gana su negocio se vendría abajo.

Entretenido pero no demasiado disfrutable western, que tiene como mejor virtud el contar con un excelente elenco interpretativo, de lo mejor de finales de los 30 (Ward Bond, Donald Crisp, Charles Middleton…).
Como película la verdad es que no es muy allá, pues el guión no es precisamente un compendio de virtudes cinematográficas, habiendo mucho diálogo, en algunas fases incluso demasiados, y no existiendo muchas escenas de acción que se queden grabadas en la memoria.

Lloyd Bacon, el realizador, hombre por lo general estimable tras las cámaras, no logra hacer brillar el conjunto, quedándose con una simple peli amena, que no aburre nada, pero fácilmente olvidable pasado poco tiempo.
Se nota que no es su género favorito y al final lo visto se puede confundir con otros westerns de la época.
Protagoniza un James Cagney joven pero no tanto como para hacer de “Kid”, y un Humphrey Bogart haciendo de malo malísimo y con un traje negro calado hasta los tuétanos.
Se puede ver perfectamente pero se queda por debajo de lo que hubiera debido.

Leer critica Oklahoma kid en Muchocine.net