Archive for the ‘Donald Moffat’ Category

AMIGOS HASTA LA MUERTE (Showdown). 1972. Valoración: 6,45

septiembre 15, 2009
Dos amigos desde la infancia, enamorados de la misma mujer, comparten sueños e ilusiones.
Uno de ellos logra casarse con la mujer, el otro, para no estorbar, decide vivir una nueva vida en otro lugar. Llega a a asaltar en compañía de otros tres hombres un tren.
Su amigo, convertido en sheriff del pueblo, inicia su búsqueda.

Entretenido western, aunque menor dado que se ve a simple vista que no posee más ambición que la de hacer pasar un rato entretenido. Pues objetivo cumplido…y no mucho más…aunque tampoco menos.
Y es que sucede que posee un guión convencional, nada original, y la realización no es de las mejores de George Seaton, autor de alguna peli estimable como por ejemplo “Milagro en la calle 34“, “Aeropuerto” y/o “Espía por mandato“. Todas ellas alejadas de la obra maestra, pero estimables títulos que conviene recordar.
Pero es que en el año de “Amigos hasta la muerte” estaba ya muy mayor y se nota en la no demasiada frescura y fuerza dramática del conjunto.

No obstante, hay buenos detalles, destacando fácilmente el tiroteo final, muy bien rodado.
En cuanto a los intérpretes, los dos protagonistas (Rock Hudson y Dean Martin) se llevan la palma sobre los mal llamados secundarios, aunque quien está inconmensurable es la siempre excelente Susan Clark, una actriz hoy olvidada, me temo, y que a mí me ha gustado desde siempre.
Buena fotografía de Ernest Laszlo que destaca los bellos paisajes de Abiquiu, Nuevo México, y/o Kernville, California, un lugar recurrente en las pelis del oeste.
Por lo demás, no demasiado.
Un western menor, modesto en líneas generales, que entretiene y cae en el olvido.
Anuncios

SIN LEY NI ESPERANZA (Great Northfield, Minnesota Raid, The). 1972. Valoración: 6,70

junio 20, 2009
Finalizada la Guerra de Secesión Norteamericana, un grupo de hombres siguen la guerra por su cuenta contra los yankis.
Se dedican a asaltar y robar trenes y bancos. Se trata de los hermanos Younger, y los hermanos James.
Tiempo después, y como quiera que hay muchas personas que están a su favor, el Gobierno les da la amnistía.
Sin embargo el detective Pinkerton y sus hombres les siguen por todo el territorio de Minnessota para matarles como a perros.

Entretenido, curioso y bastante realista western desmitificador, que supuso un aire fresco a la vieja historia de los hermanos James y Younger, otorgándole parámetros desmitificadores.
Esta cinta está innmersa en la corriente que imperaba allá por los primeros años setenta, mis preferidos junto al Hollywood dorado del gran cine. Una corriente donde la mayoría de los personajes no eran ni buenos ni malos, sino que actuaban conforme a las circunstancias y la época que les había tocado vivir. Ellas eran quienes les ponían en su lugar no pudiéndose escapar de su a veces trágico destino.
El film es estimable y nada desdeñable, siendo en todo caso un producto de buen entretenimiento, donde el ritmo, la dirección de Phillip Kauffman y los estupendos intérpretes (comandados nada menos que por Cliff Robertson y Robert Duvall) son de recibo y logran que interese la historia, que aunque sabida contiene elementos novedosos como la inquina de Pinkerton y sus hombres para con los antiguos criminales.

La Ley inexorable en su camino, utilizando cuantos medios, aunque sean oscuros, para acabar con quienes estiman indeseables.
Lo cierto es que gusta la película, pero no es menos verdad que uno/a tiene la sensacion de que podría haber estado algo mejor. Pero aspectos técnicos como la fotografía y dirección artística, que nos sumerge de pies a cabeza en la época, son excelentes y rezuman un cuidado estético y puesta esmerada en escena, que no dejan indiferentes.
A mi modo de ver un muy interesante western, aunque quizás, repito, podría haber estado mejor, pero Kauffman considera que algunos aspectos formales y pequeños detalles que quizás otro realizador no hubiera estimado importantes, eran necesarios para la mejor comprensión de relato.