Archive for the ‘Ed Lauter’ Category

EL DESAFÍO DE LOS SIETE MAGNIFICOS (Magnificient seven ride, the). 1972. Valoración: 7

agosto 19, 2009

Chris, otrora pistolero, es el sheriff de una pacífica ciudad. Está casado con una hermosa joven.
Un día, tres niñatos roban una tienda y asesinan a la esposa. Chris sale tras ellos en compañía de un escritor de novelas basadas en las vidas de personajes ilustres del Far West.
La persecución les lleva a un pueblucho, donde las mujeres han sido violadas y ultrajadas por un famoso y cruel bandido. Chris, en compañía de seis hombres más, se quedarán en el pueblo esperando al bandido y sus temibles hombres para hacerles frente.

Aceptable, aunque no muy buena película del oeste, que sigue el espíritu de sus predecesoras (las de la serie 7 magníficos) (aunque no consigue sino resultar un pálido reflejo, aunque todavía ameno y más o menos entretenido).
No tiene nada especialmente negativo esta cinta, siendo honesta en su planteamiento y en la ambición que tiene para con el espectador, esto es, hacerle pasar el rato. Lo consigue.
Lo malo de la película es que el director, George McGowan no es muy imaginativo y el guión escasea, me refiero a que es previsible y las escenas de acción no resultan particularmente llamativas ni originales en su puesta en escena.

Por lo demás, el elenco interpretativo tampoco es gran cosa, aunque se compone de buenos actores de reparto como Ed Lauter y James Sikking, amén de Luke Askew, que siempre está bien.
La música sigue siendo del gran Elmer Bernstein y las localizaciones son de Joshua Tree, en California, y el parque natural de Vasquez Rocks, en Agua Dulce, California (USA). Lugares bien elegidos, que emulan al México y Nuevo México lindo y querido.
Un western únicamente ideado para seguir la estela de éxitos de la popular franquicia, que lógicamente, poco a poco fue perdiendo fuerza y aceptación.

Anuncios

DISPARA, BILLY, DISPARA. 1972. Valoración: 6,45

agosto 12, 2009
En aras a empezar una nueva vida en compañía de su segundo marido Henry y de Billy Bonney, fruto de su primer matrimonio, Catherine McCarthy se traslada a vivir desde su Nueva York natal hasta un pueblo llamado Cofferville.
En seguida Billy Bonney se siente desplazado del ambiente urbano donde se sentía cómodo. Ahora debe enfrentarse a una realidad típicamente de pueblo, desenvolviéndose en el campo y sin mayor diversión que un saloom al que acuden mayoritariamente personas de la edad de su madre o de su padrastro.
Tan sólo Billy parece entenderse con Goldie Evans y la prostituta Berle, la que todo el pueblo tiene como la amante de Goldie Evans, un violento individuo al que algunos responsabilizan de haber matado a una serie de lugareños.
A la muerte de su padrastro, Billy se aferra cada vez más a las amistades que, como Berle, ha ido cultivando en los últimos tiempos, despreocupándose de las relaciones sentimentales que mantiene su progenitora con Ben Antrim, el auténtico mandamás de esta zona agrícola del interior de los Estados Unidos.

Western bastante típico del espíritu de los felices años setenta, donde muchos personajes históricos y hechos verdaderos, volvieron a narrarse de forma bastante más realista y veraz de lo que nos habían contado anteriormente.
Crepuscular y adscrito de hoz y coz en el llamado “realismo sucio”, que tantos buenos títulos nos depararon, empero, en esta ocasión Stan Dragoti, un vulgar realizador, no consigue convencer aunque sí despertar un tanto nuestra curiosidad.
La vida de Billy Bonney, que con los años llegaría a pasar a la historia como Billy el Niño, se nos muestra desde la niñez hasta pasar a ser una auténtica leyenda.
Sus penurias, su falta de amor familiar, el desarraigo, la soledad y las malas (o buenas, según se mire) compañías, desarrollan el futuro carácter del joven, que es de nacimiento bueno pero la vida le lleva por veredas peligrosas.

Dragoti, que repito nunca ha llegado a ser nada en el mundo del cine, aunque sí tuvo éxito popular, por lo menos en la España de hace décadas con su mediocre pero decididamente simpático “Amor al primer mordisco“, consigue entretener pero más por el argumento, interesante de por sí, que por sus logros y cualidades cinematográficas, escasas a no ser por la fotografía y el buen hacer de ese estupendo actor que se fagocitó a sí mismo antes de tiempo: Michael J. Pollard, siempre convincente.
Una película violenta cuando debe y algo más ambiciosa de lo que debiera, que no gusta del todo, dejando un sabor agridulce ya que, aunque no aburre, sí que decepciona finalmente por aquello tan viejo de que “podría haber sido mucho mejor”.
Una oportunidad perdida, que no obstante tiene sus buenos momentos.
Como curiosidad, podemos ver, en pequeños papeles a jóvenes que más tarde llegarían a más altas cotas, como Gary Bussey (otro caso de malogrado actor) y/o Nick Nolte (este sí que aprovechó las oportunidades que le dieron).

PISTOLEROS EN EL INFIERNO (Bad Company). 1972. Valoración: 6,70

junio 26, 2009

Un grupo de muchachos se ganan la vida como “desperados” en el oeste y ven que su profesión es más seria de lo que pensaban cuando comienzan a meterse en asuntos violentos y de traición.

Buen western, con una clara aura desmitificadora, que significó el primer largometraje del excelente realizador Robert Benton.
Y le acompañaron jóvenes intérpretes como John Savage y un emergente Jeff Bridges, que con este film y otros de la primera década de los setenta, se convirtió en uno, si no el mejor, actor de su generación.
Pero también aparecen ilustres “secundarios” del far west como el enigmático Charles Tyner, el veterano Jim Davis y/o el siempre seguro David Huddleston.

Entre todos consiguen un estimable film, muy interesante, ameno y hasta original, aunque ciertamente triste. Este innegable halo de tristeza hace que se vea en líneas generales de forma un tanto distante. No por resultar poco interesante, sino por tener escenas, momentos, dolorosos, muy realistas sobre cómo se forjaron seres humanos en una época violenta y algo descreída.
La magistral fotografía de Gordon Willis, mi preferido en este ámbito técnico, te sumerge en un paisaje que alterna la luz con las tinieblas.
Una estimulante cinta, que no obstante te deja un tanto cabizbajo a tenor de los acontecimientos.

NEVADA EXPRESS. 1975. Valoración de los bloggeros: 7,66

febrero 16, 2009
A bordo de un tren, en los tiempos del lejano Oeste, un agente secreto trata de descubrir a unos traficantes de armas.

Entretenida, aunque no demasiado buena película policíaca dentro del marco del western. Es un western, claro está, pero su argumento y constantes le acercan, por espíritu, más al thriller o género negro…o más bien policíaco, sin más.

La historia no es nada del otro jueves, pero se ve bien pues hay bastante acción, y eso hace que no decaiga en ningún momento. No hay que olvidar que el director es Tom Gries, un estimable realizador que consiguió buenas películas, como “El más valiente entre mil“, “La casa de cristal” y/o “Fuga suicida“, con el propio Charles Bronson, como en esta ocasión.
El plantel de actores “secundarios” es muy bueno (Richard Crenna, el soberbio Ben Johnson, el orondo e impecable Charles Durning, y/o el seguro valor Ed Lauter) y eso también repercute en la calidad de una cinta de por sí escorada hacia la serie B, pero que está muy bien narrada, con agilidad, excelentes escenas de acción, con bastante violencia explícita, y unas convincentes interpretaciones, incluída la del muchas veces pétreo Charles Bronson.

Se ve bien, aunque quizás se olvida con cierta facilidad. O mejor dicho no se olvida, pero sí que sus escenas, al cabo de un cierto tiempo tienden a la dispersión y puede que a la confusión con otros filmes de parecido pelo.
En mi opinión, una cinta sobria, eficaz y que deja un más que aceptable sabor de boca.

Leer critica Nevada express en Muchocine.net

EL DESAFÍO DEL BÚFALO BLANCO (White Buffalo). 1977. Valoración de los bloggeros: 7

diciembre 12, 2008

El famoso pistolero Wild Bill Hickock, vuelve al Oeste tras muchos años de ausencia.
Su objetivo: matar a un gran búfalo blanco que le tiene obsesionado, y que tiene aterrorizado a los sioux.

Bastante entretenido western, dirigido con bastante eficacia y fuerza por J. Lee Thompson, antaño excelente director autor de notables obras, y en esta época de finales de los setenta, ya comenzando su declive artístico, aunque por contra, su mejor etapa en cuanto a films merecedores de la aprobación comercial del espectador.
Y es que, con este título afianzó su carrera teniendo al bueno de Charles Bronson de actor principal. Una “alianza” que les reportó pingües beneficios, aunque prácticamente en su totalidad fueran cintas ultracomerciales, con grandes dosis de violencia.

Aquí no ocurre eso, sino que esta cinta del oeste, aunque resulta un tanto rarilla al contener algunos elementos fantásticos, por ello mismo logra sorprender al espectador, introduciéndole en una historia poco convencional, que se hace francamente entretenida y vistosa.
Su visión es agradable en todo momento y se disfruta de veras.
Charles Bronson tiene un personaje desascostumbrado en su carrera, demostrando aquí que podía ser un actor algo más que competente y cumplidor. En esta ocasión tiene matices que le distinguen, algo que no repetiría casi nunca en lo que le quedó de carrera cinematográfica.
Estupendos intérpretes mal llamados “secundarios” y buena fotografía y banda sonora.Una peli maja, que merece la pena ver, sobre todo en pantalla grande.

Leer critica El desafío del búfalo blanco en Muchocine.net

ENFRENTADOS. 2006

marzo 10, 2008
Tres años después de la Guerra Civil Norteamericana, un hombre es atacado en las cumbres nevadas. Estamos en el año 1868 y el hombre recibe desde la distancia un disparo en el brazo. Huye de ellos, el jefe y cuatro secuaces, a quienes paga para que le apresen vivo.
En la huida recibirá cobijo de una familia.

Entretenido western, muy bien rodado por su realizador, David Von Ancken, que debuta en el largo con este meritorio trabajo.
Está muy bien filmado, con una preciosa fotografía y vibrante ritmo, sobre todo en su primera parte, todo lo relacionado con la persecución en las cumbres nevadas por parte de los cuatro hombres.
La relación laboral entre ellos, así como la inquina, sin que sepamos porqué, del jefe de la banda, respecto al huido, es mostrada con precisión, dándonos poco a poco datos para que entendamos el odio, remordimiento y el instinto de supervivencia humana en toda su dolorosa expresión
La violencia es mostrada a ráfagas, de forma abrupta y cruel, y los diálogos se nos muestran solo cuando es estrictamente necesario. Sobran las palabras en el primer tercio, donde la acción es la reina de la cinta.
Una cinta que atrapa al espectador, llevándole en su segunda mitad por caminos hasta entonces impensables.

Así, la película adquiere un carácter mítico, con la aparición de los dos personajes del final del film, encarnados con convicción por Wes Studi y Angélica Huston. Se podría decir, posiblemente de forma equivocada, que uno es una especie de ángel y la otra el Diablo en persona o al menos uno de sus ayudantes…O quizás al revés. O quizás ni siquiera existan realmente.
Muy personal obra de Von Ancken, que merece un respeto por su clara innovación en el género rey por excelencia, que denota una innata valentía conceptual que debe ser respetada por encima de todo. Que este film haya tardado dos años en estrenarse es prueba fehaciente de que los distribuidores no han sabido bien qué hacer hasta ahora. Sin duda porque no la han entendido.
Estimables intérpretes, con dos hombres poderosos, Pierce Brosnan y Liam Neeson, entre los que podemos admirar al siempre estupendo característico, últimamente no muy visto en el cine, Ed Lauter, que tantos buenos momentos nos ha hecho pasar en el pasado.

Leer critica de Enfrentados (Seraphim falls) en Muchocine.net