Archive for the ‘Harry (Henry) Morgan’ Category

DON QUIJOTE DEL OESTE (Scandalous John). 1971. Valoración: 6,50

diciembre 30, 2009
Un viejo propietario de un rancho, taxativamente reacio a vender su propiedad se comporta como el personaje del célebre Cervantes. “Don Quijote de la Mancha”.

Pues se trata de un western moderno dirigido convencionalmente por Robert Buttler, simpático y olvidable. Y al decir esto de “western moderno “habrá seguidores de este humilde blog entonces que pensarán que esta peli no tenía que aparecer en la lista. Pues, hombre, no es que les falte toda la razón pero entiendo que sí debe aparecer por cuantoq quitando que hay coches, aviones, motos , todo y los adelantos técnicos y científicos de la época en la que se desarrollan los acontecimientos, el espíritu, idiosincrasis y alma son los propios del Far West. Además, creo que Algunas pelis consideradas en la historia del cine como los westerns, como por ejemplo, “Grupo Salvaje”, y muchas desarrolladas en tiempos de la Revolución Mexicana con Pancho Villa, donde aparecen coches, etc,también habría que elminarlas de este magnífico género. Y no es así, ¿verdad? Pues en este caso, y dado que este blog, de momento es mío, pues lo inserto en el (¡ea chulería al canto!).
La peli en cuestion es una producción de la Walt Disney, con todo lo que ello significa, teniendo en cuenta que es de una cinta de los setenta, es decir, destinada a toda la familia para que la vieran juntos papas,niños, niñas, abuelitos, el tío soltero …
De todas formas hay que convenir que es un film algo menos light de lo habitual en aquellos tiempos, lleno de buenas intenciones, sí, que no obstante sí se nota que intentaba salirse de lo meramente infantil. Existen algunassituaciones y diálogos que los niños, si no ivan acompañados de sus padres o algún adulto responsable, pues no los entenderían del todo.

Sin embargo, dicho intento de la Disney se saldo con un sonoro fracaso económico, Aunque la peli está bien. Recuerdo (la ví siendo niño) que me gustó, y me hizo gracia, sobre todo, la estupenda composición de Alfonso Arau, divertidísimo de verasmy que se adueña sin esfuerzo de la peli.
Vista hoy en día pues resulta algo anticuada, y los más mayores pudieran aburrirse, pero creo que conseva aún algo de la frescura original y resulta amena, agrable. No obstante, habría que comprobarlo ahora, pues los tiempos cambian que es una barbaridad y lo que hace tres décadas gustaba hoy en día pPudiera considerarse unaantigualla de aúpa.
Como ya he dicho antes, buena fotografía, que resplandece paisajes de Nuevo México y / o de Dakota del Sur.
Y como curiosidad patria, comentar que trabaja el experimentado actor español ya desaparecido José Nieto. Y es que este actor, al igual que, por ejemplo, Fernando Rey, sabía hablar inglés, lo que le abrió puertas y le hizo ganar un dinero majo.

Anuncios

LÁTIGO (Support your local gunfighter). 1971

noviembre 8, 2009

Látigo Smith es una mezcla de gigoló y timador que necesita quitarse de encima el nombre de su ex novia, que lleva tatuado en el pecho.
Mientras espera que al médico del pueblo se le pase la borrachera para que pueda borrar el tatuaje.
Látigo oye por casualidad que Taylor Burton, el magnate minero local, ha contratado al infame pistolero Swify Morgan para que acabe con la competencia.
Smith no desperdicia semejante oportunidad y hace que un vaquero libertino se haga pasar por el temido Swify y cobre el dinero que le estaba destinado.
Látigo planeaba escaparse a las montañas en cuanto se hichiera con la pasta, pero no contaba con enamorarse de la hija de Barton, una joven señorita de armas tomar…

Muy divertida comedia en clave de western, que tiene de esto último prácticamente todos los elementos, pero tomada la historia, el argumento, a cachondeo, y del bueno.
Contiene un guión (del gran James Edward Grant) rico en anécdotas y está lleno de gags realmente conseguidos, que hacen reír con ganas y sonreír todo el metraje.
El ritmo es trepidante y por ello se degusta de principio a fin. Y es que Burt Kennedy, el director, sabía las claves del western, aunque hasta ese momento había hecho pelis de far west más mucho más serios.

Realmente no pasará a la historia del cine como una gran película, pero sí que logra lo que busca: la empatía con el espectador, que entra de lleno en lo que ve, no en vano todo resulta simpatiquísimo y muy agradable.
Chuck Connors, en un papel insólito para él, está francamente cachondo, pero el que realmente se lleva el gato al agua es el gran característico Jack Elam, que hasta ese momento había personificado casi siempre papeles mucho más dramáticos y serios.
Preciosa canción, homenajeada años más tarde por los Blue Brothers. Bonita fotografía y preciosos paisajes de Durango, Colorado (USA).

RÍO DE PLATA (Silver river). 1948

mayo 22, 2009

Expulsado de la caballería del ejército, Mike McComb, jugador sin escrúpulos, egoista y cínico, decide convertirse a toda costa en el mayor magnate de plata de Nevada .
Su imperio empezará a caer cuando los otros mineros combinen sus esfuerzos contra Mike y contra su tozudez, la cuál le hará perder el apoyo de su mujer, una buena esposa que le quiere pero no puede con él, y de sus viejos amigos.

Western con muy buenos intérpretes y dirección a cargo del brioso Raoul Walsh, que sin embargo, y a pesar de contar con esos y otros estimables mimbres, no logra que el resultado final pase de discreto entretenimiento.

Y esto ocurre por cuanto, de acuerdo, sí, resulta más o menos entretenido, no aburre y tal, pero no deja la menor huella al no haber nada realmente destacable.
Esto hace que se olvide con mucha facilidad e incluso si se ve más de una vez cuesta recordar su desarrollo.

Walsh dirige rutinariamente, no insuflando demasiado dinamismo al conjunto, que queda mediocre aunque, repito, distraído. Pero no convence, dejando un cierto sabor amargo, sobre todo al ser él quien está detrás de la cámara.
Buena fotografía en blanco y negro, algunas conseguidas escenas de acción y pare Ud. de contar.
No, no es que esté mal, pero no es un claro ejemplo de buen western, sino uno más.
Y como curiosidad, sin más, comprobar los dos carteles que he pegado en este humilde comentario. Si se lee bien, se verá que en uno pone que es para autorizada para mayores y en el otro tolerada para menores. ¿En qué quedamos? (Yo la vi para menores, y es que así era: “para todos los públicos”, así que sería una errata de la época).

CIELO AMARILLO (Yellow sky). 1948. Valoración: 7

abril 9, 2009
Un grupo de forajidos, antiguos combatientes de la Guerra Civil
Perseguidos por las fuerzas de la Ley, se adentran en un peligrosísimo desierto.
Cuando ya no pueden más, descubren un pueblo abandonado: “Cielo amarillo”.
En las afueras viven dos únicas personas, un viejo y su nieta, una indómita y bonita muchacha de armas tomar.
Los forajidos se extrañan de que vivan allí, en medio de la nada, comprobando que en realidad están extrayendo oro.

Excelente western, ejemplarmente dirigido por el maestro William A. Wellman.
Magistr
almente interpretada por un grupo de soberbios actores (Gregory Peck, un brillantísimo Richard Widmark taciturno y siempre pendiente de su imprevisible jefe, Harry (Henry Morgan), y una Anne Baxter como siempre estupenda, y con pocos pero magníficos diálogos, “Cielo amarillo” constituye un auténtico placer, sobre todo en su prmera mitad, la huida a través del desierto, una auténtica lección de cine desde el punto de vista técnico, con un montaje y planificación que ha pasado a la historia del cine por su sobriedad y fuerza dramática.
Una joya que tiene en sus diálogos y miradas, a veces furtivas, otras a los ojos, una magistral lección de cine, que fue tomada por cineastas que posteriormente siguieron sus pautas. Esoy hablando de gente como Budd Boetticher y/o el mismísimo Anthoy Mann, con el que tiene numerosos puntos de convergencia, aunque Mann contó casi siempre con la inestimable ayuda del color, el maravillos Technicolor de la época, que realzó y de qué manera los maravillosso paisjes en los que solía situar sus apasionantes historias.

Esta de ahora, “Cielo amarillo“, está repleta de perdedores, de gente a los que la guerra civil relegó y desmoralizó, haciéndoles ver o creer que el camino del crimen era el más corto y sencillo para lograr una vida más corta pero mejor.
Una cinta que si no se ha visto, hay que intentar ver y así, admirar en todo su sentido, cinematográfico y hasta vital, no en vano se ponen ante nuestros ojos diversos temas como la dualidad “el Bien y el mal frente a frente”, donde a veces se confunden, hasta un final, donde cada personaje tiene lo que ha buscado, el camino que ha elegido. ¿La redención, la perdición, una futura vida llena de paz o de sentir a la Ley apegada a la cola de su caballo?
Un soberbio final a tres bandas marca la verdad.

EL ÚLTIMO PISTOLERO (The Shootist). 1976

diciembre 30, 2008
Un viejo pistolero deberá enfrentarse a tres enemigos más jóvenes y ágiles que él.
No será fácil pero no tiene nada que perder pues está terminalmente enfermo.

“Bonito” western crepuscular, último del gran John Wayne, poco antes de morir de cáncer, tras muchos años de luchar contra él.
Y si pongo comillas en el bonito es porque ciertamente es un film bello, con tranquila realización de Don Siegel, uno de los grandes en fimes de acción, pero también hay que convenir que es triste. No en vano en todo la historia está presente la muerte próxima del protagonista, bien a manos de antiguos y nuevos enemigos de carne y hueso, bien a cargo de una maldita y todavía hoy no totalmente curable enfermedad, aunque mucho se ha avanzado en dicho sentido.

Emotiva en su humanidad, con grandes lecciones de vida, de dignidad, amistad y amor leal, deja un gran sabor de boca, entre otras cosas por finalizar con una muy elaborada y excelente escena (muy esperada en todo momento) de gran tiroteo entre el protagonista y los malos de turno.
Film nostálgico, donde se hace hincapié (una vez más, en este sentido no es original, ni tampoco lo pretende) de un mundo de libertad y justicia, tendente a una segura desaparición.
Muy bien Wayne, en un dignísimo colofón a su larga y exitosa carrera cinematográfica, acompañado por maravillosos intérpretes como el no menos mítico James Stewart, Lauren Bacall, Richard Boone, Harry Morgan, y hasta el aquí joven actor Ron Howard, más tarde popularísimo director “El código Da Vinci”, “Cinderella Man”, “El Grinch”

INCIDENTE EN OX-BOW (Ox-Bow incident, the). 1943. Valoración de los bloggeros: 8,6

octubre 8, 2008
A dos vaqueros se les atribuye por mor de una grave equivocación, un crimen que no han cometido.
Un grupo de hombres decidirá si se les lincha o no.
La mayoría está a favor de la horrible e injusta (siempre, aunque fueran culpables) ejecución.
Sus razones son diversas, todos tienen algún motivo, bien son racistas (uno de los presuntos culpables es mejicano), bien por sadismo, o bien por no ser inculpados en su lugar.

Brillantísimo western, que constituye un doloroso alegato contra el linchamiento, todavía en boga en algunos estados de Norteamérica en el momento del rodaje del film (sobre todo a negros y desfavorecidos).
Está realizado con una fuerza y poder de convicción por , un siempre buen director pero en mucha ocasiones, un tantoWilliam A. Wellman parco en cuanto al ritmo empleado al contar sus historias.
Aquí es vibrante y el espectador es contínuamente azorado por la injusticia reinante en el metraje.
Soberbias interpretaciones (nada menos que Henry Fonda, Dana Andrews, Anthony Quinn…), bellisima fotografía en blanco y negro y una historia dura e inclemente en todo momento.

Una ruda lección que no se debe olvidar y que no se olvida una vez vista, permaneciendo en la memoria durante toda la vida (ya la ví siendo un renacuajo hace un trillón de años y su impacto todavía me dura, como lo hizo la también excelente “Furia“, de Fritz Lang, que toca el mismo tema, auque desde otro punto de vista.
Un gran western que no emite nunca por las cadenas de televisión españolas, cosa que me sorprende y me decepciona a partes iguales.