Archive for the ‘Harry Woods’ Category

LA LEGIÓN INVENCIBLE (She Wore a Yellow Ribbon). 1949

agosto 22, 2009
Las tribus indias planean unirse para una guerra total contra los blancos.
El veterano capitán de la caballería Brittles recibe la orden de evitar las concentraciones de indios, al tiempo que debe escoltar a la esposa y sobrina de su comandante en jefe.
Además, ha de impedir que un traficante venda una partida de armas a los indios.

Esta triple misión será la última del capitán antes de su jubilación.


Gran western producido por la entrañable RKO, magníficamente ralizado por el maestro John Ford, dedicada a la caballería de los Estados Unidos.
Sus hombres constituyen una verdadera unidad, donde la camaradería, el honor, la valentía y amor por lo que representan, son los valores cotidianos que guían sus vidas.
Se trata de la segunda película de una trilogía dedicada a las fuerzas de los Estados Unidos, en su etapa del siglo XIX.

Lo principal aquí es la composición del color (imperecedero trabajo de Wiston C. Hoch, ganador del Óscar en este apartado) con tonos oscuros que denotan perfectamente la melancolía de la historia.
Por otra parte, John Wayne consigue aquí una de sus mejores intepretaciones, con una genial y creíble caracterización de hombre a punto de jubilarse.

Soberbio film, aunque curiosamente no es de las más populares de su autor. Pero toda ella constituye un entretenimiento puro, de principio a fin, lleno de acción, humor (las sempiternas peleas a puñetazos estando de por medio el mítico Víctor McLaglen…), e incluso amor…pero sobre todo honor y la satisfacción del deber cumplido, aunque existan bajas de amigos y/o amigos.
Bellísimos y agrestes paisajes de Kanab, Utahm, Mexican Har, en el mismo estado y por supuesto el Monument Valley, tan querido por el autor de tantas obras maestras, y presencia de prácticamente todos los habituales de Ford en aquella dorada época.

Anuncios

JUNTOS HASTA LA MUERTE (Colorado territory). 1949. Media: 7,35

agosto 16, 2009
En al año 1870, Wes Mc.Queen, uno de los últimos forajidos de los estados fronterizos, está encerrado en una cárcel de Missouri esperando su traslado a la prisión federal.
El jefe de su antigua banda le ayuda a huir.
En su viaje hacia la libertad va a parar a un pueblo indio-mexicano abandonado, una antIgua misión española. Allí estarán esperándole dos ladrones de trenes y la chica de uno de ellos, Colorado, una mujer baqueteada por la vida, igual que McQueen.

Excelente western, recio y en ocasiones violento, dotado de un maravilloso y triste clímax fatídico, donde el destino inexorable se convierte en uno de los principales personajes del filme.
Magníficamente dirigida por Raoul Walsh, se trata de una rareza en cuanto a argumento, y por varios motivos.
Hay que decir antes de nada que la narración es clara, comprendiéndose todo fácilmente. Sin embargo existen diversos elementos que le apartan del típico y tópico western donde todo es más o menos previsible. Aquí no, aquí los derroteros de los personajes son inconstantes, dúctiles, cambiantes.
Cinta estimulante dado que al espectador no se le da todo mascado, se trata de una película muy entretenida, con un ritmo sencillamente perfecto y con unas interpretaciones brillantes, desde la pareja protagonista hasta los más modestos actores/actrices de reparto.

El guión es soberbio, dado que explota lo más característico del stándard western, con un halo poético que se mete en nuestros corazones para no olvidarlo jamás. Tal es su fuerza dramática y su conmovedora historia de amor entre dos seres carentes de amor durante toda sus vidas, y que una vez se encuentran se dan cuenta de que están hechos el uno para con la otra.
Otro elementos importante es el paisaje, de gran dureza, donde el tremendo calor y el polvo hacía la filmación casi insoportable. El lugar elegido, en segunda opción por el productor de la cinta, el inefable Jack Warner, fue Gallup, Nuevo Méjico.
Todo ello hace de “Juntos hasta la muerte” un auténtico clásico, que junto a “Duelo al sol”, llevan al amor hasta el último extremo.
Una película preciosa, aunque algo dolorosa al mismo tiempo.

PASIÓN DE LOS FUERTES ((My darling Clementine) 1946

febrero 19, 2009

Wyatt Earp, con ayuda del pistolero alcohólico Doc Holiday y de sus hermanos y parientes, deberán enfrentarse al clan Clanton, en O.K. Corrall.

TIERRA DE VALIENTES, DE CORAZONES INTRÉPIDOS, Y DE DEDOS PUESTOS EN EL GATILLO.
sÓLO jOHN fORD, PODÍA PRODUCIR ESTA PELÍCULA CON TODA LA GRANDEZA Y ACCIÓN DEL VIEJO oESTE AMERICANO
.”

Así decía el programa de mano del cine Avenida.

“- ¿Alguna vez has estado enamorado, Mac?
– No, siempre he sido camarero
“.

Excelente western del gran maestro John Ford, quizás uno de los mejores de la historia.
No es un film espectacular, con muchos tiros y acción, sino emimentemente reflexivo, al menos en su primeer tercio. Un primer tercio donde el espectador va conociendo a los ricos (que dan mucho juego, quiero decir) personajes que pueblan un mundo que comenzaba a cambiar para bien de muchos y tristeza de no pocos.
La historia del histórico enfrentamiento en O.K. Corral, entre el ya inmortal Wyatt Earp, sus hermanos y parientes, junto a su gran amigo el dentista Doc Hollyday, maestro en la rapidez con su revólver y el juego de cartas, y gravemente enfermo, contra el clan Clanton, ya ha sido repetidas veces expuesto en la pantalla grande. Hay excelentes títulos que lo describen, siempre con variantes, y otros no tan buenos y estimables, pero casi siempre amenos.

En esta ocasión Ford le imprime poesía y lirismo, junto a violencia sin perifollos en el enfrantamiento final.
Según pasan los minutos, los acontecimientos se van exponiendo, acumulándose la tensión y explotando finalmente. La violencia verbal y los desafíos textuales, dan lugar al “diálogo” de las balas, juez final que pone a cada cual en su sitio.
Soberbio guión, magistral dirección de Ford, y unas maravillosas interpretaciones de un elenco sin igual, donde, ¡mira por dónde! brilla con luz propia el casi siempre inexpresivo (aunque simpático) Víctor Mature, que logra una sensible creación de Doc Hollyday, no mostrando su característica jeta de gran ardor de estómago.
Montones de inolvidables escenas y diálogos, aunque siempre recuerdo la de la entrada en el saloom de todo el clan Clanton, colocándose a lo largo de la barra (encabezados por el mejor actor “característico” de todos los tiempos: Walter Brennan).
Una rotunda obra maestra y todo un clásico.

EL Y SU ENEMIGA (Tall in the sadle). 1944. Valoración de los bloggeros: 7

diciembre 2, 2008

Un desconocido llega a una ciudad, donde dos familias se llevan mal y un juez corrupto no hace nada para acabar con ello.
El hombre no cae bien a casi nadie, pero poco a poco va tomando postura y con sus puños y revólver va imponiendo orden.


Agradable western dirigido con oficio por Edwin L. Marin, un buen artesano aunque no demasiado imaginativo, al que le debemos un buen número de amenos trabajos.
Este western se aparta de lo normal por aquellas fechas al tener muchos toques de comedia.
Se trata de una graciosa cinta de serie B, beneficiada por la presencia de John Wayne y algunos secundarios de lujo como Paul Fix, por cierto, co-autor de la historia, y también War Bond, que siempre imprime carácter a sus fuertes personajes.

Buena fotografía en blanco y negro, poca violencia, y notables toques románticos, hacen de este film una agradecida forma de pasar el rato divirtiéndose y olvidarse de los problemas cotidianos.Al finalizar te das cuenta de que te lo has pasado fetén, aunque en verdad no se trate de una gran obra e incluso con el paso de no mucho tiempo tienda a olvidarse.

Leer critica Él y su enemiga (tall in the sadle) en Muchocine.net

LOS USURPADORES (Spoilers, the). 1942

agosto 30, 2008
Durante la Fiebre del Oro, un buscador es asediado por un empresario que tiene la ley de su lado.
Pronto hace su aparición una cantante de cabaret que se convierte en objetivo amoroso de ambos.

Entretenido western, por encima de la media de los que se hacían por esas fechas, que quizás no tenga mucho para quedarse en la retina del espectador para siempre, pero que, gracias a los estupendos diálogos por mor de un buen guión a cargo de Tom Reed y Lawrence Hazard, que adaptan con inteligencia la novela original de Rex Beach, sorprende gratamente. Y es que, además de escenas de acción espectaculares y brillantemente filmadas por el siempre convincente Ray Enright, el texto es magnífico, bastante superior al de los westerns tradicionales (si exceptuamos a los de Ford, Hawsk, Sturges y compañía, que siempre son excelentes…).
La película está francamente bien y se sigue gracias a un ritmo ágil y una dirección de intérpretes muy estimable, con un trío protagonista de postín: John Wayne, Randolph Scott y una Marlene Dietricht que en cuanto aparece prácticamente eclipsa a sus paternaires.
Profusión de extras que enriquecen el argumento, y una narración limpia y concisa que hace que el espectador disfrute durante todo el metraje.

De todas formas, repito, tiene algo el film que hace se olvide con cierta facilidad al de unos meses, costando un poco más de la cuenta recordarla medianamente bien. Pero ello no es óbice para otorgarle un bien muy alto o un notable algo bajo, si se prefiere.
El trío protagonista repetiría en otro film: Pittsburg, de Lewis Seiler, que no es un western precisamente.
Y como curiosidad, observar que en el segundo cartel, aparece como director de la cinta Frank Lloyd, gran director pero que yo sepa no tuvo nada que ver en este film. Quizás estoy equivocado y se realizó al alimón, pero oficialmente solo aparece acretidado como su realizador Ray Enright. En fin, no sé si es un error de impresión o efectivamente los dos tuvieron algo que ver en el resultado final de este buen trabajo.

Leer critica Los usurpadores (The Spoilers) en Muchocine.net

MANDO SINIESTRO (Dark command). 1940

junio 1, 2008
Bob Seton, un cowboy de Téjas que llega a un pueblo de Kansas llamado Lawrence en los oscuros días anteriores al estallido de la Guerra Civil Americana
El pueblo de Lawrence se encuentra sumido en un estado de pánico por culpa de la situación del país.
Los pillajes y los actos vandálicos de una guerrilla que asola el lugar con total impunidad aterran a los habitantes.
Tras ganar las elecciones a Sheriff, Bob Seton se marca el objetivo de acabar con esta situación y poner fin a las acciones de la guerrilla, pero para ello deberá desenmascarar a quienes la dirigen..

Según los críticos y yo me reafirmo en ello, se trata de una película menor dentro de la vasta y excelente filmografía del gran Raoul Walsh, el realizador más norteamericano que ha existido nunca, en cuanto a concepción briosa y rítmica de la narración cinematográfica. Por ello se le tachó en algunos instantes como de “estimable artesano”, cuando siempre fue un director como la copa de un pino.
No obstante, y hablando del ritmo del film, este es, en esta ocasión, irregular, con altibajos que hacen que el film sea un tanto extraño y no demasiado convincente en líneas generales.
Es, ante todo, una película entretenida e interesante, pero los trazos de algunos personajes no pueden ser más oscuros y lúgubres, aportando todo ello un tono algo tétrico a la historia. Po rello, en ocasiones más parece un thriller que un western.

Excelente elenco interpretativo con actores y actrices de la más diversa condición (gente del puro western como el propio John Wayne, junto a otros más propios de otra clase de historias, como el gran Trevor Bardette y/o Porter Hall, por otra parte asiduo al cine del far west, anque casi siempre aportando su granito de arena jocoso).
Una película que la vi cuando era un adolescente y me gustaría volver a ver para corroborar ese oscuro tono que digo que me pareció tenía cuando la vi. Tal vez no sea así, si alguien la ha visto recientemente me gustaría saber su opinión.
Estuvo nominada la cinta a dos Óscars por la música (excelente partitura del gran Víctor Young) y la dirección artística.

Leer critica Mando siniestro (Dark Command) en Muchocine.net

UNIÓN PACÍFICO (Union Pacific). 1939

mayo 4, 2008
Se narran las luchas y esfuerzos por los trabajadores que consiguieron crear el Unión Pacífico, la primera línea de ferrocarril de los Estados Unidos.
Había honradas personas que lucharon denodadamente por convertir el sueño en realidad, pero también criminales que trataron lo contrario.

Muy buen western de Cecil B. De Mille, quizás su mejor film.
Se trata de una película soberbiamente narrada, donde lo espectacular está sabiamente unido a lo intimista.
Tanto los esfuerzos y luchas para crear el Unión Pacífico, como la historia de amor a tres bandas, están magistralmente expuestas.
El resultado es un film entretenidísimo, con una dirección ágil y unas sublimes interpretaciones (Joel McCrea, Robert Preston, Brian Donlevy, Anthony Quinn…).

Hay momentos realmente inolvidables como la tensión en el carromato de la protagonista (maravillosa Barbara Stanwyck) momentos después de haber asaltado el tren donde se transportaba la nómina para los trabajadores.
Tensión muy bien medida, ningún plano sin sentido ni sobrante, y un ritmo de magistral interés in-crescendo, hacen de esta cinta, una auténtica gozada que una vez vista no se olvida jamás.
A ver cada cinco años o así para no olvidar lo que es, realmente, buen cine.

Leer critica Unión Pacífico (Union Pacific) en Muchocine.net

BUFFALO BILL (Plainsman, the). 1936

febrero 22, 2008
Tras la Guerra Civil, el gobierno americano crea puestos de trabajo en el lejano Oeste para los soldados que vuelven de la contienda. Y también se va a canalizar el comercio de armas excedentes, vendidas en tráfico ilegal a los indios. El hombre que comercia con ellos tiene que enfrentarse a Buffalo Bill, que hará lo posible para evitar la guerra, en la que librará su última batalla en no menos famoso general Custer.

Buena película del oeste donde se dan cita algunas de las viejas leyendas del far west, como Buffalo Bill, Juanita Calamidad, Wyap Earpt, Wild Bill Hickok y algunos otros.
En este caso concreto en España se tituló “Búffalo Bill”, pero este personaje es secundario por lo que imagino que se puso este título para atraer a los espectadores.
Es cierto que quizá,y tal como han estimado “ilustres” críticos de cine, no ha envejecido demasiado bien, pero la factura todavía es excelente, y el ritmo vivo, por lo que se sigue disfrutando.
Excelentes escenas de acción, junto con otras bastante románticas, a cargo de la estupenda Jane Arthur, en su mejor momento físico.
Las escenas que tiene junto a su enamorado, el célebre pistolero y jugador de póker, Wild Bill Hickok (maravilloso Gary Cooper), son enternecedoras, y están llenas de buen humor, con unos chispeantes diálogos, con ingeniosas réplicas entre ambos. Se aman intensamente, pero siempre se están echando pullas.

Por esto mismo, el final de la película, que ha entrado en la leyenda, no sabiéndose de verdad si así ocurrió, es sobrecogedor y deja la piel de gallina, con una de las escenas de amor más conmovedoras de la historia del cine. Muchos años después de este film, en 1995, Walter Hill homenajeó este momento en su estimable aunque inferior a esa de De Mille, “Will Bill”, con el siempre estupendo Jeff Bridges en el papel de Hitchcock y la hora prácticamente desaparecida en combate Ellen Barkin, como Calamity Jane.
Excelente Jean Arthur como Juanita Calamidad, y el “malo” Charles Bickford, un actor siempre soberbio, que dejó gran huella en sus perfectas composiciones. Y papel importante para el yerno del Sr. Cecil B. de Mille, Anthohy Quinn, como solía suceder en la primera etapa del gran actor.
Un western maravilloso, al menos en la época en que la vi yo (de niño, ¡pufff!).

Leer critica de Búffalo Bill en Muchocine.net