Archive for the ‘Jack Warden’ Category

EL HOMBRE QUE AMÓ A CAT DANCING (The Man Who Loved Cat Dancing). 1973. Valóración: 6,45

agosto 5, 2009

Jay Grobart no duda ni por un instante a la hora de vengar la muerte de su esposa, una mujer india llamada Cat Dancing. Violada y asesinada salvajemente, Jay no perdona al hombre responsable del crimen, al que da muerte, aunque le cueste la cárcel.
Tras pasar un tiempo en prisión, Grobart se convierte en un forajido que forma con Dawes y Billy una banda de ladrones.
Durante el asalto a un tren se cruza en su camino Catherine, una mujer que viene huyendo de un violento marido al que no ama. Dawes y Billy la secuestran con la intención de violarla, pero Grobart la toma bajo su protección y ambos acaban enamorándose.
La banda se dirige hacia el poblado indio donde Grobart vivió con su mujer e hijo, pero le pisa los talones Lapchance, un cazarecompensas contratado por el marido de Catherine para hacer que vuelva con él.

Estimulante pero no convincente western, algo extraño para el más profundo fan del precioso género rey, pero curioso para el más profano.
Y es que contiene numerosos elementos que mejor casarían dentro de otros géneros, como el genuinamente negro o el simple melodrama romántico.
Sin embargo, no es menos cierto que todo se desarrolla en estrictos parámetros del far west, comenzando por los emblemáticos parajes donde los rudos y a la vez sensibles personajes se desenvuelven, hasta el clímax de violencia, tanto contenida, como explosiva llegada el caso, y siempre con el espíritu de las gentes que vivieron en aquella excitante pero salvajé época, donde todos/as trataban de encontrar el lugar donde asentarse definitivamente, a la vez que el progreso aplastaba cualquier romanticismo y cualquier ilusión de vivir en paz con solamente las estrellas y el cielo sobre cada uno/a.

Una innegable historia de amor, que tiene la espada de Damocles sobre las cabezas de los protagonistas, inmersos y diluidos en un destino fatal…o quizás no tanto.
Buenos personajes, sobre todo los de los villanos (excelente una vez más Jack Warden), etérea belleza de Sarah Miles, aparentemente fuera de lugar, y una dirección quizás un poco más efectista de lo necesario de Richard Sarafian, hace de este film un producto sobrio pero algo distante para el espectador medio, que no logra involucrarse del todo en las cuitas de los protagonistas. Esto, indudablemente, es un fallo, algo negativo, que no obstante, sobre todo en su aspecto técnico es de recibo (música de John Williams, fotografía de Harry Stradling Jr….).

Anuncios

BILLY DOS SOMBREROS (Billy two hats). 1973. Valoración: 6

mayo 19, 2009
Un escocés de mediana edad, Deans, y un mestizo llamado Billy Dos Sombreros llevan a cabo un robo, durante el cual resulta muerto un hombre.
Billy es capturado y conducido a la cárcel, pero Daens regresa y lo ayuda a escapar.
Durante el rescate, el escocés resulta herido en una pierna y los dos fugitivos se refugian en un rancho cuyo dueño accede a que un médico cure la herida de Daens y luego se marchen.
Las cosas se empiezan a complicar cuando Billy seduce a la mujer del ranchero.

Curioso western por varios motivos. El primero de ellos es que está rodado en Israel, hecho insólito que, no obstante, no le quita una brizna de credibilidad al conjunto dado que el espíritu del far west está plenamente conseguido. Sí es verdad que en cuanto a los paisajes se refiere, uno/o se da cuenta de que son algo distintos de lo habitual, pero nunca peores, sólo diferentes.
En el plano formal no es un dechado de virtudes este film. No en vano su director, el bueno de Ted Kotcheff, que se hizo bastante popular como director del primer y mejor “Rambo” (“Acorralado“), no logra traspasar los umbrales del buen gusto narrativo. Kotcheff, otrora esperanza en la dirección USA, mueve sus más bien escasos mimbres con soltura pero no demasiada imaginación.

Lo mejor y es lo que hace de esta cinta algo agradable y ameno, es su buen guión, obra de Alan Sharp, muy bien escrito y que describe a la perfección las relaciones entre los diversos personajes. El de Gregory Peck con el de Desi Arnar Jr, el de Jack Warden con el de Peck…
Un guión competente, algo extraño sí, pero atractivo por separarse algo de lo habitual en esta clase de historias.
Estupendos diálogos y la violencia justa y necesaria, hacen que este western resulte al fin y a la postre una agradable sorpresa que deja un excelente sabor de boca. Y es que podría haber derivado en algo soso y aburrido, pero no, gusta bastante.

EL DESAFÍO DEL BÚFALO BLANCO (White Buffalo). 1977. Valoración de los bloggeros: 7

diciembre 12, 2008

El famoso pistolero Wild Bill Hickock, vuelve al Oeste tras muchos años de ausencia.
Su objetivo: matar a un gran búfalo blanco que le tiene obsesionado, y que tiene aterrorizado a los sioux.

Bastante entretenido western, dirigido con bastante eficacia y fuerza por J. Lee Thompson, antaño excelente director autor de notables obras, y en esta época de finales de los setenta, ya comenzando su declive artístico, aunque por contra, su mejor etapa en cuanto a films merecedores de la aprobación comercial del espectador.
Y es que, con este título afianzó su carrera teniendo al bueno de Charles Bronson de actor principal. Una “alianza” que les reportó pingües beneficios, aunque prácticamente en su totalidad fueran cintas ultracomerciales, con grandes dosis de violencia.

Aquí no ocurre eso, sino que esta cinta del oeste, aunque resulta un tanto rarilla al contener algunos elementos fantásticos, por ello mismo logra sorprender al espectador, introduciéndole en una historia poco convencional, que se hace francamente entretenida y vistosa.
Su visión es agradable en todo momento y se disfruta de veras.
Charles Bronson tiene un personaje desascostumbrado en su carrera, demostrando aquí que podía ser un actor algo más que competente y cumplidor. En esta ocasión tiene matices que le distinguen, algo que no repetiría casi nunca en lo que le quedó de carrera cinematográfica.
Estupendos intérpretes mal llamados “secundarios” y buena fotografía y banda sonora.Una peli maja, que merece la pena ver, sobre todo en pantalla grande.

Leer critica El desafío del búfalo blanco en Muchocine.net