Archive for the ‘L.Q. Jones’ Category

CAZA IMPLACABLE (Hunting party, the). 1971. Valoración: 6,35

enero 19, 2010
Una banda de forajidos rapta a una bella maestra, pues el líder de ésta desea aprender a leer y escribir; ignora que el marido de ésta no es sino un peligroso sádico que irá detrás de ellos matándolos sin piedad gracias a un rifle de largo alcance, recién fabricado.

En mi opinión, un muy violento film del oeste, sobre todo para la época en la que fue rodada. Fue por este motivo objeto de controversia y polémica, siendo objeto de algunos “sesudos” estudios, que la abordaban tanto desde el punto de vista formal como del introspectivo, deteniéndose sobre todo en la peculiar personalidad del personaje encarnado por el gran Gene Hackman, todo un psicópata sádico (su personaje, no el bueno de Hackman…).
Así, gracias al boca a boca, fue un éxito económico, no tanto de crítica, que se divió en dos bandos claramente diferenciados. En uno estaban los que la situaban en lo más alto, y otros que dijeron más o menos que todo era puro artificio. Yo, cuando la ví, en medio de los dos, aunque más hacia el segundo bando.
Y digo esto por cuanto aprecié el aspecto técnico, con una magnífica fotografía en preciosos colores de nuestro Cecilio Paniagua (se rodó en España), que también contó con el siempre excelente Enrique Alarcón como director artístico. Pero aspectos como el ritmo, para mi gusto muy irregular y la propia dirección de Don Medford, fría para la historia que cuenta, no fueron de mi gusto.


A mí solamente se me quedaron grabadas las escenas violentas, no por bien rodadas, sino por ver a Hackman de cabrón integral dándole al gatillo sin dar la menor oportunidad a “sus presas”, pues como a conejos les asesina.
Sin embargo, me ocurrió algo curioso, que le dí una segunda oportunidad viéndola muchos años después (hace bien poco) en la televisión. Y, hombre, no diré que me pareció maravillosa, pero sí que aprecié algunas buenas escenas, como cuando Reed, Bergen y Ryan comen bajo un carromato defendiénsose del tórrido calor bajo un sol de justicia, unos melocotones. Una escena en verdad simpática y entrañable, muy humana, que no se olvida (aunque a mí se me olvidó la primera vez).
En fin, que quizás es mejor de lo que me pareció la primera vez. No estoy seguro.

Anuncios

PAT GARRET AND BILLY THE KID. 1973

abril 13, 2009
El sheriff Pat Garret, amigo de Billy el Niño, un hombre honesto pero presto a dilucidar sus cuitas con el revólver, se enfrentan al querer el primero apresar al segundo.

No me sorprendería, Pat, que Billy te volara la cabeza de un tiro: siempre has sido un padre para él“.
Excelente film del maestro Sam Peckinpah, al decir de muchos críticos, la obra maestra suya. Cuestión de opiniones pues para comenzar, yo prefiero “Grupo salvaje“, que quizás formalmente no sea tan completa como esta que nos ocupa, pero que me gustó más.
Pero es un buen ejemplo del cine de Peckinpah, con todas sus contantes,virtudes y casi ningún defecto, por lo que su visión constituye un aliciente positivo por diversas razones.
Como punto número uno, por comenzar por algo, es una certera visión del mundo ya crepuscular del far west, con los cambios de todo tipo que el progreso conlleva. Los personajes ven claramente que ya no pertenecen a dicho futuro próximo, con un espíritu tan alejado en fondo y forma del que ellos conocen y han experimentado a lo largo de décadas.

Como segundo punto, es un canto a la amistad entre, principalmente, dos hombres. Uno ya adulto y el otro joven (en este caso no tan joven pues está claro que Kris Kristofferson tiene algo más edad de la que tuvo realmente Billy el Niño en la realidad…). Una amistad rota por los acontecimientos, ajenos al cariño y respeto que se profesan, pero que harán que se tengan que enfrentar a muerte.
Puede que un pelo larga, más que nada por lo extenso de los personajes y ciertas escenas marcas de la casa Peckinpah, un tanto alargadas, preciosistas, donde se regodea el maestro mostrándonos su maestría en la puesta en escena. Pero el autor tiene la necesidad de contarnos muchas cosas y tomarse su tiempo para ello, por lo que no se le debe tomar en cuenta pues convence en su propuesta y al fin y al cabo nos ofrece un trabajo entretenido, emocionante, sensible, y bastante violento.
Magníficos “secundarios” como Jack Elam, Chill Wills, aquí muy mayor, Kathy Jurado, etc, etc.
Una magna obra de esas que ya no se hacen y que conviene ver en pantalla grande.
A mencionar la labor de Bob Dylan, que aquí está magnífico como músico y penoso como actor, siendo este film su tumba en cuanto a aspiraciones como intérprete.

EL HALCÓN DE INVIERNO (Winterhawk). 1975. Valoración: 6

marzo 9, 2009

Winterhawk” es un jefe indio pies negros, valeroso y poco amigo de los blancos. Sin embargo, un día necesita ayuda de ellos y va en su busca pidiendo medicinas pues su hijo tiene la enfermedad del hombre blanco: varicela.
Los blancos le rehuyen y dos de ellos, asesinos y ladrones, incluso intentan asesinarle y robarle.
El huye y secuestra a una mujer blanca y al hermano pequeño de ella.
Su tío, junto con un grupo pequeño de hombres blancos, comienza su búsqueda y posible rescate.

Interesante western dirigido por el siempre honesto Charles B. Pierce, con bastantes toques antropológicos y una estética algo almibarada, con abundantes escenas a cámara lenta pero sumamente atractiva para los ojos del espectador.
Incluso hay toques originales y poco comunes en los westerns, como la música, con muchas melodías utilizando el piano.Dicha música, en las escenas con nieve, quedan bellas y sugerentes.

La acción, no excesiva y siempre medida en su duración y tiempo, está bien realizada, destacando todas y cada una de las muertes, que tienen su importancia moral y ética.
Buenas y esforzadas interpretaciones (pasaron mucho frío y se nota los entrañables Elisha Cook Jr, Denver Pyle y/o el fordiano Woody Strode), y una fotografía de gran categoría.
En resumen, buen aunque algo extraño western que no ha pasado a la historia del cine, pero que merece la pena.

SUELO SAGRADO (Sacred Ground). 1983

agosto 5, 2008

Un colono blanco tiene una esposa india, siendo rechazados ambos tanto por la comunidad blanca como la india.
Se marchan del lugar para comenzar una nueva vida y ella, embarazada, da a luz, justamente sobre un cementerio sagrado, siendo desde entoces su refugio, por lo que su situación se torna aún más inestable.

Extraño y muy irregular western, que tiene cierta originalidad en su punto de partida, pero no logra ir más allá, por una parte por su mediano guión y por otra porque el simpático y entrañable Charles B. Pierce no logra dotar de fuerza a la historia.Y es una pena pues a este hombre, a Pierce, hay que darle una palmadita en el hombro y las gracias por, al menos, intentar levantar el western de las catacumbas en las que se encontraba.
La pena es que casi siempre lograba cintas mediocres, aunque generosas en esfuerzos de producción.
Pero casi siempre, como en este caso, resultaban trabajos modestos, aunque no desdeñables. Entre otras cosas al transmitir ideas positivas como el amor a la tierra donde el ser humano vive y muere.

Cine ecologista y pacifista, que aboga por la hermandad entre los seres humanos, en medio de violencias y pasiones encontradas, muchas veces mostradas con explosiva violencia.
Una película algo escasa, aunque honesta y positiva al abogar, entre otras cosas, por la tolerancia y el respeto interracial.
Protagoniza Tim McIntire, que fallecería tan sólo tres años después, con tan solo 44 años de edad, hijo del que fuera uno de los mejores intérpretes de reparto, no solo del western sino del cine USA en general, nada menos que de John McIntire. Y le acompañan dos viejas glorias, también muy habituales del western, Jack Elam y L.Q. Jones.

Leer critica Suelo sagrado (Sacred Ground) en Muchocine.net

RELÁMPAGO JACK (Lightning Jack). 1993

mayo 14, 2008
Relámpago Jack es un buen hombre que, no obstante, desea ser el más famoso fuera de la ley del Oeste.
Sin embargo tiene una pega, necesita gafas. A pesar de ello da siempre en la diana.
Un dia, entre otras cosas que le ocurren, conoce a un joven chico negro mudo, muy tímido y con un corazón de oro.

Comedia ambientada en el oeste y realizada por el estimable Simón Wincer, realizador australiano, como el protagonista, que tiene algunas de las pautas de las películas ambientadas en el Far West pero que, no obstante, es más bien una comedia.
Personajes simpáticos, situaciones más o menos graciosas (algunas de ellas francamente divertidas), y una clara pretensión de hacer pasar un rato entretenido, sin más. Esto lo consigue, por lo que se le aprueba sin ninguna dificultad.
A ello ayuda la simpatía de su pareja protagonista, Paul Hogan, queriendo (sin conseguirlo) repetir sus éxitos como “Cocodrilo Dundee”, en un papel escrito por él mismo, y Cuba Gooding Jr. aquí con un personaje muy simpático, al que le saca bastante partido.

La escena entre ellos, cuando Relámpago Jack le pregunta si alguna vez ha tenido relaciones sexuales con alguna mujer Gooding, azorado, le responde con señas (pues es mudo) que no, es francamente graciosa. Gooding, en esta aparentemene sencilla escena, demuestra que domina el gesto, lo que no es nada fácil.
En suma, “Relámpago Jack” es una película que casi nadie recuerda pasado poco tiempo de su visión, pero que resulta, mientras se ve, una agradable diversión.