Archive for the ‘Leif Erickson’ Category

DALLAS, CIUDAD FRONTERIZA (Dallas). 1950

noviembre 4, 2009
Acabada la guerra de Secesión, un oficial del ejército del sur, que está reclamado por la ley por haber formado parte de las bandas guerrilleras de Quantrill, llega a la ciudad de Dallas, en Texas, siguiendo la pista de los hermanos Marlow, los que, en su ausencia, asesinaron a su familia, y expoliaron sus propiedades en Georgia.
Busca venganza, pero pronto se enamora de una joven de la ciudad.

Un western apreciada generalmente por la crítica..y que a mí, cuando la ví, eso sí, siendo un niño, no me hizo mucha gracia.
La tendría que ver de nuevo para hablar con más sentido de ella, pues el tiempo es un medio, muchas veces una ventaja, que nos da nuevas perspectivas sobre muchos hechos de la vida, entre ellos el arte. Y el cine es el séptimo.


Yo la recuerdo como un film algo extraño, no por el argumento, el sempiterno de la búsqueda de la venganza, sino por la forma de narrarla, utilizándose, o así la recuerdo, una opresora ambientación (dirección artística a cargo de Douglas Bacon), con oscura y particular fotografía (Ernest Haller), y eso sí, estupenda banda sonora a cargo del mítico Max Steiner.
Interesante de por sí, y bien interpretada, sobre todo por ese gran actor que fue Raymond Massey, como el inteligente y ladino villano, la dirección de Stuart Heisler es algo opaca a mi entender, lo que hace que resulte algo irregular en su desarrollo.
Rodada en ranchos particulares de Los Ángeles y California, principalmente.

Anuncios

EL HALCÓN DE INVIERNO (Winterhawk). 1975. Valoración: 6

marzo 9, 2009

Winterhawk” es un jefe indio pies negros, valeroso y poco amigo de los blancos. Sin embargo, un día necesita ayuda de ellos y va en su busca pidiendo medicinas pues su hijo tiene la enfermedad del hombre blanco: varicela.
Los blancos le rehuyen y dos de ellos, asesinos y ladrones, incluso intentan asesinarle y robarle.
El huye y secuestra a una mujer blanca y al hermano pequeño de ella.
Su tío, junto con un grupo pequeño de hombres blancos, comienza su búsqueda y posible rescate.

Interesante western dirigido por el siempre honesto Charles B. Pierce, con bastantes toques antropológicos y una estética algo almibarada, con abundantes escenas a cámara lenta pero sumamente atractiva para los ojos del espectador.
Incluso hay toques originales y poco comunes en los westerns, como la música, con muchas melodías utilizando el piano.Dicha música, en las escenas con nieve, quedan bellas y sugerentes.

La acción, no excesiva y siempre medida en su duración y tiempo, está bien realizada, destacando todas y cada una de las muertes, que tienen su importancia moral y ética.
Buenas y esforzadas interpretaciones (pasaron mucho frío y se nota los entrañables Elisha Cook Jr, Denver Pyle y/o el fordiano Woody Strode), y una fotografía de gran categoría.
En resumen, buen aunque algo extraño western que no ha pasado a la historia del cine, pero que merece la pena.