Archive for the ‘Marc Lawrence’ Category

LOS INCONQUISTABLES (Unconquered). 1947

octubre 8, 2009
En el siglo XVIII, una joven inglesa, convicta, es deportada a las colonias americanas como esclava.
En el barco consigue la libertad después de ser comprada por un apuesto aventurero, pero cuando éste se marcha un malvado político decide volver a convertirla en esclava
El aventurero tomará cartas en el asunto cuando se entere.

Muy entretenida película de aventuras, que no incluí en el año correspondiente (1947) al tenerla en mi base de datos como film puramente de aventuras. Y en efecto, sobre todas las cosas, sobre todos los géneros, el de aventuras es el que se lleva la palma. Pero también se trata de un western o mejor aún un pre-western. Y como quiera que ya he incluido en este humilde blog algunas cintas que se desarrollan en el siglo XVIII en vez de en el XIX, pues incluyo esta también.
La película es enormemente entretenida, al estilo de las dirigidas y producidas por el gran (en todos los sentidos) Cecille B. de Mille. Esto es, de algo más larga duración de lo normal (y prudente ya que son dos horas y veintiseis minutos), larguísimo plantel de auténticas estrellas (gran puntazo el ver a Boris Karloff haciendo de indio), y una mezcla de espectacularidad, con intimismo y mucho, mucho colorido en un argumento repleto de acción y humor.

Este humor es socarrón y da gusto contemplar una forma de hacer cine que ya ha desaparecido salvo algún atisbo o intento de reformulación de los grandes clásicos por parte de cineastas de hoy en día.
Todavía aún hoy se sigue reponiendo en las televisiones de todo el mundo, consiguiendo grandes éxitos de audiencia. Y es que no pasa de moda, reteniéndose fácilmente en la memoria momentos como cuando el protagonista, un jocoso y atractivo Gary Cooper suelta divertido cada vez que alguien puja por la chica algo así como: “Y tres peniques (o chelines, no recuerdo bien)”. Es decir, siempre subiendo, aunque un poquito nada más, la puja del maloso de turno que se quiere llevar esclava a su amada.
Una película imperecedera, recomendable cada vez que se está necesitado/a de alegría y donde podemos admirar en el magnífico technicolor de la época preciosos paisajes de Pennsylvania y Snake River (Idaho) (USA).

Anuncios

EL VALIENTE DE ARIZONA (Arizonian, the). 1935. Valoración de los bloggeros: 5,50

octubre 21, 2008
A un pueblo donde la Ley está representado por un sheriff que el es jefe de una banda de ladrones de diligencias, llega un forastero a quien no le gusta usar las armas, pero es valiente y decidido.
Se enamora de la misma mujer de la que se ha enamorado su hermano, que vive allí también.
Pronto, el forastero tendrá que usar las armas y aceptar el trabajo de Marshall, dados los desmanes cometidos en el pueblo, donde incluso uno de la banda asesina cobardemente al antiguo y viejo sheriff.

Vamos, hombre, cásate conmigo. Te mereces una mujer con más experiencia que tú. Ya me he casado tres veces y mis tres fallecidos maridos están cantando juntos en el cielo.
– Pues si no le importa, no me gustaría nada formar un cuarteto con ellos. A mí me gusta cantar solo“.

Bastante modesto western, me imagino que de los primeros de Charles Vidor, que aquí cimentaría su buena fama posterior de excelente artesano.
Apenas, durante casi todo el metraje, hay algo excepcional, como no sea lo mejor del film, su tiroteo final, en medio de una espesa niebla a causa del intenso humo de un incendio provocado por los malos.
Por un lado, siete fascinerosos, y enfrente, tres valientes y honestos representantes de la Ley.
Todos, absolutamente, dando rienda suelta a sus gatillos sin que vean “un pijo”.
Se adentran en la humareda y al cabo de unos segundos podemos observar quién sigue de pie…si sigue alguien, claro.

No es un buen western, pues es algo tedioso en alguna fase y apenas tiene interés, pero ese tiroteo le redime en buena parte, dejando así un poso de buen final.
Las escenas de humor, a cargo de la excelente Etta McDaniel, recordemos, Óscar a la mejor actriz secundaria por “Lo que el viento se llevó“.

INCIDENTE EN OX-BOW (Ox-Bow incident, the). 1943. Valoración de los bloggeros: 8,6

octubre 8, 2008
A dos vaqueros se les atribuye por mor de una grave equivocación, un crimen que no han cometido.
Un grupo de hombres decidirá si se les lincha o no.
La mayoría está a favor de la horrible e injusta (siempre, aunque fueran culpables) ejecución.
Sus razones son diversas, todos tienen algún motivo, bien son racistas (uno de los presuntos culpables es mejicano), bien por sadismo, o bien por no ser inculpados en su lugar.

Brillantísimo western, que constituye un doloroso alegato contra el linchamiento, todavía en boga en algunos estados de Norteamérica en el momento del rodaje del film (sobre todo a negros y desfavorecidos).
Está realizado con una fuerza y poder de convicción por , un siempre buen director pero en mucha ocasiones, un tantoWilliam A. Wellman parco en cuanto al ritmo empleado al contar sus historias.
Aquí es vibrante y el espectador es contínuamente azorado por la injusticia reinante en el metraje.
Soberbias interpretaciones (nada menos que Henry Fonda, Dana Andrews, Anthony Quinn…), bellisima fotografía en blanco y negro y una historia dura e inclemente en todo momento.

Una ruda lección que no se debe olvidar y que no se olvida una vez vista, permaneciendo en la memoria durante toda la vida (ya la ví siendo un renacuajo hace un trillón de años y su impacto todavía me dura, como lo hizo la también excelente “Furia“, de Fritz Lang, que toca el mismo tema, auque desde otro punto de vista.
Un gran western que no emite nunca por las cadenas de televisión españolas, cosa que me sorprende y me decepciona a partes iguales.