Archive for the ‘Porter Hall’ Category

LOS INCONQUISTABLES (Unconquered). 1947

octubre 8, 2009
En el siglo XVIII, una joven inglesa, convicta, es deportada a las colonias americanas como esclava.
En el barco consigue la libertad después de ser comprada por un apuesto aventurero, pero cuando éste se marcha un malvado político decide volver a convertirla en esclava
El aventurero tomará cartas en el asunto cuando se entere.

Muy entretenida película de aventuras, que no incluí en el año correspondiente (1947) al tenerla en mi base de datos como film puramente de aventuras. Y en efecto, sobre todas las cosas, sobre todos los géneros, el de aventuras es el que se lleva la palma. Pero también se trata de un western o mejor aún un pre-western. Y como quiera que ya he incluido en este humilde blog algunas cintas que se desarrollan en el siglo XVIII en vez de en el XIX, pues incluyo esta también.
La película es enormemente entretenida, al estilo de las dirigidas y producidas por el gran (en todos los sentidos) Cecille B. de Mille. Esto es, de algo más larga duración de lo normal (y prudente ya que son dos horas y veintiseis minutos), larguísimo plantel de auténticas estrellas (gran puntazo el ver a Boris Karloff haciendo de indio), y una mezcla de espectacularidad, con intimismo y mucho, mucho colorido en un argumento repleto de acción y humor.

Este humor es socarrón y da gusto contemplar una forma de hacer cine que ya ha desaparecido salvo algún atisbo o intento de reformulación de los grandes clásicos por parte de cineastas de hoy en día.
Todavía aún hoy se sigue reponiendo en las televisiones de todo el mundo, consiguiendo grandes éxitos de audiencia. Y es que no pasa de moda, reteniéndose fácilmente en la memoria momentos como cuando el protagonista, un jocoso y atractivo Gary Cooper suelta divertido cada vez que alguien puja por la chica algo así como: “Y tres peniques (o chelines, no recuerdo bien)”. Es decir, siempre subiendo, aunque un poquito nada más, la puja del maloso de turno que se quiere llevar esclava a su amada.
Una película imperecedera, recomendable cada vez que se está necesitado/a de alegría y donde podemos admirar en el magnífico technicolor de la época preciosos paisajes de Pennsylvania y Snake River (Idaho) (USA).

MUJER DE CIUDAD, UNA (Woman of the Town). 1943. Media de los bloggeros: 6

noviembre 7, 2008

Bat Masterson, el que fue el más famoso sheriff de Dodge City, trabaja ahora, en 1919, en la ciudad de Nueva York en un prestigioso periódico, como cronista deportivo.
Cuando un coleccionista de recuerdos pide alguna de las pistolas que utilizó en sus tiempos, Bat confiesa que no conserva ninguna, ya que quiere olvidarse de toda aquella época pasada.
Dice que enterró su última pistola a consecuencia de la promesa que hizo a una gran mujer.
Se recuerda la historia desde el principio.

Interesante western, un tanto menor, dirigida con profesionalidad pero poca imaginación por George Archainbaud, que no se puede decir que fuera precisamente un maestro en el género del far west.
La película está bien y es agradable de ver, aunque resulta algo lenta, empleándose un ritmo algo parco en ocasiones, casi contemplativo. Algo que en el westen no resulta de lo más estimulante, aunque sí en las escenas intimistas, de puro drama, que las hay.

Esto hace que a veces uno/a se desconecte un tanto de la historia, que más tarde se vuelve a retomar dados sus más que estimables intérpretes (Albert Dekker, Barry Sullivan…), con la gran Claire Trevor a la cabeza, una vez más lo mejor del film.
Por lo demás, tanto ambientación como dirección artística son excelentes.
Pero ya digo, en resumen, es bastante irregular, por lo que se tiende a olvidar pasado poco tiempo.

Leer critica Una mujer de ciudad (woman of the town) en Muchocine.net

DESESPERADOS, LOS (Desperadoes, the). 1943. Calificación de los bloggeros: 7,75

octubre 26, 2008
Cheyenne, un cazarecompensas, viaja hasta Red Valley, donde conoce y se enamora de Allison MacLeod.
Tratará entonces de llevar una vida alejada de su pasado, pero no le será fácil. Los líos y la violencia comenzará en el condado y eso le hará tomar decisiones.

“(Claire Trevos a Glenn Ford, que se está acicalando frente al espejo)
– ¿Qué, con quién has quedado?
– Con mi caballo.
– ¿Y a tu caballo le gusta que vayas perfumado y con corbata?
“.

Buen y bonito western, dotado de una buena historia que contar, y llevado por mano firme por ese buen artesano que fue Charles Vidor. Poco después haría su celebérrima “Gilda”.
Buen plantel de actores/actrices, entre los que se puede ver a un buen número de aquellos soberbios “secundarios” que tantos buenos ratos nos hicieron pasar (Edgar Buchanan, Porter Hall, Irving Beacon…).

Gusta mucho y deja muy buen sabor de boca, con estimable e inteligente combinación de acción, humor y romanticismo.
Lograda dirección artística y francamente bonito vestuario el de las “chicas”.
Resultón color de la época, y excelente ambientación.
Un buen aunque un tanto desconocido western.

Leer critica Los desesperados en Muchocine.net

TUCKSON, ARIZONA (Arizona). 1940

junio 15, 2008
En los tiempos de la colonización de los grandes estados, en Arizona se han establecido unos colonos dispuestos a vivir en esas duras tierras. Tienen problemas con los indios, y no gozan de la ayuda de las tropas federales.
Phoebe transforma ella sola un triste almacén en lo que ahora se conoce como Tucson, en Arizona, el orgullo del Oeste americano.
Allí construye su rancho, que pronto será el más grande del territorio.
Recién llegado de la ciudad, Peter Muncie comienza a trabajar en la propiedad de Phoebe entablándose entre ellos una relación que culmina con planes de boda.
Pero el éxito del negocio de Phoebe no tarda en generar envidias y se cruza en su camino Jefferson Carteret , un vecino que planea estafar a Phoebe y asesinar a Peter el día de su boda.

Con el título de”Arizona“, así, traducida, la vi hace ya muchos años por televisión española. Y como quiera que hay otra cinta titulada así, Arizona, pero esta vez con James Stewart y Marlene Dietricht, de la que hablo en este mismo blog, las diferenciaba diciendo “la buena y la mala”. La buena la de Stewart y la mala esta que nos ocupa.
Supongo que por la duplicidad de ambos títulos, tiempo después, y sobre todo, digo yo, en aras a la venta en vídeo, etc, ha pasado a ser, retitulada, “Tuckson, Arizona“. No me parece mal, aunque personalmente me extraña un tanto.
Pero ciñendonos a este western, lo considero francamente menor, un film en verdad mediocre, y con sabor a rancio (y eso que la vi hace un porrón de años).
En áquél tiempo (es posible que viéndola ahora no pensaría lo mismo), me pareció que las situaciones eran lentas, y el guión pobre. No las ideas expuestas, todas ellas interesantes de por sí, sino el modo de exponerlas por Wesley Ruggles, del que solo he visto, aparte de esta, “Te encontré en ninguna parte”, del año 42, y con Clark Gable y Lana Turner, también por debajo de lo que podría haber llegado a ser.

Ruggles, a mi modo de ver, logra un producto largo y que se hace un tanto pesadito, a pesar de contar con un buen elenco interpretativo (William Holden, Edgar Buchanan, Porter Hall…), donde sobresale por derecho propio, ese gran actriz, algo olvidada hoy en día, que fue Jean Arthur, inolvidable para los amantes del western como esposa de Van Heflin en la imperecedera “Raíces profundas (Shane)“.
Un western en suma, menor, que tenía que haber sido bastante mejor pero se queda en una medianía, creo yo que por la rutinaria dirección de Wesley Ruggles, al que esta empresa parece le vino grande.
A parte de estas consideraciones, que sí recuerdo con claridad, otros detalles los he ido olvidando con el tiempo, cosa común cuando se habla de un film visto hace una eternidad).

Leer critica Tuckson, Arizona (Arizona) en Muchocine.net

MANDO SINIESTRO (Dark command). 1940

junio 1, 2008
Bob Seton, un cowboy de Téjas que llega a un pueblo de Kansas llamado Lawrence en los oscuros días anteriores al estallido de la Guerra Civil Americana
El pueblo de Lawrence se encuentra sumido en un estado de pánico por culpa de la situación del país.
Los pillajes y los actos vandálicos de una guerrilla que asola el lugar con total impunidad aterran a los habitantes.
Tras ganar las elecciones a Sheriff, Bob Seton se marca el objetivo de acabar con esta situación y poner fin a las acciones de la guerrilla, pero para ello deberá desenmascarar a quienes la dirigen..

Según los críticos y yo me reafirmo en ello, se trata de una película menor dentro de la vasta y excelente filmografía del gran Raoul Walsh, el realizador más norteamericano que ha existido nunca, en cuanto a concepción briosa y rítmica de la narración cinematográfica. Por ello se le tachó en algunos instantes como de “estimable artesano”, cuando siempre fue un director como la copa de un pino.
No obstante, y hablando del ritmo del film, este es, en esta ocasión, irregular, con altibajos que hacen que el film sea un tanto extraño y no demasiado convincente en líneas generales.
Es, ante todo, una película entretenida e interesante, pero los trazos de algunos personajes no pueden ser más oscuros y lúgubres, aportando todo ello un tono algo tétrico a la historia. Po rello, en ocasiones más parece un thriller que un western.

Excelente elenco interpretativo con actores y actrices de la más diversa condición (gente del puro western como el propio John Wayne, junto a otros más propios de otra clase de historias, como el gran Trevor Bardette y/o Porter Hall, por otra parte asiduo al cine del far west, anque casi siempre aportando su granito de arena jocoso).
Una película que la vi cuando era un adolescente y me gustaría volver a ver para corroborar ese oscuro tono que digo que me pareció tenía cuando la vi. Tal vez no sea así, si alguien la ha visto recientemente me gustaría saber su opinión.
Estuvo nominada la cinta a dos Óscars por la música (excelente partitura del gran Víctor Young) y la dirección artística.

Leer critica Mando siniestro (Dark Command) en Muchocine.net

WELLS FARGO. 1937

marzo 23, 2008
Ramsey McCay es un técnico que repara averías para la sociedad recién formada de Henry Wells y Guillermo Fargo .
Dedicado al cuidado de una caja fuerte y al correo rápido por tierra y el servicio de carga al Oeste, la Wells-Fargo está en la vanguardia de varios acontecimientos importantes históricos, incluyendo la Carrera de Oro de California, la formación del Pony Express y la Guerra civil.
McCay debe separarse de su amada esposa por cuestiones de trabajo y de las luchas existentes en el país, pero jurarán reunirse lo antes posible.

Muy entretenida película realizada con brío y magnífico ritmo por Frank Lloyd, uno de los grandes del cine dorado del mejor Hollywood que, al margen de constituir un gran entretenimiento y espectacularidad, también es un interesante documento de la época.
Se trata, en cierta forma, de una película histórica al relatar diverso acontecimientos reales de los Estados Unidos.

Novelada, pero clara en su manifestación de unos acontecimientos básicos para el devenir de la creación de esa gran nación llamada Estados Unidos.
Extenso y competente elenco interpretativo (Joel McCrea, Frances Dee (esposa en la vida real de McCrea hasta la muerte del actor), Lloyd Nolan, Ralph Morgan…), bonita fotografía…
Una buena película que deja un grato recuerdo a cine muy bien hecho y con gran profusión de medios técnicos, como requería la ocasión.

Leer critica de Wells Fargo en Muchocine.net

BUFFALO BILL (Plainsman, the). 1936

febrero 22, 2008
Tras la Guerra Civil, el gobierno americano crea puestos de trabajo en el lejano Oeste para los soldados que vuelven de la contienda. Y también se va a canalizar el comercio de armas excedentes, vendidas en tráfico ilegal a los indios. El hombre que comercia con ellos tiene que enfrentarse a Buffalo Bill, que hará lo posible para evitar la guerra, en la que librará su última batalla en no menos famoso general Custer.

Buena película del oeste donde se dan cita algunas de las viejas leyendas del far west, como Buffalo Bill, Juanita Calamidad, Wyap Earpt, Wild Bill Hickok y algunos otros.
En este caso concreto en España se tituló “Búffalo Bill”, pero este personaje es secundario por lo que imagino que se puso este título para atraer a los espectadores.
Es cierto que quizá,y tal como han estimado “ilustres” críticos de cine, no ha envejecido demasiado bien, pero la factura todavía es excelente, y el ritmo vivo, por lo que se sigue disfrutando.
Excelentes escenas de acción, junto con otras bastante románticas, a cargo de la estupenda Jane Arthur, en su mejor momento físico.
Las escenas que tiene junto a su enamorado, el célebre pistolero y jugador de póker, Wild Bill Hickok (maravilloso Gary Cooper), son enternecedoras, y están llenas de buen humor, con unos chispeantes diálogos, con ingeniosas réplicas entre ambos. Se aman intensamente, pero siempre se están echando pullas.

Por esto mismo, el final de la película, que ha entrado en la leyenda, no sabiéndose de verdad si así ocurrió, es sobrecogedor y deja la piel de gallina, con una de las escenas de amor más conmovedoras de la historia del cine. Muchos años después de este film, en 1995, Walter Hill homenajeó este momento en su estimable aunque inferior a esa de De Mille, “Will Bill”, con el siempre estupendo Jeff Bridges en el papel de Hitchcock y la hora prácticamente desaparecida en combate Ellen Barkin, como Calamity Jane.
Excelente Jean Arthur como Juanita Calamidad, y el “malo” Charles Bickford, un actor siempre soberbio, que dejó gran huella en sus perfectas composiciones. Y papel importante para el yerno del Sr. Cecil B. de Mille, Anthohy Quinn, como solía suceder en la primera etapa del gran actor.
Un western maravilloso, al menos en la época en que la vi yo (de niño, ¡pufff!).

Leer critica de Búffalo Bill en Muchocine.net