Archive for the ‘Preston Foster’ Category

LA MUJER DE FUEGO (Ramrod). 1947. Valoración: 6

marzo 12, 2009
La acción se desarrolla en una comarca ganadera del Medio Oeste americano.
En esos parajes existe una cerrada oposición a que paste el ganado, que causa verdaderos estragos en el terreno.
Worl, un ovejero que pretende asentarse en el lugar, es obligado a marcharse. Pero éste se encuentra ligado sentimentalmente con Connie, hija del hombre que le ha echado.
La joven, valiéndose del ayudante de Worl, entablará un enfrentamiento con su padre.

Según una mayoría de críticos, se trata de un buen western…y no digo que no lo sea. Es cierto que técnicamente es competente, no en vano André de Toth era un muy inteligente director, especialista en arte, un verdadero mago en la dirección artística, y con una predisposición a magníficas puestas en escena. Y en esta ocasión logra de nuevo maravillarnos, sobre todo, por el sabio empleo del espacio.
Sin embargo, no me gustó demasiado. Y es que, al verla siendo chaval esta opinión debe ser tenida en cuenta a medias, pues proviene de lo que me pareció cuando todavía no estaba yo totalmente formado (en muchos aspectos sigo sin estarlo, pero esa es otra película…).

Lo cierto es me pareció un poco plano y con más bien poca acción, cosa que me desconcertó un tanto siendo un western.
A veces hay poca “ferretería”, pero la tensión se va acumulando poco a poco y estalla al final en mil pedazos provocando una explosión. Pero no, en esta ocasión tampoco ocurre.
El desarrollo de la historia es lento y por ello, incluso en algunos momentos se me hizo tediosilla.
Menos mal que los intérpretes son de postín, con la magnética belleza de Verónica Lake, el sempiterno buen hacer de Joel McCrea, y unos “secundarios” de lujo, como Preston Foster, Donald Crisp, siempre magnífico, y gente tan diversa y excelente como Lloyd Brigdes, Charlie Ruggles y/o Néstor Paiva.
En definitiva, no puedo decir que se trata de un bonito western, pues a mí no me hizo especial gracia, pero según la crítica especializada está francamente bien, así que…

Leer critica La mujer de fuego en Muchocine.net

Anuncios

EL VALIENTE DE ARIZONA (Arizonian, the). 1935. Valoración de los bloggeros: 5,50

octubre 21, 2008
A un pueblo donde la Ley está representado por un sheriff que el es jefe de una banda de ladrones de diligencias, llega un forastero a quien no le gusta usar las armas, pero es valiente y decidido.
Se enamora de la misma mujer de la que se ha enamorado su hermano, que vive allí también.
Pronto, el forastero tendrá que usar las armas y aceptar el trabajo de Marshall, dados los desmanes cometidos en el pueblo, donde incluso uno de la banda asesina cobardemente al antiguo y viejo sheriff.

Vamos, hombre, cásate conmigo. Te mereces una mujer con más experiencia que tú. Ya me he casado tres veces y mis tres fallecidos maridos están cantando juntos en el cielo.
– Pues si no le importa, no me gustaría nada formar un cuarteto con ellos. A mí me gusta cantar solo“.

Bastante modesto western, me imagino que de los primeros de Charles Vidor, que aquí cimentaría su buena fama posterior de excelente artesano.
Apenas, durante casi todo el metraje, hay algo excepcional, como no sea lo mejor del film, su tiroteo final, en medio de una espesa niebla a causa del intenso humo de un incendio provocado por los malos.
Por un lado, siete fascinerosos, y enfrente, tres valientes y honestos representantes de la Ley.
Todos, absolutamente, dando rienda suelta a sus gatillos sin que vean “un pijo”.
Se adentran en la humareda y al cabo de unos segundos podemos observar quién sigue de pie…si sigue alguien, claro.

No es un buen western, pues es algo tedioso en alguna fase y apenas tiene interés, pero ese tiroteo le redime en buena parte, dejando así un poso de buen final.
Las escenas de humor, a cargo de la excelente Etta McDaniel, recordemos, Óscar a la mejor actriz secundaria por “Lo que el viento se llevó“.

ANNIE OAKLEY. 1935

enero 12, 2008
Biografía de Annie Oakley, una famosa tiradora del siglo XIX y sus amores con su mayor rival.

Buena película, muy bien dirigida por el maestro George Stevens, autor de un buen número de estupendos trabajos, que sirvió para encumbrar a la gran Barbara Stanwyck, una actriz de rompa y rasga que todavía no ha encontrado sustituta (y es que, en realidad, jamás habrá una actriz con su personalidad y calidad interpretativa).
Es intensa la narración, alejada del biopic de nuestros días.

Buena realización y ambientación.
Recomendable, aunque es posible que ahora resulte para las nuevas generaciones un tanto ajada, pero no por ello deja de ser una buen apreciable y muy entretenida película.
Barbara Stanwyck está acompañada por Preston Foster, Melvyn Douglas y/ Moroni Olsen, entre otro/as fabulosos intérpretes de la época.