Archive for the ‘Richard Egan’ Category

EL RETORNO DEL PIONERO (Return of the frontiersman, the). 1950. Valoración: 6,50

febrero 3, 2010
En un pequeño, pero apacible pueblo del far west, el hijo del sheriff, un hombre bueno y justo, tiene una pelea con un forastero.
Los dos son arrestados diez días. Al salir, al forastero se le confisca el revólver.
Por la noche, dicho forastero es asesinado de un balazo. Todos creen que ha sido el hijo del sheriff, por venganza por la pelea no terminada.
Debe probar su inocencia, y huye de la cárcel.

Pequeño, por su modestia, pero agradable western, que causa una buena impresión mientras se ve, para pasar al olvido más completo al de un par de días o así. Y es que Richard L. Bare, su director, logra un trabajo honesto pero más bien rutinario, convencional en la forma y en el fondo, pero francamente profesional.
La razón de que guste es que sus escasos mimbres están bien dispuestos, consiguiendo un esmerado pero poco profundo entretenimiento. Es ameno pues las situaciones están bien descritas y filmadas, destacando su ágil ritmo, gracias a un esforzado montaje a cargo de Frank Magee.

Tampoco la fotografía es moco de pavo, llena de bonitos colores, obra de J. Peverell Marley, que destaca los bonitos paisajes donde se desarrolla la acción.
Y en cuanto a la banda sonora lleva la firma de nada menos que Max Steiner, lo que le otorga prestancia dramática.
No obstante, repito, la peli no es nada del otro jueves, ya que se nota que no tiene más ambición que la de hacer pasar el rato.
Objetivo cumplido y poco más como no sea la belleza de Julie London, habitual en el western y de característicos tan notables como Fred Clak, Dan White y/o John Doucette, amén de Rory Calhoun, que consiguió ser el protagonista de un buen puñado de series Bs del far west y thrillers, algunos de ellos francamente notables (ya hablaré de ellos cuando llegue el año de realización correspondiente).

GUERRA EN CREEK COUNTY (Sweet Creek County War, the). 1978. Valoración de los bloggeros: 5,23

noviembre 10, 2008
Un agente de la Ley trata de que la chusma no ahorque a un forajido, pues cree que se le debe juzgar imparcialmente.
Desgraciadamente, a pesar de que lo intenta, no logra salvarlo.O eso parece, porque tiempo después le ve vivito y coleando.
Le cuenta el forajido que perdió el conocimiento, pero que al ir a enterrarle, despertó dando un susto de muerte al enterrador.
El agente de la Ley y el forajido hacen buenas migas y viajan hacia una lejana Tierra para asentarse, pero la región está bajo el mandato de un viejo ganadero que no quiere que ningún forastero se instale.
Habrá lío, claro.

Mediocre pero curioso western, muy tardío y a cargo de viejas glorias de tiempos irremediablemente pasados.
Richard Egan, Albert Salmi (que si no estoy mal informado falleció en la vida real suicidándose tras asesinar a su joven esposa…), Nina Talbot, Slim Pickens, Robert J. Wilke…viejos leones que deben verse las caras con un buen montón de años y experiencia.
La película no es nada del otro jueves e incluso se puede decir que es muy menor. No creo que se estrenara en las salas comerciales españolas. Pero tiene su aquél.

Sí, su aquél gracias a sus nada desdeñables diálogos, con buen texto y mucho aroma melancólico. Bellas palabras, dichas con sentimiento, que hace reflexiones interesante sobre ciertos aspectos importantes de la vida. El respeto al ser humano que trata de dejar una antigua vida de fechorías, el respeto de la mujer que también ha vivido épocas conflictivas y trata de ser una mujer decente. El respeto a la Ley y la vida humana…
Todo ello, desgraciadamente realizado de forma un poco anodina, demasiado convencional y falto de fuerza, por el ignoto J. Frank James, salvo contados momentos.
Pero los intérpretes lo hacen bien y la música es bonita.
Lástima que no haya más acción y haya momentos un tanto lentos.
Pero, repito, no es dedeñable