Archive for the ‘Robert Duvall’ Category

JOE KIDD. 1972. Valoración: 6,65

julio 29, 2009
Un adinerado aristócrata estadounidense llamado Frank Harlam contrata los servicios de un pistolero vagabundo, Joe Kidd, para que acabe con un grupo de bandidos mexicanos, a las órdenes de Luis Charma, que asola la región.
Frank acepta, pero pronto se da cuenta de quién y cómo se las gasta su jefe, un hombre violento, cruel e injusto con los desfavorecidos.


Uno de los últimpos films del gran John Sturges, y el penúltimo western salido de sus manos.
Todavía conserva su buen pulso y logra una cinta, quizás menor, pero disfrutable gracias al añejo y sabroso sabor a clásico que le otorgan sus a ratos brillantes fotogramas.
Es un tanto irregular, pero gusta primero por el argumento, quizás no demasiado original, al fin y al cabo se trata de lo de siempre, un jefe malo que contrata a un presunto malhechor o así para llevar a cabo un sucio trabajo, encontrándose el jerifalte con el código del honor de su “trabajador”, que se pasa, lógicamente, al lado contrario tras ver las putadas que aquél ejerce contra todo subordinado y/o adversario de todo tipo.
Pero la narración es diáfana, nítida, con una exposición de los hechos asequible a cualquier espectador, amén de exponer la psicología de los personajes de forma clara, sin tapujos ni reminiscencias filosóficas obtusas que hagan se pierda la cara a lo importante, la acción pura y desenfrenada entre personas antagonistas que buscan cosas bien distintas en la vida.

Un ejemplar elenco interpretativo eleva la calidad media del film, con un Robert Duvall que ya en este film da muestras de lo que llegaría a ser con un poquito más de tiempo, añandiéndosele hombres como John Saxon, y/o duros como Don Stroud.
Los rígidos y secos paisajes de Alabama Hills, Lone Pine, California, USA; Buttermilk Country, Inyo National Forest y/o Old Tucson, Tucson, Arizona, USA determinan muy físicamente los hechos, siendo un personaje más y de vital importancia.
Un western que gusta y se disfruta fácilmente, por obra y gracia de uno de los grandes en este gran género: John Sturges, todavía en forma viendo lo visto.

Anuncios

SIN LEY NI ESPERANZA (Great Northfield, Minnesota Raid, The). 1972. Valoración: 6,70

junio 20, 2009
Finalizada la Guerra de Secesión Norteamericana, un grupo de hombres siguen la guerra por su cuenta contra los yankis.
Se dedican a asaltar y robar trenes y bancos. Se trata de los hermanos Younger, y los hermanos James.
Tiempo después, y como quiera que hay muchas personas que están a su favor, el Gobierno les da la amnistía.
Sin embargo el detective Pinkerton y sus hombres les siguen por todo el territorio de Minnessota para matarles como a perros.

Entretenido, curioso y bastante realista western desmitificador, que supuso un aire fresco a la vieja historia de los hermanos James y Younger, otorgándole parámetros desmitificadores.
Esta cinta está innmersa en la corriente que imperaba allá por los primeros años setenta, mis preferidos junto al Hollywood dorado del gran cine. Una corriente donde la mayoría de los personajes no eran ni buenos ni malos, sino que actuaban conforme a las circunstancias y la época que les había tocado vivir. Ellas eran quienes les ponían en su lugar no pudiéndose escapar de su a veces trágico destino.
El film es estimable y nada desdeñable, siendo en todo caso un producto de buen entretenimiento, donde el ritmo, la dirección de Phillip Kauffman y los estupendos intérpretes (comandados nada menos que por Cliff Robertson y Robert Duvall) son de recibo y logran que interese la historia, que aunque sabida contiene elementos novedosos como la inquina de Pinkerton y sus hombres para con los antiguos criminales.

La Ley inexorable en su camino, utilizando cuantos medios, aunque sean oscuros, para acabar con quienes estiman indeseables.
Lo cierto es que gusta la película, pero no es menos verdad que uno/a tiene la sensacion de que podría haber estado algo mejor. Pero aspectos técnicos como la fotografía y dirección artística, que nos sumerge de pies a cabeza en la época, son excelentes y rezuman un cuidado estético y puesta esmerada en escena, que no dejan indiferentes.
A mi modo de ver un muy interesante western, aunque quizás, repito, podría haber estado mejor, pero Kauffman considera que algunos aspectos formales y pequeños detalles que quizás otro realizador no hubiera estimado importantes, eran necesarios para la mejor comprensión de relato.

GERÓNIMO (Geronimo: An American Legend). 1994

abril 23, 2008
Gerónimo, el último jefe de los apaches chirikawas, es confinado a una reserva para que viva recluído sus últimos años en paz con los hombres blancos.
Una vez allí descubre que las promesa del rostro pálido son sólo palabras. Huye con un grupo de sus guerreros y declara la guerra a los Estados Unidos.

Una decepción, aunque el intento sea loable.
Walter Hill, en esta ocasión no logra mediante sus imágenes hacernos co-partícipes de lo que ocurre en la pantalla.
Un grave fallo pues es un intento de narrar acontecimientos vergonzosos en la historia de Los Estados Unidos, donde sus gobernantes masacraron y robaron, hasta su práctica extinción, a los verdaderos americanos, los llamados despectivamente por los “conquistadores” “pieles rojas”.
Por ello mismo se hubiera necesitado una realización menos plana y más imaginativa, amén de estar llena de emoción y fuerza dramática.
No ocurre y la historia, aunque interesante, no tiene el suficiente carisma cinematográfico como para que dejemos de ver con frialdad lo que ocurre ante nuestros ojos.

Al finalizar la película eres consciente de no haber visto nada nuevo. Menos mal que actúa Robert Duvall, un actorazo de pies a cabeza, amén del aquí respetable aunque con el portero automático puesto Gene Hackman, y Wes Studi, actor verdaderamente indio, que imprime de dignidad su personaje de hombre decepcionado con el hombre blanco y luchador incansable.
Técnicamente la cinta es estimable, pero ello no es suficiente para que se la recuerde más allá de su visión.
Una buena oportunidad perdida, que le pilló al bueno de Hill en plena decadencia.

Leer critica Gerónimo en Muchocine.net

OPEN RANGE. 2003

enero 15, 2008
Cuatro vaqueros dirigen su rebaño por los verdes pastos de un extenso valle.
El jefe le dice a uno de ellos que se dirija al pueblo más cercano a por provisiones.
Como tarda en llegar van a buscarle.
Al llegar al pueblo comprueban que ha sido atacado por algunos lugareños y está en la cárcel. Ha sido brutalmente atacado.
Le sacan de la cárcel y le llevan al campamento, pero el jerifalte del lugar les dice que no pasen con su rebaño por el pueblo.
Esto no gusta a los dos vaqueros más maduros, quienes decidirán defenderse mediante el empleo de la violencia.

Buen western, con sabor clásico.
Kevin Costner, tras años de fracasos (muchas veces inmerecidos) logra, como director, un éxito tanto crítico como comercial. Algo de lo que me alegro especialmente. Sobre todo por ser un western, género que me gusta especialmente.
Muy bien dirigido e interpretado (con un magnifico Robert Duvall), el film se degusta como un buen manjar, en su parte final demasiado violento, sí, pero lleno de calidad. La soberbia fotografía y una bonita banda sonora, ayudan a considerar a este bello film como una bocanada de aire fresco al género cinematográfico por excelencia.

En su debe, quizás sea demasiado largo su final, pero eso es algo subjetivo.
Además del propio Costner y de Robert Duvall, están en el buen reparto, Annette Bening, en un papel delicioso, Michael Gambon, con un malo de altura, y/o Michael Jeter (en su último papel, pues falleció poco después de terminar el rodaje), Diego Luna…