Archive for the ‘Russell Simpson’ Category

CARAVANA DE PAZ (CARAVANA DE VALIENTES) (WAGON MASTER). 1950

octubre 15, 2009

Travis y Sandy, dos jóvenes tratantes de caballos, aceptan la oferta de guiar a un grupo de mormones que pretenden instalarse en el Oeste, para cultivar tierras fértiles.
La caravana emprende un dificultoso viaje por parajes desérticos.
Pronto se les unirá un trío de artistas ambulantes, compuesto por una pareja mayor y la joven Denver, de quien Travis no tarda en enamorarse.
Pero su encuentro con los Clegg, forajidos a quienes persigue la justicia, agravará la situación.

Excelente film de John Ford, por muchos considerado como cinta menor dentro de su filmografía, y un western bastante extraño.
La razón de ello es que se trata de un western en verdad diferente al resto por cuanto no hay apenas tiros ni acción. Casi todo es introspección psicológica y está rodada como si fuera un documental, al menos gran parte de ella.
Cuando la violencia aparece (a cargo del personaje muy bien interpretado por James Arness) es ruda y fea, siendo las peleas sucias y especiamente realistas, lo que tampoco ayuda a la fácil digestión por parte del espectador medio, que siempre prefiere algo más convencional y facilón.

Pero se trata de una buena película, que tiene todas las constantes de su autor: la violencia, la poesía de los entrañables personajes y la madre tierra, el afán de superación que se logra mediante la solidaridad entre las buenas gentes…
Soberbio Ben Johnson, un magistral actor siempre pero al que cuesta verle de protagonista. En este caso lo es y hasta logra no se le eche en falta al “Chon” Wayne.
Memorable fotografía en blanco y negro a cargo de Bert Glennon, que saca partido de impresionantes paisajes de Utah (USA), donde no podía faltar “su” Monument Valley, en este caso un personaje más en la historia.
Buena banda sonora de Richard Hageman.

Anuncios

LA DAMA QUE CONQUISTÓ EL OESTE (Gal Who Took the West, the). 1949. Valoración: 6

julio 11, 2009
En California existe un valle próspero donde los O’Hara son los dueños desde hace mucho tiempo.
En estos momentos dos primos (de parenteco, me refiero) se disputan la totalidad de la tierra. Ambos siempre están peleados y si no fuera por su abuelo se matarían sin dudarlo.
Así están las cosas cuando llega a la ciudad una cantante de ópera contratada por el abuelo, que no es precisamente como todos creían. Me refiero que estaban esperando una mujer gorda y grande. Pero no, se trata de una muchacha muy bonita y valiente.
Sin embargo, sus intenciones no están claras. Pero eso sí, ella tiene la solución al conflicto.

Entretenido western menor, rodada de forma rutinaria pero esforzada por Frederick de Cordova (sí, con v), que casi casi es una comedia. Es un western, claro, tiene todos sus elementos, pero la historia está narrada no desde la violencia áspera sino desde el punto de vista romántico de una mujer que se encuentra en medio de dos rudos hombres dispuestos a matarse por ella.
La cinta es liviana y no tiene nada realmente destacable aunque el aspecto técnico es competente habiendo muy buen gusto para el vestuario, peluquería y decoración de interiores.
Pero todo es mediocre como puro entretenimiento me refiero, siendo olvidable al cien por cien, por mucho que el guión, ¡oh, sorpresa! estuviera nonimado al mejor guión estadounidense del año.
Pero todo lo que sucede está narrado de forma más o menos simpática, pero sin mayor calado ni interés.
Tan sólo está bien, por la puesta en escena, la pelea final a puñetazos entre los dos primos. Está muy bien coreografiada e induce a la sonrisa. También está conseguido lo que sucede en el teatro donde la protagonista finalmente actuará.
Por lo demás, y aparte de la agreste belleza de las tierras de Calabasa, California, donde se rodaron los exteriores, sólo destacaría el buen trabajo, norma de la casa, de Yvonne de Carlo, una gran actriz que hizo muchas medianías como ésta.

CORONER CREEK. 1948. Valoración: 6,50

abril 16, 2009

Un hombre espera en un pueblo a su prometida días antes de contraer matrimonio. Sin embargo, la diligencia en que iba la mujer es asaltada por un grupo de indios capitaneado por un hombre blanco. Todos los pasajeros y escoltas son asesinados, robando el dinero.
El prometido sólo sabe que el hombre blanco era alto, rubio y con una cicatriz en el rostro.
Inicia su búsqueda, hasta llegar a Coroner Creek, un pueblo donde cree que se ubica el asesino.


Majo western, con poco presupuesto, pero realizado con oficio por Ray Enright, un hombre experimentado en mil batallas y que consiguió alguna muy estimable obra.
En esta ocasión el desarrollo de la historia no es del todo deseable por cuanto es irregular su ritmo, pero la tensión y hasta un logrado suspense está conseguido. Además, hay momentos de extrema violencia, como cuando el protagonista es apresado y le rompen los dedos de la mano derecha para dejarle inservible para la lucha armada, y un poco después hace lo propio con su oponente, oyéndose el crujir de los dedos rotos mientras se le ve el rostro al protagonista.

Una escena en verdad dura y con alta puntuación de crueldad, que no es muy común en el western pero que otorga credibilidad al argumento, un elemento más de un competente guión que no se va por las ramas e interesa en todo momento al espectador.
Sí, sin duda se trata de una peli del oeste pura serie B, pero sobria y eficaz, que deja un buen sabor de boca. Si hubiera tenido un ritmo más intenso y constante estaríamos hablando ahora de una cinta excelente.
Buenos “secundarios” como Wallace Ford, George McCready y/o el siempre duro Forres Tucker.

PASIÓN DE LOS FUERTES ((My darling Clementine) 1946

febrero 19, 2009

Wyatt Earp, con ayuda del pistolero alcohólico Doc Holiday y de sus hermanos y parientes, deberán enfrentarse al clan Clanton, en O.K. Corrall.

TIERRA DE VALIENTES, DE CORAZONES INTRÉPIDOS, Y DE DEDOS PUESTOS EN EL GATILLO.
sÓLO jOHN fORD, PODÍA PRODUCIR ESTA PELÍCULA CON TODA LA GRANDEZA Y ACCIÓN DEL VIEJO oESTE AMERICANO
.”

Así decía el programa de mano del cine Avenida.

“- ¿Alguna vez has estado enamorado, Mac?
– No, siempre he sido camarero
“.

Excelente western del gran maestro John Ford, quizás uno de los mejores de la historia.
No es un film espectacular, con muchos tiros y acción, sino emimentemente reflexivo, al menos en su primeer tercio. Un primer tercio donde el espectador va conociendo a los ricos (que dan mucho juego, quiero decir) personajes que pueblan un mundo que comenzaba a cambiar para bien de muchos y tristeza de no pocos.
La historia del histórico enfrentamiento en O.K. Corral, entre el ya inmortal Wyatt Earp, sus hermanos y parientes, junto a su gran amigo el dentista Doc Hollyday, maestro en la rapidez con su revólver y el juego de cartas, y gravemente enfermo, contra el clan Clanton, ya ha sido repetidas veces expuesto en la pantalla grande. Hay excelentes títulos que lo describen, siempre con variantes, y otros no tan buenos y estimables, pero casi siempre amenos.

En esta ocasión Ford le imprime poesía y lirismo, junto a violencia sin perifollos en el enfrantamiento final.
Según pasan los minutos, los acontecimientos se van exponiendo, acumulándose la tensión y explotando finalmente. La violencia verbal y los desafíos textuales, dan lugar al “diálogo” de las balas, juez final que pone a cada cual en su sitio.
Soberbio guión, magistral dirección de Ford, y unas maravillosas interpretaciones de un elenco sin igual, donde, ¡mira por dónde! brilla con luz propia el casi siempre inexpresivo (aunque simpático) Víctor Mature, que logra una sensible creación de Doc Hollyday, no mostrando su característica jeta de gran ardor de estómago.
Montones de inolvidables escenas y diálogos, aunque siempre recuerdo la de la entrada en el saloom de todo el clan Clanton, colocándose a lo largo de la barra (encabezados por el mejor actor “característico” de todos los tiempos: Walter Brennan).
Una rotunda obra maestra y todo un clásico.

EL CABALLERO DEL OESTE ( (Along Came Jones). 1945. Valoración de los bloggeros: 6

diciembre 16, 2008

Cuenta el enfrentamiento entre un modesto héroe que incluso canta y toca la guitarra, con un hombre fuera de la Ley desalmado e inteligente.
Dos Cowboys se ven envueltos en una terrible confusión.
Uno se llama Melody Jones, y el otro es Monte Jarrad, un pistolero reclamado y buscado por las autoridades, acusado de robos y asesinatos.
Cuando el primero llega a la ciudad de Payville con su socio, sus habitantes creen reconocer en él al forajido.
Pero Melody, lejos de desmentir la confusión, decide suplantar al forajido por el amor de una mujer, antigua novia de Jarrad…

Bastante atípico western, que posee buenas críticas de los especialistas, no sólo en el género rey, sino en todos en general.
Pues bien…a mí no me convenció en absoluto al verla hace muchos años por televisión, dejándome atónito y un tanto perplejo.
Supongo que fue porque no me esperaba un film así, tan poco convencional, y que para ser un western, contiene elementos un tanto disonantes con el mundo propio del far west. Y es que, por ejemplo, ver al héroe tranquilamente (Gary Cooper transmite pachorra en prácticamente todas sus escenas) subido a su caballo, cantando y tocando la guitarra, pues qué queréis que os diga, me resultó algo fuera de lugar.

Pero no es eso solo lo que no me convenció sino que, además, el sentido del humor que destila a lo largo de todo el metraje esta curiosa cinta, me repatinó en buena medida, rechinándome y haciéndome pensar en qué carajo estaba viendo y oyendo.
Apenas hay acción y los estupendos intérpretes, sobre todo el gran Dar Duryea, sí que están bien, amén de lo guapísima que sale la siempre estupenda (en todos los sentidos) Loretta Young.
Un western, por tanto, que resulta, creo, interesante en general, pero más bien por la propuesta en sí que por el resultado final.
Stuart Heisler, el director, hombre ducho que tocó casi todos los géneros logrando productos amenos y entretenidos, aquí, para la gran mayoría, volvió a lograrlo. En lo que a mí respecta, me dejó frío.
Supongo que es una de esas pelis que merecen una segunda revisión. Esperaré.

Leer critica El caballero del oeste en Muchocine.net

EL Y SU ENEMIGA (Tall in the sadle). 1944. Valoración de los bloggeros: 7

diciembre 2, 2008

Un desconocido llega a una ciudad, donde dos familias se llevan mal y un juez corrupto no hace nada para acabar con ello.
El hombre no cae bien a casi nadie, pero poco a poco va tomando postura y con sus puños y revólver va imponiendo orden.


Agradable western dirigido con oficio por Edwin L. Marin, un buen artesano aunque no demasiado imaginativo, al que le debemos un buen número de amenos trabajos.
Este western se aparta de lo normal por aquellas fechas al tener muchos toques de comedia.
Se trata de una graciosa cinta de serie B, beneficiada por la presencia de John Wayne y algunos secundarios de lujo como Paul Fix, por cierto, co-autor de la historia, y también War Bond, que siempre imprime carácter a sus fuertes personajes.

Buena fotografía en blanco y negro, poca violencia, y notables toques románticos, hacen de este film una agradecida forma de pasar el rato divirtiéndose y olvidarse de los problemas cotidianos.Al finalizar te das cuenta de que te lo has pasado fetén, aunque en verdad no se trate de una gran obra e incluso con el paso de no mucho tiempo tienda a olvidarse.

Leer critica Él y su enemiga (tall in the sadle) en Muchocine.net

BILLIE THE KID/ EL TERROR DE LAS PRADERAS (Billy the Kid). 1930. Media de los bloggeros: 9

noviembre 13, 2008

A las tierras cercanas a Nuevo México, llegan colonos de distintos lugares de Europa.
Desde el principio son hostigados por las fuerzas del lugar, que ven con envidia cómo prosperan. Un hombre justo, inglés de nacimiento está a punto de casarse.
El corrupto sheriff del lugar y sus hombres quieren acabar con él.
Sin embargo no será fácil, un joven, William Body, apodado Billy el niño, decidirá ayudarle con la fuerza de sus pistolas.

Muy buen western, cercano a la obra maestra, si es que no lo es.
Parece mentira que sea del año 1930, dada su agilidad, sus excelentes diálogos, propios de los años actuales.
Pero es que, claro, tras la cámara estaba nada menos que el gran Kig Vidor, uno de los grandes, al que a veces se le tachaba de academicista, de riguroso en la puesta en escena, de…pero lo cierto es que es uno de los más grandes clásicos, autor de asombrosos filmes que se han revalorizado con el paso de los tiempos.

Este “Billy el Niño/El terror de las praderas“, contiene soberbias interpretaciones, sobresaliendo fácilmente, dada su inmensa personalidad, Wallace Beery, inconmensurable como en él era habitual. Y a su lado, grandes “secundario”, como Russell Simpson.
Una película interesantísima, alejada de la gran mayoría de los filmes en los que Billy el Niño era el personaje principal, y quizás, por no decir seguro, su mejor representación en el celuoide.
Y eso que es de hace más de setenta años. En fin, la cara de vergüenza se le debería caer a más de uno.
De visión obligatoria para todo/as lo/as amantes del western.

Leer critica Billy the kid/el terror de las praderas en Muchocine.net

MUJER DE CIUDAD, UNA (Woman of the Town). 1943. Media de los bloggeros: 6

noviembre 7, 2008

Bat Masterson, el que fue el más famoso sheriff de Dodge City, trabaja ahora, en 1919, en la ciudad de Nueva York en un prestigioso periódico, como cronista deportivo.
Cuando un coleccionista de recuerdos pide alguna de las pistolas que utilizó en sus tiempos, Bat confiesa que no conserva ninguna, ya que quiere olvidarse de toda aquella época pasada.
Dice que enterró su última pistola a consecuencia de la promesa que hizo a una gran mujer.
Se recuerda la historia desde el principio.

Interesante western, un tanto menor, dirigida con profesionalidad pero poca imaginación por George Archainbaud, que no se puede decir que fuera precisamente un maestro en el género del far west.
La película está bien y es agradable de ver, aunque resulta algo lenta, empleándose un ritmo algo parco en ocasiones, casi contemplativo. Algo que en el westen no resulta de lo más estimulante, aunque sí en las escenas intimistas, de puro drama, que las hay.

Esto hace que a veces uno/a se desconecte un tanto de la historia, que más tarde se vuelve a retomar dados sus más que estimables intérpretes (Albert Dekker, Barry Sullivan…), con la gran Claire Trevor a la cabeza, una vez más lo mejor del film.
Por lo demás, tanto ambientación como dirección artística son excelentes.
Pero ya digo, en resumen, es bastante irregular, por lo que se tiende a olvidar pasado poco tiempo.

Leer critica Una mujer de ciudad (woman of the town) en Muchocine.net

LOS USURPADORES (Spoilers, the). 1942

agosto 30, 2008
Durante la Fiebre del Oro, un buscador es asediado por un empresario que tiene la ley de su lado.
Pronto hace su aparición una cantante de cabaret que se convierte en objetivo amoroso de ambos.

Entretenido western, por encima de la media de los que se hacían por esas fechas, que quizás no tenga mucho para quedarse en la retina del espectador para siempre, pero que, gracias a los estupendos diálogos por mor de un buen guión a cargo de Tom Reed y Lawrence Hazard, que adaptan con inteligencia la novela original de Rex Beach, sorprende gratamente. Y es que, además de escenas de acción espectaculares y brillantemente filmadas por el siempre convincente Ray Enright, el texto es magnífico, bastante superior al de los westerns tradicionales (si exceptuamos a los de Ford, Hawsk, Sturges y compañía, que siempre son excelentes…).
La película está francamente bien y se sigue gracias a un ritmo ágil y una dirección de intérpretes muy estimable, con un trío protagonista de postín: John Wayne, Randolph Scott y una Marlene Dietricht que en cuanto aparece prácticamente eclipsa a sus paternaires.
Profusión de extras que enriquecen el argumento, y una narración limpia y concisa que hace que el espectador disfrute durante todo el metraje.

De todas formas, repito, tiene algo el film que hace se olvide con cierta facilidad al de unos meses, costando un poco más de la cuenta recordarla medianamente bien. Pero ello no es óbice para otorgarle un bien muy alto o un notable algo bajo, si se prefiere.
El trío protagonista repetiría en otro film: Pittsburg, de Lewis Seiler, que no es un western precisamente.
Y como curiosidad, observar que en el segundo cartel, aparece como director de la cinta Frank Lloyd, gran director pero que yo sepa no tuvo nada que ver en este film. Quizás estoy equivocado y se realizó al alimón, pero oficialmente solo aparece acretidado como su realizador Ray Enright. En fin, no sé si es un error de impresión o efectivamente los dos tuvieron algo que ver en el resultado final de este buen trabajo.

Leer critica Los usurpadores (The Spoilers) en Muchocine.net

BILLY EL NIÑO (Billy the kid). 1941

junio 29, 2008
William Boy, más conocido como “Billy el Niño”, tiene un pasado como pistolero desde que mataron a su padre a sangre fría y él se vengó.
Pero un día conoce a un hombre que le dará una oportunidad para ser un hombre honrado.

Floja película del oeste, dotada de muy poca inspiración por parte de David Miller, un irregular realizador que sí consiguió algún meritorio éxito en otros géneros, y una verdadera maravilla: “Los valientes andan solos“, con Kirk Douglas y Walter Mathau, una especie de western moderno, que personalmente la considero una pequeña obra maestra.

Cíñendonos a “Billy the Kid“, parece mentira que sea de la Metro Goldwyn Mayer, pues para realizar esta película se utilizaron grandes cantidades de decorados que simulaban montañas, casas… estando realmente mal hechos. Cantan que es una barbaridad y le restan en ciertos importantes momentos credibilidad.
Pero no es el único fallo. Se le pueden añadir un muy irregular ritmo narrativo, con tiempos muertos que superan lo deseable, un esquematismo en la puesta en escena y un fallido halo poético.

Menos mal, aunque no lo remedia, que el elenco interpretativo es más que importante, con protagonismo de un joven (aunque mucho más viejo que el personaje real (otro de los fallos del film)) pero ya experimentado Robert Taylor, acompañado de excelentes “secundarios” (como muy injustamente se les llamaba entonces) Brian Donlevy, Chill Wills (de nuevo), Gene Lockhart y/o Ray Teal, otro habitual en el género rey (y añorado sheriff del pueblo de la mítica “Bonanza“).
En fin, si no se tiene nada mejor que hacer se puede ver, pero el tedio está presente en buena parte de la película y no deja precisamente buen sabor de boca siendo, lo más seguro, una de las menos afortunadas revisitaciones del joven Billy en la historia del cine (si exceptuamos simpáticos intentos por parte del spaguetti western, claro).

Leer critica Billy el Niño (Billy the Kid) en Muchocine.net