Archive for the ‘Sally Kirkland’ Category

SILLAS DE MONTAR CALIENTES (Blazind Saddles). 1974. Valoración: 7,50

marzo 29, 2009

La construcción de la línea del ferrocarril llega a un pequeño pueblo del oeste llamado Rock Ridge.

La tierra allí se revalorizará una fortuna, pero sus habitantes ya son propietarios de su propio terreno.
Bart es un negro que trabaja en la construcción de la vía del ferrocarril que cruza el Oeste y su territorio indio. A punto de ser colgado de una soga, no le queda más remedio que aceptar el cargo de sheriff de Rock Ridge. Detrás de esta decisión está el corrupto y usurero Gobernador William J. Lepetomaine y su malvado ayudante Hedley Lamarr. Los dos esperan y desean que con un sheriff negro en el lugar reine la anarquía y sus habitantes abandonen el lugar y sus tierras, pudiendo así venderlas a la compañía del ferrocarril.
Bart, sin embargo, contará con la ayuda del pistolero más rápido, Jim The Waco Kid.

Entretenida y muy simpática parodia del oeste, a cargo del inefable Mel Brooks, en esos momentos en plena forma física y mental.
Es irregular en sus gags, pues la cinta está llena de ellos y, claro, hay de todo, desde momentos desternillantes e hilarantes, hasta alguna chorrada marca de la casa. Pero siempre sacando la sonrisa y muchas veces la franca risa al espectador, que contempla todo divertido y acaba aceptando la propuesta de Brooks, que no en vano, entre chiste y chiste, arremete contra los políticos corruptos, los especuladores y los vividores.

Es un canto a la lucha contra la injusticia, y para narrar todo ello, con un buen ritmo, conseguidos diálogos y estupendas interpretaciones (nada menos que gente como Cleavon Little, Slim Pickens, Dom de Luise y/o el finado y siempre recordado Gene Wilder), emplea una buena base técnica, sólida, que consigue una perfecta ambientación de la época y una preciosa fotografía y banda sonora. Es decir, que formalmente es impecable.
Una película que, quizás vista hoy en día no luzca tan bonita como antaño pues el sentido del humor ha cambiado en el mundo, pero sigue siendo un buen ejemplo de un cine cómico tendente a la desaparición, y del que el bueno de Mel Brooks es uno de sus últimos exponentes.
Está bien, es agradable de ver y todavía muchos de su gags siguen conservándose tan frescos como cuando se rodó.

Anuncios

MUERDE LA BALA (Bite the Bullet). 1975. Valoración: 7

febrero 23, 2009
Se establece una competición entre varios hombres bien dispares y una valerosa mujer para conseguir un importante premio.
Se trata de una carrera de caballos pero de fondo, a través de muchas millas.
Entre los personajes se irán estableciendo relaciones y vivirán diversas aventuras.

Una prostituta a Gene Hackman, a punto de tener relaciones sexuales:

– ¿Cómo te gusta, cariño?
– En silencio“.

Bueno y bonito western, digno de Richard Brooks, un director siempre excelente, que imprime elegancia y sofisticación, amén de gran intensidad dramática a todos sus trabajos, algunos de ellos memorable, como por ejemplo “Los profesionales”, “Con los ojos cerrados” y/o “El fuego y la palabra“.
Seria, formal, combinando sabiamente los momentos humorísticos (magníficos dialogos y soliloquios a cargo de James Coburn) con los dramáticos y púramente de acción encuadrados de lleno en el western más genuino.
Resulta ua agradable pasatiempo que no cansa por más que la veas y se recuerda por ello con gran cariño.

Estuvo nominada a la mejor banda sonora, gracias a la extraordinaria música de Alex North, y al sonido, memorable y que le imprime de fuerza dramática al argumento en muchas escenas, como cuando se les oye jadear a los pobres caballos sometidos a un terrible castigo durante muchas millas.
Una cinta con parte de lo mejor de los años setenta en el apartado interpretativo (Hackman, Coburn, Michael Vincent, Bergen, Ben Johnson…), que contiene una gran lección de vida, con personajes llenos de dignidad, junto a otros francamente rechazables.
Buena película.

NEVADA EXPRESS. 1975. Valoración de los bloggeros: 7,66

febrero 16, 2009
A bordo de un tren, en los tiempos del lejano Oeste, un agente secreto trata de descubrir a unos traficantes de armas.

Entretenida, aunque no demasiado buena película policíaca dentro del marco del western. Es un western, claro está, pero su argumento y constantes le acercan, por espíritu, más al thriller o género negro…o más bien policíaco, sin más.

La historia no es nada del otro jueves, pero se ve bien pues hay bastante acción, y eso hace que no decaiga en ningún momento. No hay que olvidar que el director es Tom Gries, un estimable realizador que consiguió buenas películas, como “El más valiente entre mil“, “La casa de cristal” y/o “Fuga suicida“, con el propio Charles Bronson, como en esta ocasión.
El plantel de actores “secundarios” es muy bueno (Richard Crenna, el soberbio Ben Johnson, el orondo e impecable Charles Durning, y/o el seguro valor Ed Lauter) y eso también repercute en la calidad de una cinta de por sí escorada hacia la serie B, pero que está muy bien narrada, con agilidad, excelentes escenas de acción, con bastante violencia explícita, y unas convincentes interpretaciones, incluída la del muchas veces pétreo Charles Bronson.

Se ve bien, aunque quizás se olvida con cierta facilidad. O mejor dicho no se olvida, pero sí que sus escenas, al cabo de un cierto tiempo tienden a la dispersión y puede que a la confusión con otros filmes de parecido pelo.
En mi opinión, una cinta sobria, eficaz y que deja un más que aceptable sabor de boca.

Leer critica Nevada express en Muchocine.net