Archive for the ‘Susan Clark’ Category

¡QUE VIENE VALDEZ! (Valdez Is Coming). 1971. Valoración: 6,40

octubre 24, 2009

Valdez mata a un hombre, presunto criminal acusado por el amante de su mujer, demostrándose más tarde que no era culpable.
El encargado de la ley que tenía la misión de perseguirlo se desentiende del asunto, y Valdez decide reunir dinero para entregárselo a la viuda.

Bastante entretenido film, aunque en verdad algo extraño.
Y es que no es el típico/tópico western donde los personajes son arquetipos, cristalino y convencionales. No. La mayoría de los personajes tienen recovecos de toda índole, no son de una pieza y no se sabe por dónde saldrán.
El protagonista sí que es claro. Sabe lo que quiere y cómo lo quiere. Pero no lo tendrá fácil.

La película está corréctamente realizada por Edwin Sherin, que no es precisamente un conocido ni en el mundo del cine ni menos en el del far west. Su contratación era un arma de doble filo. Por una parte se pretendía y creo que se ha conseguido, hacer algo distinto a lo trillado. Y por otra parte, podría haber pasado (me temo que también ha ocurrido) que muchos espectadores y críticos la rechazaran de plano al salirse por la tangente en un buen número de escenas. Vamo, que no se trata de un clásico, ni en sus maneras ni en su estudio psicológico de los personajes.
Es amena y se sigue con interés, si se acepta el espíritu de la cinta, cinta que está muy bien fotografiada por Gábor Pogány, y saca magnífico partido de paisajes españoles, donde se rodó la peli, de por ejemplo la Sierra de Gredos y/o Tabernas, Almería. Los interiores se rodaron en Roma, Italia.
Bien los intérpretes, con un muy veterano Burt Lancaster en magnífica forma, una brillante, como siempre, Susan Clark y el añorado Richard Jordan componiendo un peculiar y rico personaje.
A mi me gustó aunque reconozco que no es un western al uso, por lo que pudiera no convencer a una mayoría.

Anuncios

LOS TROTAMUNDOS (Skin Game). 1971. Valoración: 6,55

octubre 11, 2009
Hacia mil ochocientos ochenta o así, en los Estados Unidos, dos hombres, uno blanco y otro negro, se dedican a estafar a los hombres de los pueblos, haciéndose pasar el blanco por un vendedor de esclavos y el otro por el esclavo. Lo vende y luego el negro se escapa y se reparten el botín.
Sin embargo, los tiempos son peligrosos y en algunos lugares la trampa puede no salir bien.

Entretenida película, que aunque western, al estar ambientada en dicha época y tener todas sus constantes, también, y sobre todo, se trata de una comedia, aunque con fondo bien serio.
Su aspecto técnico es admirable ya que tiene una magnífica fotografía a cargo del reputado Fred J. Koenekamp, así como una impecable banda sonora de David Shire. Por su parte, la ambientación es meritoria, gracias a la estupenda dirección artística de Herman A. Blumenthal.Sin embargo, y a pesar de que casi siempre las críticas han sido bien positivas, a mi entender la mezcla de comedia y drama sólo alcanzan momentos aceptables, pero no plenamente conseguidos.


Se ve sin ningún problema y con una sonrisa en la boca, pero se aprecia que podría haber sido bastante mejor si tras la cámara hubiera estado alguien con más imaginación y más familiarizado con el puro western. Y es que Paul Bogart no parecía la mejor opción.
Y por esta razón (se me ocurre pues no tengo ningún dato que lo corrobore) se requirió la “ayuda” (cooperación siendo políticamente correctos) del gran Gordon Douglas, que seguro logró elevar el listón con escenas propias del western.
Bien como siempre Lou GossettJr, actor magnífico y siempre recordado por su soberbio papel en la mítica serie televisiva “Raíces”, y bastante sorna en algunos momentos.
Lo dicho, está bien pero al final creo sabe a poco dados los buenos mimbres que contenía.

AMIGOS HASTA LA MUERTE (Showdown). 1972. Valoración: 6,45

septiembre 15, 2009
Dos amigos desde la infancia, enamorados de la misma mujer, comparten sueños e ilusiones.
Uno de ellos logra casarse con la mujer, el otro, para no estorbar, decide vivir una nueva vida en otro lugar. Llega a a asaltar en compañía de otros tres hombres un tren.
Su amigo, convertido en sheriff del pueblo, inicia su búsqueda.

Entretenido western, aunque menor dado que se ve a simple vista que no posee más ambición que la de hacer pasar un rato entretenido. Pues objetivo cumplido…y no mucho más…aunque tampoco menos.
Y es que sucede que posee un guión convencional, nada original, y la realización no es de las mejores de George Seaton, autor de alguna peli estimable como por ejemplo “Milagro en la calle 34“, “Aeropuerto” y/o “Espía por mandato“. Todas ellas alejadas de la obra maestra, pero estimables títulos que conviene recordar.
Pero es que en el año de “Amigos hasta la muerte” estaba ya muy mayor y se nota en la no demasiada frescura y fuerza dramática del conjunto.

No obstante, hay buenos detalles, destacando fácilmente el tiroteo final, muy bien rodado.
En cuanto a los intérpretes, los dos protagonistas (Rock Hudson y Dean Martin) se llevan la palma sobre los mal llamados secundarios, aunque quien está inconmensurable es la siempre excelente Susan Clark, una actriz hoy olvidada, me temo, y que a mí me ha gustado desde siempre.
Buena fotografía de Ernest Laszlo que destaca los bellos paisajes de Abiquiu, Nuevo México, y/o Kernville, California, un lugar recurrente en las pelis del oeste.
Por lo demás, no demasiado.
Un western menor, modesto en líneas generales, que entretiene y cae en el olvido.