Archive for the ‘Val Kilmer’ Category

TOMBSTONE. 1993

mayo 7, 2008
Wyap Earp, leyenda viva del far west ha dejado la vida que llevaba y se traslada a Tombstone para llevar una vida normal con sus dos hermanos y respectivas esposas.
Sin embargo, un grupo de hombres llamados “los cowboy”, tienen atemorizados a todos los habitantes del lugar.
Pronto empiezan los problemas entre dichos hombres y los hermanos Earp.

Enttretenido western realizado de forma mediocre pero eficaz por George Pan Cosmatos, un director que tiene como mayor logro (muy poco me parece) haber trabajado en la franquicia “Acorralado”, con Sylvester Stallone.
Aquí cuenta una historia ya archisabida, sin darle demasiada consistencia psicológica.
Y es que, no alabada precisamente por la crítica especializada (alguno la tachó de “deleznable”), se trata de una cinta amena, aunque bastante deslavazada.
Hay como insertos en el argumento principal, siendo el “anecdotario” guionístico superior al rigor argumental. Es decir, que a aveces los árboles no dejan ver el bosque, aunque las escenas de acción resultan vistosas y se pase el rato agradablemente, sobre todo si eres un amante de este género.

Si no fuera así, quizás pudiera saber a poco, dejando sin duda alguna un poso de decepción. A veces el caos impera sobre todo lo demás, pero en otras ocasiones es intensa.
No se trata de una obra mayor, ni mucho menos, pero no aburre en ningún momento y los muchos intérpretes (Kurt Russell, Val Kilmer, Sam Elliott , Joanna Pacula…e incluso un maduro Charlton Heston) se ajustan sin problemas a sus papel, por ejemplo, con un Val Kilmer que tuvo que adelgazar lo suyo para parecerse a Doc Hollyday, toda una institución del far west con aureola mítica.
En efecto, viendo este film no se aprende nada nuevo, pero tampoco sales del cine exigiendo el dinero a la taquillera (bueno, en su día bastanes críticos al menos lo pensaron).

Leer critica Tombstone en Muchocine.net

DESAPARICIONES (Missing, the) 2003

enero 9, 2008
La hija mayor de una mujer que se gana la vida como curandera, es secuestrada por un grupo de indios apaches y algunos hombre blancos.
Han raptado a un grupo de mujeres blancas y alguna india para venderlas en México.
El padre de la curandera, un hombre blanco que abandonó a su familia hace muchos años para irse a vivir con los chiricaguas, seguirá su pista para tratar de rescatarla.

Esta película puede decirse sin faltar a la verdad que no es buena. Eso es cierto. Tiene evidentes fallos como una gran irregularidad en el ritmo, un empleo de la música repetitiva, un manejo de la cámara con insistentes y gratuitas, amén de poco efectivas tomas aéreas, y sobre todo un excesivo metraje para lo que cuenta.
Todo eso es cierto, pero no es menos cierto que no resulta burda, sino digna, que no es aburrida sino entretenida, y posee elementos cinematográficos positivos como la excelente fotografía que realzan bellísimos paisajes, y unas interpretaciones de Tommy Lee Jones, Cate Blanchet y la niña pequeña, bastante buenas.
Lo que ocurre es que le tenían ganas a Ron Howard pues éste, creyéndose un Dios tras ganar el Oscar de Hollywood al mejor director por “Una mente maravillosa”, llevó su película al reciente festival de Berlín pensando que era la repera. Y claro, una cosa es lo que sus colegas de Hollywood piensan y otra es lo que merece.
Pero eso es otra historia, pues “Desapariciones”, evidentemente, no mereció ningún premio en Berlín, pero tampoco el general varapalo que se llevó. No es una película para llevarla al festival, pero mucho peores cosas se han visto por allí y casi nadie ha dicho nada.

Por otro lado es completamente injusta la insistencia de los críticos de todo el mundo en comparar esta cinta con “Centauros del desierto”, de John Ford, sólo por tener puntos en contacto en cuanto a la historia se refiere. Solamente comparar cualquier película actual, sea cual sea, con las de John Ford, demuestra una mala lecha impresionante, pues la comparación no solamente es odiosa, sino ridícula y de mala fe.
Ford, desgraciadamente, al igual que Hawks, Daves o Sturges, por citar algunos pocos ejemplos que hicieron en vida maravillosos westerns, hace tiempo que están criando malvas y hay que dejarles en paz. Dejemos a los vivos que hagan lo que puedan y no los critiquemos porque no lleguen a las suelas de sus zapatos. Ni siquiera Clint Eastwood en sus películas del Oeste (si descontamos “Sin perdón” y quizás, ni siquiera ella) les hace sombra.
En fin, que “Desapariciones” es un muy digno western, muy mejorable, sí, pero disfrutable, sobre todo para los amantes del western.