Archive for the ‘Verna Bloom’ Category

HOMBRE SIN FRONTERAS, EL (Hired Hand, the).Valoración: 6,70

noviembre 21, 2009
Un cow boy está dispuesto a remediar los errores cometidos tiempo atrás por una mujer.
Harry Collings vuelve a casa después de deambular junto a su amigo, Arch. Su esposa, que le había dado por desaparecido, permite que se quede junto a ella creyendo que todo volvería a ser como antes. Pero entonces Harry tiene que tomar una decisión difícil con respecto sus lealtades y prioridades.



Bastante interesante film, western de marcado acento clásico por un lado y sin embargo también con elementos originales que subyugan por su marcado acento poético, aunque a la par con violencia contenida pero explosiva cuando llega el caso.
Debut en la dirección de Peter Fonda, hijo del mítico Henry y hermana de la excelente Jane, resulta ciertamente irregular y hasta extraña en ocasiones debido a la singularidad, primero de sus personajes y segundo del tempo narrativo empleado. Un tempo tranquilo pero inexorable, que da tiempo a degustar como un manjar las peculiaridades de esta por momentos brillante cinta del oeste.

Lo mejor, amén de la preciosa fotografía del maestro Vilmos Zsigmond que da lustre a las localidades de Cabezón y Chama (Nuevo México), y la bonita música de Bruce Langhorne, son sus maravillosos intérpretes, sobre todo la siempre maravillosa Verna Bloom y el aquí inconmensurable Warren Oates, siempre recordado actor, sobre todo por sus trabajo con Sam Peckinpah.
Y para finalizar, contar una anécdota más o menos divertida. Divertida recordándola hoy en día, un poco irritante en su día. La ví en el cine Burceña (Barakaldo,Bizkaia), y nos la proyectaron con los primeros dos rollos cambiado. Fue la leche, aunque no por ello dejó de dejarnos un buen recuerdo.

Anuncios

INFIERNO DE COBARDES (High plains drifter). 1973. Nota media: 8

mayo 1, 2009
Un misterioso personaje llega a un pueblo amenazado por la próxima visita de tres rencorosos criminales, por lo que rápidamente se le solicita protección; consciente de que es imprescindible y nadie se atreverá a enfrentársele, comienza a humillar y exigir progresivamente a los ciudadanos.

Primer film del oeste que dirigió el gran Clint Eastwood (en esa época menos grande que en la actualidad…).
Se trata de un film original en cuanto a su temática, y en cuanto a determinados empleos del color y la fotografía. En cuanto a su temática, no en vano el “héroe” no lo es tanto, al menos en cuanto a la moral que exhibe, en sus violentos y crueles métodos y en su poca complacencia para con el resto de sus semejantes. Y en cuanto al color, al emplear el rojo con la intensidad y cromatismo del infierno puro y de la muerte.

Es un film interesante, aunque lejos de la maestría que años después demostraría su autor, pero en todo momento resulta entretenida y muy amena, aunque ciertamente, repito, todo lo que hace el protagonista, “el bueno” de la película, resulta lejano a los positivos sentimentos que debe albergar quien debe velar por nuestros intereses y seguridad.

Al final queda todo aclarado, el porqué lo hacía, etc, pero durante el metraje está bien mostrada la dualidad y hasta contradicción, dando a entender que el ser humano tiene de todo, partes buenas y demonios interiores y deudas no pagadas que nos llevan por caminos oscuros y hasta violentos, como es el caso.
Un film singular, que creo se trata de un buen borrador de su ya mejor “El jinete pálido“, y que se sigue regularmente proyectando en las televisiones del mundo entero con un éxito merecido.
Y es que siempre es un acierto por su original puesta de escena y por la intensidad dramática conseguida.