Archive for the ‘William Demarest’ Category

SMITH EL SILENCIOSO (Whispering Smith). 1948

junio 11, 2009
Smith es un hombre pagado por el ferrocarril que busca a unos malhechores especializados en asaltar trenes y llevarse su mercancía.
Por ello va a la ciudad donde cinco años antes vivió.
Allí se reencuentra con su mejor amigo, y con la esposa de éste, mujer de la que siempre estuvo enamorado pero nunca se atrevió a confesar.
El amigo ahora sigue siendo una buena persona, pero tiene unos amigos nada buenos que cree Smith andan en el asunto de los robos.

No demasiado conocido western, dirigido con dinamismo por Lesley Fenton, un honesto realizador que nunca tuvo mucho éxito, y que cimentó la popularidad de Alan Ladd, erigiéndose como uno de los mejores de su época en esta clase de cintas.
Se trata de un película del oeste amena, muy entretenida, con mucha “ferretería”, esto es: tiros, bien narrada e interpretada. Entre los ilustres actores hay hombres de gran consolidación tanto en cine como en teatro, como William Demarest, Robert Preston y el siempre excelente Donal Crisp.
Otro aliciente de calidad que debe tenerse muy en cuenta, pues se convierte en otro personaje más de la trama, es la maravillosa fotografía que da lustre a los preciosos paisajes nevados donde se desarrolla la historia.

Con todo ello se logra un estimable entretenimiento para toda la familia, consiguiéndose aquello de “una película para toda la familia”. Bueno, o más bien para casi toda, ya que al existir violencia y hasta sangre, para los más peques no es muy adecuada…
Un buen ejemplo de estimable western de finales de los cuarenta, donde todo está perfectamente planificado hasta el más mínimo detalle para conseguir un resultado redondo.

Anuncios

EL CABALLERO DEL OESTE ( (Along Came Jones). 1945. Valoración de los bloggeros: 6

diciembre 16, 2008

Cuenta el enfrentamiento entre un modesto héroe que incluso canta y toca la guitarra, con un hombre fuera de la Ley desalmado e inteligente.
Dos Cowboys se ven envueltos en una terrible confusión.
Uno se llama Melody Jones, y el otro es Monte Jarrad, un pistolero reclamado y buscado por las autoridades, acusado de robos y asesinatos.
Cuando el primero llega a la ciudad de Payville con su socio, sus habitantes creen reconocer en él al forajido.
Pero Melody, lejos de desmentir la confusión, decide suplantar al forajido por el amor de una mujer, antigua novia de Jarrad…

Bastante atípico western, que posee buenas críticas de los especialistas, no sólo en el género rey, sino en todos en general.
Pues bien…a mí no me convenció en absoluto al verla hace muchos años por televisión, dejándome atónito y un tanto perplejo.
Supongo que fue porque no me esperaba un film así, tan poco convencional, y que para ser un western, contiene elementos un tanto disonantes con el mundo propio del far west. Y es que, por ejemplo, ver al héroe tranquilamente (Gary Cooper transmite pachorra en prácticamente todas sus escenas) subido a su caballo, cantando y tocando la guitarra, pues qué queréis que os diga, me resultó algo fuera de lugar.

Pero no es eso solo lo que no me convenció sino que, además, el sentido del humor que destila a lo largo de todo el metraje esta curiosa cinta, me repatinó en buena medida, rechinándome y haciéndome pensar en qué carajo estaba viendo y oyendo.
Apenas hay acción y los estupendos intérpretes, sobre todo el gran Dar Duryea, sí que están bien, amén de lo guapísima que sale la siempre estupenda (en todos los sentidos) Loretta Young.
Un western, por tanto, que resulta, creo, interesante en general, pero más bien por la propuesta en sí que por el resultado final.
Stuart Heisler, el director, hombre ducho que tocó casi todos los géneros logrando productos amenos y entretenidos, aquí, para la gran mayoría, volvió a lograrlo. En lo que a mí respecta, me dejó frío.
Supongo que es una de esas pelis que merecen una segunda revisión. Esperaré.

Leer critica El caballero del oeste en Muchocine.net