Archive for the ‘Woody Strode’ Category

EL ÚLTIMO REBELDE (Last Rebel, the). 1971. Valoración: 4,85

noviembre 15, 2009
La Guerra de Secesión americana finaliza y dos soldados rebeldes, en vez de ingresar como prisioneros en un campo de ídems, deciden poner pies en polvorosa. Uno es joven y rebelde y el otro viejo y astuto.
El primero, hombre íntegro a pesar de lo vivido, decide ayudar a escapar a un negro que está a punto de ser ahorcado por el mero hecho del color de su piel.
Al principio los tres son colegas, más o menos pues el veterano no puede ver al negro, pero a consecuencia de un buen puñado de billetes conseguido por el joven jugando al billar, el veterano decide quedarse con todo el dinero.

Western malo, coproducido entre los Estados Unidos e Italia, teniendo el sabor de lo genérico del país europeo, esto es, sabor de spaguetti western, y no del bueno, que también lo hay.

En esta ocasión Denys McCoy consigue un producto cansino, insípido a más no poder, con un inexistente ritmo y un sentido de la aventura y la acción bastante desastrado.
Tediosa, se puede ver mientras se dormita, pero todo está mil veces visto y mejor áun anteriormente, salvándose tan sólo la fotograbía y la banda sonora. El resto, totalmente prescindible.
Pobre de solemnidad, da un poco de pena ver al siempre estupendo Jack Elam y al fordiano Woody Strode en este tipo de embolados (para ellos, que por otra parte tenían que comer, claro).

LA AMETRALLADORA PERDIDA (Gatling Gun, the). 1973. Valoración: 5,15

octubre 5, 2009
Tres soldados del Ejército de La Unión, con ayuda de una mujer y de su padre, un reverendo amigo de los indios, trata de esconder una ametralladora Gatling, capaz de disparar en un minuto 500 balas.
Esto podría acabar con los indios, en especial con su jefe, “Dos cuchillos”.
El soldado y la mujer son apresados por un valeroso teniente y su pequeña tropa, teniendo todos que pasar la noche en un lugar de paso donde vive una honrada familia compuesta por padre, hijo e hija, muy bella por cierto.
“Dos cuchillos” y sus hombres tratarán de acabar con los blancos y la ametralladora, aunque no saben que esta no funciona pues le falta el percutor.

Pobre western, un poquito tardío, que no se sabe bien si está a favor o en contra de los indios.Y esto podría ser un buen ejemplo de la indefinición y falta de personalidad de este trabajo del más bien ignoto Robert Gordon, un realizador para mí desconocido.
La peli se puede ver, pero resulta larguísima pese a su duración stándard. Ello sucede porque el tedio aparece varias veces, no siendo mínimamente interesante hasta los minutos finales. Momentos en los que podemos apreciar por fin el espíritu del film, que no está nada mal pues es la verificación de lo que un arma tan destructiva puede hacer cuando el hombre la usa para matar a su semejante.

Estos momentos están más o menos bien, pero para llegar a ellos hay que tragar mucha paja y escenas francamente mal planificadas y sin garra ninguna.
Sosa pues, y poco entretenida, donde ni siquiera la presencia de gente tan grata en el western USA como los fordianos Woody Stroode y/o John Carradine, pueden hacer nada para levantar este pequeño bodriete.
Aunque eso sí, la escena en la que Judy Jordan se le echa encima sin más ni más al bueno del teniente tiene su miga. Más que nada porque momentos antes, y casi en un primer plano podemos admirar la “pechonalidad” de la chica. Oye, majestuosa.

LOS VENGADORES (The Revengers). 1972. Valoración: 6

junio 8, 2009
John Benedict, un pacífico ranchero, se encuentra con que su familia ha sido masacrada por comanches a las órdenes de un blanco renegado.
Ansioso de venganza, John saca de la cárcel mexicana a seis hombres para que le ayuden a dar con el culpable y matarlo.

Irregular western, algo extraño en su realización y con una ambigüedad moral que puede resultar contradictoria en un primer vistazo.
He de comenzar diciendo que la primera vez que la ví, en el cine, a toda pantalla, y en compañía de mis aitas (padres), me gustó bastante. Sin embargo, la crítica especializada siempre la ha tachado de floja y aburrida.
Vayamos por pates.
De mi visión de esta cinta, años después, por televisión, coincido con los críticos. Me pareció que no tenía mucho sentido la peli, siendo los personajes estereotipados y la acción muy desigual.
Lo cierto es que me dí cuenta de los fallos y de que, en realidad, vista en su conjunto no deja de ser mediocre, aunque resultona.
Sin embargo la primera vez me convenció en líneas generales, pues como digo en el cine cualquier película te gusta mucho más al verla en toda pantalla, con esos grandes paisajes y colores bonitos, acompañados de una resultona música.

Sin embargo es cierto que la primera media hora o así me pareció en su espíritu y estética más propiamente un spaguetti western. Pero poco a poco, minuto a minuto, se fue haciendo más digerible, más disfrutable, hasta llegar a ser o parecerme verdaderamente bonita e interesante. Además, el final lo considero positivo desde el punto de vista puramente ético.
De todas formas, sí que parece y así es, que pretende emular a la obra maestra de PeckinpahGrupo Salvaje“, contando incluso con sus dos protagonistas (unos discretos aunque eficaces William Holden y Ernest Borgnine), pero esta de ahora “Los vengadores” se queda finalmente como un pálido reflejo de aquella. Y es que el director, Daniel Mann no se puede comparar a Peckinpah, siendo más discreto y menos valiente para mostrar la violencia, rabia y honor de sus personajes.
En definitiva, que la considero amena y no molesta su visión, pero se queda a medio camino de lo ambicionado, si es que tenía alguna ambición. Y es que, finalmente es un film poco perdurable en la memoria, aunque haga pasar el rato.

EL HALCÓN DE INVIERNO (Winterhawk). 1975. Valoración: 6

marzo 9, 2009

Winterhawk” es un jefe indio pies negros, valeroso y poco amigo de los blancos. Sin embargo, un día necesita ayuda de ellos y va en su busca pidiendo medicinas pues su hijo tiene la enfermedad del hombre blanco: varicela.
Los blancos le rehuyen y dos de ellos, asesinos y ladrones, incluso intentan asesinarle y robarle.
El huye y secuestra a una mujer blanca y al hermano pequeño de ella.
Su tío, junto con un grupo pequeño de hombres blancos, comienza su búsqueda y posible rescate.

Interesante western dirigido por el siempre honesto Charles B. Pierce, con bastantes toques antropológicos y una estética algo almibarada, con abundantes escenas a cámara lenta pero sumamente atractiva para los ojos del espectador.
Incluso hay toques originales y poco comunes en los westerns, como la música, con muchas melodías utilizando el piano.Dicha música, en las escenas con nieve, quedan bellas y sugerentes.

La acción, no excesiva y siempre medida en su duración y tiempo, está bien realizada, destacando todas y cada una de las muertes, que tienen su importancia moral y ética.
Buenas y esforzadas interpretaciones (pasaron mucho frío y se nota los entrañables Elisha Cook Jr, Denver Pyle y/o el fordiano Woody Strode), y una fotografía de gran categoría.
En resumen, buen aunque algo extraño western que no ha pasado a la historia del cine, pero que merece la pena.

RAPIDA Y MORTAL (Quick and the dead, the). 1994

abril 16, 2008
A un pequeño pueblo, en medio del desierto, llega una mujer dispuesta a participar en un campeonato de duelistas.
El premio son más de cien mil dólares. Lo ofrece el cacique del lugar, un mal bicho, que muchos años atrás asesinó al padre de la joven. Pero él no la reconoce.
Poco a poco van quedando menos participantes,. pues a partir de los cuartos el duelo es a muerte.

Según la crítica especializada, una verdadera basura.
En mi opinión esta opinión es excesiva y algo injusta puesto que, excelencias cinematográficas aparte, que no las tiene en abundancia ciertamente, el film no está mal
Para empezar es bastante entretenida, y se sigue con interés.
Cierto es que el director, Sam Raimi , bueno para hacer películas de género de acción futurista y/o de simple pero imaginativo terror (“Posesión infernal”, “Ola de crímenes, ola de risas”, la muy estimable “Un plan sencillo”, además de “Darkman“), no lo es para dirigir westers.

En efecto, a veces parece fuera de onda, o simplemente menos a gusto. Pero logra que guste la historia, un tanto poco rigurosa en algunos momentos y tendentes a la artificiosidad y la vehemencia expositiva. Pero no es menos cierto que, gracias sobre todo a un buen elenco interpretativo (Sharon Stone, el ahora encumbrado Russell Crowe, un niñato y francamente antipático (su personaje) Leonardo di Caprio, y el siempre excelente Gene Hackman), la cinta consigue que estemos pendientes en todo momento de cómo finalizará.
Puede que no sea una película buena, pero sí eficaz en su discurso.

Leer critica Rápida y mortal en Muchocine.net