Archive for the ‘Jill Ireland’ Category

CHATO EL APACHE (Chato’s land). 1972. Valoración: 5

agosto 25, 2009
Una “posse” de ciudadanos es formada rápidamente con objeto de partir en busca de un apache acusado de asesinar a un “sheriff”.
En efecto, Chato, que así se llama el indio, le ha matado, pero en defensa propia.
Los ciudadanos le persiguen, pero dan con la esposa del indio, a la que violan.
Desde ese momento será Chato quien persiga, para matarlos, a los “honrados” ciudadanos blancos.

Un western mediocre a más no poder, que tiene un ejemplar elenco interpretativo completamente desaprovechado por mor de un ridículo e incongruente guión.
Actores de primera (Palance, Whitmore, Jordan, Basehart…), estupenda fotografía, agrestes paisajes, bastantes escenas de acción, con gran profusión de exacerbada violencia…Todos estos elementos existen en el film, pero no de forma atractiva, sino plúmbea, sin pies ni cabeza, sin sentido lógico alguno.

Un ejemplo de esto último es la escena en la que, tras haber violado salvajemente a la esposa del protagonista,uno de los violadores, creo recordar que el interpretado por Richard Jordan, les dice a sus compañeros que desde ese momento en adelante no quiere que le sucede a la mujer nada malo, pues se ha enamorado de ella. ¡Toma castaña!. Creíble al cien por cien, vive Dios.
Una cinta que desaprovecha el material del que dispone, para enjaretarnos una vulgar peli que merece el suspenso claramente.
Mal dirige Michael Winner, que dos años más tarde descubrió el filón para uno de sus actores fetiches, Charles Bronson, con la deleznable pero exitosa “El justiciero de la ciudad“.

NEVADA EXPRESS. 1975. Valoración de los bloggeros: 7,66

febrero 16, 2009
A bordo de un tren, en los tiempos del lejano Oeste, un agente secreto trata de descubrir a unos traficantes de armas.

Entretenida, aunque no demasiado buena película policíaca dentro del marco del western. Es un western, claro está, pero su argumento y constantes le acercan, por espíritu, más al thriller o género negro…o más bien policíaco, sin más.

La historia no es nada del otro jueves, pero se ve bien pues hay bastante acción, y eso hace que no decaiga en ningún momento. No hay que olvidar que el director es Tom Gries, un estimable realizador que consiguió buenas películas, como “El más valiente entre mil“, “La casa de cristal” y/o “Fuga suicida“, con el propio Charles Bronson, como en esta ocasión.
El plantel de actores “secundarios” es muy bueno (Richard Crenna, el soberbio Ben Johnson, el orondo e impecable Charles Durning, y/o el seguro valor Ed Lauter) y eso también repercute en la calidad de una cinta de por sí escorada hacia la serie B, pero que está muy bien narrada, con agilidad, excelentes escenas de acción, con bastante violencia explícita, y unas convincentes interpretaciones, incluída la del muchas veces pétreo Charles Bronson.

Se ve bien, aunque quizás se olvida con cierta facilidad. O mejor dicho no se olvida, pero sí que sus escenas, al cabo de un cierto tiempo tienden a la dispersión y puede que a la confusión con otros filmes de parecido pelo.
En mi opinión, una cinta sobria, eficaz y que deja un más que aceptable sabor de boca.

Leer critica Nevada express en Muchocine.net

OCURRIO ENTRE LAS DOCE Y LAS TRES (From Noon Till Three). 1977. Valoración de los bloggeros: 7

diciembre 6, 2008
Una cuadrilla de proscritos cometen un robo y van a parar a una casa remota para robar un caballo.
La dueña de la casa es Amanda, una joven viuda que se encapricha de un miembro de la banda.
El hombre, en vez de marcharse con su banda, se queda a pasar tres maravillosas horas con la mujer.
Pero algo extraño e inusual sucede después.

Muy bonita película, toda una sorpresa por cuanto parece que será una chorradita y al final convence en su singular propuesta.
Se trata en realidad de un western un poco de cachondeo, realizado con oficio por Frank G. Gilroy, donde el género del far west está perfectamente representado, con todas sus constantes, pero también tamizado en todo momento por un claro espíritu festivo y de sano humor, aderezado con, en este caso, agradecidos toques eróticos.
Lo cierto que, dentro de su humildad, pues creo que no tiene mayor ambición y deseo que hacer que el espectador se lo pase bien, siendo imaginativa y muy entretenida.


Se sigue bien e interesa desde el primer al último minuto.
Tiene mucha coña, buenos diálogos y unas estimables interpretaciones.
El guión está trabajado, o eso creo yo, aunque quizás podría haber llegado más lejos. Pero honestamente creo que no era ese el deseo de los creadores de este ameno western.
En mi opinión merece la pena, aunque es verdad que una vez vista, la segunda vez puede parecer intrascendente. Entre otras cosas porque lo es.

Leer critica Ocurrió entre las 12 y las 3 (from noon till three) en Muchocine.net